Todo queda en casa

Hermanos que han pasado de compañeros a rivales

Los de Boer en su etapa en Amsterdam Los de Boer en su etapa en Amsterdam

El fin de semana pasado, ante el Newell's se dio, cuanto menos, un hecho anecdótico, jugaron dos hermanos juntos, los Zuculini. Franco y Bruno cumplieron el sueño de jugar desde el inicio juntos. El entrenador del Racing de Avellaneda, Miguel Ángel Russo, optó por los dos hermanos. La alegría no se hizo esperar. Pero esta no ha sido la primera vez que dos hermanos han compartido vestuario.

El ejemplo más claro son los hermanos De Boer. Ronald y Frank coincidieron en más de un equipo, hasta un total de cinco: Ajax, Barcelona, Glasgow Rangers, y Al Rayyan fueron sus destinos. Estos gemelos parecía que no podían vivir el uno sin el otro. Frank jugaba de defensa, mientras que Ronald lo hacía de centro campista. El Barcelona pagó por la pareja cerca de 3.500 millones de las antiguas pesetas.

Otro caso curioso son los hermanos Milito. Ellos también coincidieron en un equipo, el Zaragoza, además eran titulares indiscutibles. Luego optaron caminos diferentes. Gabi se marchó al Barcelona, mientras que Diego se fue rumbo a Italia, Genova e Inter fueron sus destinos. Se han llegado a enfrentar en más de una ocasión. Partidos con el morbo de ver si Diego podía superar a Gabi.

El Barcelona ha contado con otra pareja de hermanos, los García. Óscar y Roger disfrutaron de una buena etapa como blaugranas y consiguieron ganar muchos títulos. Tras acabar esta etapa en el Barça, se volvieron a encontrar más tarde en el Espanyol.

Una unión familiar que se prolonga en los terrenos de juego a las mil maravillas, que incluso llegó a calar hondo en la serie de dibujos animados de "Oliver y Benji". ¿Quién no recuerda sino a los hermanos Derrick y su temida catapulta infernal?

Artículos destacados

Comentarios recientes