Víctima de su miedo

Le faltó algo de mordiente

Mourinho falló en los momentos clave Mourinho falló en los momentos clave

Los seis goles del Real Madrid al Valencia más las seis dianas que le endosó al Sevilla en la última jornada de Liga, han terminado de demostrar la mordiente del equipo blanco en ataque.

Mourinho ha contado durante toda la temporada con jugadores contrastados como Cristiano Ronaldo, Özil, Di Maria o Benzema, todos ellos con una gran pegada y capaces de solucionar un partido en una sóla acción.

A tres jornadas para que termine la temporada, el Real Madrid es con 87 goles el segundo equipo más goleador del año, tan sólo superado por un Fútbol Club Barcelona con 91 tantos en su casillero.

Por encima de todos los jugadores madridistas está Cristiano Ronaldo. El portugués, está a dos goles de superar otro récord, el de marcar más goles en una temporada, que está en manos de Puskas, quien en 1959-1960 consiguió 47 tantos. De momento, el luso ha firmado ya 46 con la camiseta blanca, siendo el segundo jugador más goleador del equipo de Chamartín de todos los tiempos.

Pero el Madrid y en concreto Mourinho, ha desperdiciado en los momentos clave, esa capacidad ofensiva de la que el Madrid ha hecho gala durante toda la temporada.

Falló ante el Barcelona y eso le va a costar no sólo una Liga si no que también la presencia en la final de la Liga de Campeones. Ante el conjunto de Pep Guardiola no dió la talla en el Camp Nou donde fue vapuleado por 5-0 y en los últimos cuatro clásicos, la capacidad ofensiva del Madrid, brilló por su ausencia.

La suplencia de Benzemá y Adebayor tanto en la final de la Copa del Rey como en la eliminatoria de la Liga de Campeones, son una pequeña muestra de la falta de mentalidad ofensiva del Madrid en los momentos clave.

Durante todas las navidades, Mourinho estuvo pidiendo el fichaje de un delantero hasta que el club consiguió la cesión de adebayor. Jugador que no ha sido titular con continuidad y al que Mourinho no ha sabido sacarle todo el provecho.

El día de su presentación como técnico blanco, el portugués ya tuvo que defenderse de las críticias que aseguraban que era un técnico defenviso cuando aseguró que "si una mentira se repite mucho, acaba siendo verdad".

El caso es que en Milan, el portugués jugaba con tres puntas. Etoo, Milito y Pandev con Snejder por detrás, convirtiéndose en uno de los equipos del Calcio con más goles en su casillero.

Pero España y la presencia de Guardiola, le han cambiado, se ha arrugado en los momentos clave y no ha tenido valor para pelear con el Barcelona en el cuerpo a cuerpo.

Le ha faltado, en los momentos mportantes, la metalidad ofensiva que le ha sobrado en partidos que ya tenía encarrilados. Un cambio en la forma de ver el fútbol por parte del portugués que les ha costado dos títulos.

Artículos destacados

Comentarios recientes