La liga más larga del mundo

Durará 18 meses por el cambio de calendario

Roberto Carlos/ lainformacion.com/ EFE Roberto Carlos/ lainformacion.com/ EFE

El pasado fin de semana los árbitros rusos dieron el pitido inicial a una de las competiciones más largas del planeta, la Premier Liga rusa, que en su nueva edición durará 18 meses. Va a ser una competición única, que no volverá a repetirse en este formato y que conocerá a su campeón en la primavera de 2012.

La razón: la adaptación con el esquema de fútbol europeo, que comienza las temporadas en agosto y las termina cerca del verano. El guión de la liga, que paraba con la llegada del gélido invierno ruso, se verá alterado para disputar competiciones de agosto a mayo.

Para conseguirlo se ha decidido alargar la actual campaña, de la cual ya se ha jugado una jornada, hasta mayo de 2012. Dinamo, CSKA y Lokomotiv de Moscú, Zenit San Petersburgo o Rubin Kazán lucharán por lograr inscribir su nombre en el palmarés en una oportunidad única de mostrarse como equipos duros, imbatibles y preparados para aguantar la exigencia física de 18 meses al máximo nivel.

Estrellas como Ruud Gullit (que, atraído por los petrorublos del país del frío entrenará al Terek Grosny checheno), Roberto Carlos (enrolado en el llamativo FC Anzhi Majachkala) o Zvjedan Misimovic probarán la nueva forma de actuar de la liga rusa esta temporada.

La temporada será, como apuntan en Rusia, brutalmente larga. Estará dividida en tres periodos: los dos primeros, serán dos vueltas como en las ligas normales, todos contra todos en casa y como visitantes, para establecer una primera clasificación que sirva para la tercera fase del calendario.

Los dieciséis equipos se dividirán entonces en dos grupos de ocho para jugar entre sí otras dos ocasiones. En total, hasta llegar aquí, 44 partidos. Uno de los dos grupos contendrá a los mejores conjuntos de la primera fase, mientras que el segundo servirá para determinar quién desciende a la segunda división.

La iniciativa ayudará a racionalizar el calendario de un país que no tenía sentido dentro de Europa y para adaptarlo de cara a la celebración de la Copa del Mundo de 2018 en tierras rusas. Hasta ahora, la liga se decidía en noviembre, igual que los puestos europeos. Sin embargo, hasta agosto o septiembre del año siguiente, estos conjuntos no podían disfrutar de los privilegios que habían adquirido, esto es, tardaban casi un año en plasmar en Europa su gran puesto en la liga anterior.

El Rubin Kazán que ganó su primera liga en 2008, por poner un ejemplo, tardó 10 meses en debutar en la Liga de Campeones, con la correspondiente desvirtuación de la competición, pues en un año entero el nivel del equipo podría haber cambiado por completo.

Ahora, aunque los rusos vayan a padecer la temporada más larga de su historia, por fin podrán disfrutar de verdad con un calendario sensato que todavía no ha determinado la duración del parón de invierno, la principal razón que sostenía el calendario antiguo.

Artículos destacados

Comentarios recientes