Fútbol argentino: los sueños del Huracán de Cappa

[video:http://www.youtube.com/watch?v=iZYAsCt_xzA]

El presente no deja el menor lugar para las dudas cuando se le pregunta a cualquier especialista de fútbol argentino acerca del equipo que más hace disfrutar a la grada cuando de jugar a este deporte se trata: el Huracán de Angel Cappa es la respuesta que la gran mayoría destila sin dudarlo. Es que, contra todo pronóstico, el ex ladero de Jorge Valdano en el Real Madrid y acérrimo defensor del fútbol lirista (y menottista, para que negarlo) parece estar logrando por primera vez en su ya dilatada carrera como entrenador el hecho de lograr internalizar sus conceptos del juego en sus dirigidos. Con una plantilla modesta (aunque con algunos talentos que prometen y mucho), escaso presupuesto y en total silencio, el "Globo" está logrando lo que los grandes del balompié de aquel país están lejos de conseguir: jugar bien y de una manera estéticamente agradable.

Angel Cappa no es un entrenador que pertenece al grupo de los "bien vistos" dentro del fútbol argentino. Ha sumado fracasos en sus anteriores incursiones e incluso todos especulaban con que el juego de Huracán se desplomaría de una jornada a otra. Tampoco es de extrañar la desconfianza que se tenía en su figura: más allá de los antecedentes, la Argentina es un país que en su faz mediática está presa de la antinomia Bilardo-Menotti. Y Cappa tiene bien en claro de qué lado está, algo imperdonable para muchos hombres de prensa. La cuestión es que a cinco jornadas del final, el "Globo" de Parque Patricios no solamente está despertando la admiración de propios y ajenos, sino que se encuentra a sólo dos puntos del líder del torneo, el también interesante y ofensivo Lanús del joven Lucho Zubeldía.

Angel Cappa llegó en las últimas jornadas del pasado campeonato (donde Huracán terminó en la 16ta colocación), pero la verdadera revolución futbolística en el tradicional club porteño -que solamente terminó campeón en 1973, con uno de los equipos más memorables de la historia del fútbol rioplatense- comenzó a partir de la pretemporada y este presente Torneo Clausura. Allí se vieron las ideas impartidas por el nativo de Bahía Blanca: salida clara del fondo, buena circulación de balón, mucho toque y siempre la portería de enfrente entre ceja y ceja. Pero si uno se pone a repasar nombre por nombre la lista de jugadores que tiene a disposición, los desconocidos son los que más abundan, aunque un puñado de apariciones fulgurantes fueron determinantes para que el equipo levantara vuelo.

En la portería le dio confianza al juvenil Gastón Monzón, hombre de las selecciones juveniles que está respondiendo acordemente. En la defensa no sobresale ningún nombre, pero juveniles como Filipetto, Kevin Cura o Iván Nadal se están mezclando con la experiencia de Arano, Araujo, Eduardo Domínguez o Paolo Goltz. Ninguno es de clase internacional, pero no es justamente en la última línea donde está sustentado el fútbol de este Huracán. En el mediocampo y la ofensiva es donde lo más interesante aparece. El picante segundo delantero zurdo Defederico, convocado recientemente por Maradona, y el mediapunta Javier Pastore son en la actualidad dos de los niños mimados del fútbol argentino y ambos cuentan con una gran categoría como para proyectarse al fútbol europeo en un futuro. Mario Bolatti, ex Belgrano de Córdoba y llegado desde Portugal sin lugar en el Benfica, actúa de termómetro desde el mediocentro y se ha convertido, acaso, en uno de los jugadores de mayor trascendencia del juego del equipo. La delantera tampoco es nada del otro mundo (incluso cuesta encajar a un hombre voluminoso como Federico Nieto en un sistema de juego ágil), pero actúa con la solvencia necesaria como para recibir las asistencias de sus compañeros. Así es como este equipo ha dejado a más de uno con la boca abierta.

La clarísima victoria de Huracán sobre River por 4-0 (ver vídeo), habla a las claras de lo que es capaz este equipo. ¿Terminará siendo campeón? Vaya uno a saber, aunque seguramente ese no sea el objetivo primario y a corto plazo del club. El calendario indica que todavía tiene por delante a Rosario Central, Banfield, el derbi con San Lorenzo, Arsenal y una última jornada que puede llegar a ser para alquilar balcones: frente a Vélez, otro de los más firmes candidatos a hacerse con el título, con una plantilla sólida en todas sus líneas y un solo punto por debajo de Lanús actualmente. De todos modos, la deuda ya está saldada: de ahora en más, Cappa será visto con otros ojos. Con los de quienes han visto -y disfrutado- del buen juego de su Huracán.

LA APUESTA del día

Real Sociedad y Valencia medirán sus fuerzas mañana sábado en el Reale Arena, con motivo de la jornada 25 de LaLiga Santander

Artículos destacados

Comentarios recientes