Los Milito: pelea de hermanos

Cosas de la vida. Casualidades que emocionan y embellecen aún más la pasión. El próximo 20 de abril los hermanos Milito se cruzarán en la semifinal de la Copa de Europa entre el Inter y el Barcelona, una pelea de hermanos por el mismo juguete redondo. Casi como en 2003... No solo hay que hablar de Messi o de Messi. Las cámaras también tomarán otro plano digno de ver con atención. Cuando encuadren a los hermanos Milito, la emoción se duplicará. Gabi, el defensor culé, y Diego, el goleador neroazzurro, deberán estar pegados, bien juntos, tratando cada uno de cumplir con sus obligaciones. El de Barcelona intentará neutralizar al del Inter, que buscará la forma de pasarlo por arriba para quedar de cara al gol. Intereses distintos en la misma sangre. La semifinal de la Copa de Europa no será el primer enfrentamiento entre los Milito. En 2003, cuando los dos todavía jugaban en Argentina, disputaron el clásico de Avellaneda en un encuentro más que memorable. Gabi hacía lo suyo en Independiente, mientras que Diego jugaba para Racing. El partido estuvo muy reñido, como ocurre en los derbis de esta índole, y tuvo hasta un intercambio verbal entre los hermanos, que no dudaron en ir con toda la furia al momento de marcar. Más que eso: Diego le pidió al árbitro que le sacase roja a su hermano por una falta que éste había cometido. Afuera del terreno de juego son amigos íntimos, pero adentro, si se tienen que enfrentar, no son más que dos desconocidos con deseos opuestos. Resulta difícil creer que en 90 minutos el parentesco se congele, pero no es para preocuparse. Al contrario. Ambos son profesionales y saben que tienen que cumplir con su club y con su afición. Eso es el fútbol.

Artículos destacados

Comentarios recientes