¿Por qué el Madrid debe quedarse con Benzema y no Higuaín?

El francés es más "conveniente" para el equipo

Gonzalo Higuaín/ Karim Benzema Gonzalo Higuaín/ Karim Benzema

En la zona noble del Santiago Bernabéu hay una pregunta que lleva rondando varias semanas: "¿Y ahora qué hacemos con Gonzalo Higuaín?". El 'Pipita' camina con paso firme para cumplir los plazos de su recuperación, pero ha perdido su sitio en el equipo. Lleva sin aparecer desde diciembre y su lugar natural en el once inicial ha quedado ensombrecido por los buenos números de Di María, la genialidad de Ozil y, sobre todo, por la explosión definitiva de Karim Benzema.

El francés ya se ha convertido en el delantero por el que pagó el Real Madrid 35 millones de euros. Ha despertado y empieza a ser una pieza importante para el conjunto. Tanto, que ahora es Higuaín el que sobra. Los blancos van a renovar ligeramente su ataque el próximo verano y la llegada de Rooney o Llorente o Agüero (o dos de los tres) deja fuera al argentino. Pero, ¿por qué debe el Madrid quedarse con el francés?

Higuaín gana enteros para salir cada semana que pasa. Es un jugador hecho y uno de los goleadores más decisivos de la plantilla, pero en el club no ha sido tratado nunca con categoría de estrella. Sus números eran mejores que los de Benzema antes de la lesión, pero el francés le ha igualado cuando se ha hecho con la titularidad y la confianza del técnico. El ex del Lyon mete un gol esta temporada cada 140 minutos, frente a los 138 de su compañero. Números casi calcados con el último tramo aún por disputarse.

Sólo ha necesitado confianza para ser el que era en el Olympique. Su perfil es de más delantero que el de Higuaín y eso también juega a su favor. En el club se entiende que los malos datos de Benzema hasta enero son sólo fruto de la adaptación al equipo. De hecho, recuerdan que en el primer año y medio de Higuaín sólo anotó 10 goles, frente a los 18 que lleva el nueve en ese periodo.

"Ahora soy un luchador, Mourinho ha conseguido cambiar mi mentalidad", ha comentado Benzema estos días, sabedor que de que una de las claves de la clasificación de su equipo para los cuartos de final de la UEFA Champions League. De hecho, la máxima competición está siendo uno de sus mejores escenarios este año. Lleva seis goles en siete partidos, lo que hace que sea el delantero más efectivo, por delante de Messi, Mario Gómez y Samuel Etoo, con un gol cada 59,5 minutos.

La actitud del francés ha cambiado por completo. Se le ve más integrado en el once y ya entiende qué quiere 'Mou' de él. Defiende en la banda, baja a recibir al centro del campo y libera a Cristiano Ronaldo y a Ozil de muchos de los marcadores que les cortan el paso. Es más delantero que Higuaín, con una calidad enormemente mayor, y cada vez se diferencian menos en cuanto a agresividad se refiere. Ya no se ve a un Benzema apático y está tan enchufado que lleva 12 goles en lo que llevamos de 2011 entre las tres competiciones que ha jugado, los mismos que CR7.

Benzema ya tiene su sitio. Se ha erigido en el delantero que necesitaba el Madrid. De rebote acaba con el lugar preferencial que tenía el 'Pipa'. Su fichaje costó 'sólo' 12 millones de euros y desde el club se le ve más que amortizado. Un traspaso este verano con el cartel de estrella que hoy tiene puede dejar en las arcas blancas el dinero justo para ir a por una estrella de relumbrón. Su precio en el mercado es sustanciosamente mayor que el de Benzema y el Madrid podría meterlo en el mercado por una cifra cercana a los 40 millones de euros. Parece que tienen claro qué hacer con Higuaín.

Artículos destacados

Comentarios recientes