Eliminatorias Sudáfrica 2010: Diego y su eterno romance con Argentina

[caption id="attachment_1132" align="aligncenter" width="430" caption="Clima distendido. Así se los vio a Diego, Tévez y Messi para enfrentar a Venezuela"]Clima distendido. Así se los ve a Diego, Messi y Tévez para enfrentar a Venezuela[/caption]

El sábado a eso de las 19:10 (hora argentina; algo así como las 23:10 para España), un nuevo capítulo en esa eterna bitácora amorosa que ha tenido muchas más horas altas que bajas en sus anotaciones se estará escribiendo. El diario íntimo en donde Argentina plasma sus vivencias idílicas con Diego Armando Maradona tendrá inevitablemente una línea más en sus anotaciones. Paradójicamente para un hombre que siempre estuvo emparentado con los colores auriazules, el escenario de ese nuevo encuentro cuasi carnal será el Monumental de Nuñez, el estadio donde River Plate ha hecho las veces de local a lo largo de gran parte de su historia. Pero nada de eso importa, los colores quedan de lado esta vez. Es que ni más ni menos que el Diego será quien estará debutando como seleccionador ante su público.Un amistoso contra Escocia ganado, otro contra Francia saldado de forma positiva. Esos dos son los únicos encuentros que cuentan hasta el momento en el corto historial de Diego Armando Maradona al frente del seleccionado argentino de fútbol, algo que quizás ni él mismo imaginaba hace algunos meses atrás. Si bien es muy prematuro para hablar de un cambio de dirección futbolística en el equipo, para nada lo es abordarlo desde lo anímico. Lo cierto es que su primera prueba de fuego oficial llegará este próximo sábado a la hora señalada. El rival será Venezuela, inferior por donde se lo mire al elenco rioplatense, pero sin olvidarnos que estamos hablando de fútbol, acaso uno de los más irracionales deportes que existen en todo sentido, incluidos, claro está, los resultados. Si bien las estadísticas dirán que jamás Argentina cayó derrotada contra la "Vinotinto", no deja de ser el debut oficial y ante su propio público de "Pelusa" con la camiseta a la que más le ha dado y de la cual también ha recibido.

Pasando a hablar de esta "nueva" selección argentina, hay que decir que la llegada de Diego supuso un cambio. Y uno no precisamente leve. La salida de un hombre como Coco Basile, macerado en los códigos de antaño, vino como una auténtica brisa de aire fresco para un grupo de jugadores jóvenes, aferrados a los conceptos europeos que han mamado en sus respectivos equipos. Diego es un par, es prácticamente uno más del grupo. Y parece que esto es lo que Messi, Tévez, su yerno Agüero y tantos otros más necesitaban para sentirse más a gusto.

Aunque, claro está, viniendo de un hombre con el temperamento de Diego, es obvio de esperar que los cortocircuitos tarde o temprano aparezcan. Y así es como ya tuvo la primera de las polémicas como seleccionador hace algunos días atrás. Resulta que al Juan Román Riquelme, ídolo máximo de la parcialidad boquense en estos momentos y acaso el futbolista más destacado del fútbol argentino en la actualidad, no le cayeron para nada bien las declaraciones que el DT hizo sobre su estado de forma. Así es como, después de palabras que fueron y vinieron, el 10 de Boca decidió bajarse de las convocatorias, en lo que muchos creyeron una jugada del entorno de la selección para dejar de lado a un jugador que quizás no llegue en forma de cara al Mundial y que, además, altera los planes tácticos de un equipo en el que Messi debe ser el estandarte, el buque insignia.

Lo cierto es que sin Riquelme, con Messi y con Diego, Argentina estará escribiendo una nueva página en su eterno romance con ese tal Maradona. La cita, lo dicho, será en el Monumental el día sábado. ¿Y la afición? Está severamente enfervorizada. Hasta tal punto que ya prácticamente no quedan entradas disponibles y es altamente probable que el glorioso estadio cuente con el cartelillo de "Sold out" al inicio del cotejo. El seleccionador, por si las dudas, hizo un pedido público: "Que River explote". Y no se refirió precisamente a un atentado terrorista ni mucho menos: quiere el calor de toda su gente unida en busca de tres puntos más que lo acerquen al Sudáfrica. Si él lo pide...

Artículos destacados

Comentarios recientes