Granit Xhaka en el inicio de juego del Arsenal de Arteta

El suizo fue clave en el inicio de juego del Arsenal contra el Manchester United, en el primer partido del 2020 en el Emirates.

FOTO: ARSENAL FOTO: ARSENAL

Mikel Arteta consiguió su primera victoria como entrenador del Arsenal al derrotar 2-0 al Manchester United en el Emirates Stadium, en el primer partido del 2020. Pese a sufrir en los últimos pasajes del encuentro, lo que se ha convertido en una constante desde la llegada del entrenador español, los Gunners dejaron nuevamente sensaciones positivas en cuanto al funcionamiento colectivo y múltiples rendimientos individuales muy altos como Mesut Özil y Granit Xhaka, quienes han pasado de ser dos descartados a dos de las principales figuras en la estructura que se está construyendo poco a poco, partido a partido.

Dentro de la fase de dominio del Arsenal, una de las principales claves pasaron por los movimientos de Xhaka para poder romper con la presión + bloque alto del Manchester United para forzar la perdida en el inicio de juego. Ole Gunnar Solskjaer utilizó a Anthony Martial y Jesse Lingaard para ejecutar dicha presión a los centrales (David Luiz y Sokratis) a lo que Mikel Arteta respondió con la utilización del mediocampista suizo como “tercer central”, actuando en el intervalo entre el central brasileño y Sead Kolasinac (quien se posicionaba en la zona de amplitud) para generar esa superioridad 3vs2 y facilitando el proceso de progresión paulatina del Arsenal hasta posicionarse en campo rival, donde es más fácil activar a Pierre-Emerick Aubameyang, Alexandre Lacazette, Mesut Özil y Nicolas Pépé.

Por otro lado, el rol de Lucas Torreira fue clave debido a que, debido a sus buenos movimientos en la base, fijó por dentro a los volantes interiores del rival (Fred y Nemanja Matic) y liberó cada recepción de Xhaka, quien manejó muy bien la pelota actuando en la base de la jugada. Pese a todavía tener muchas cosas que mejorar, el Arsenal sigue mostrando variantes tácticas que llegaron de la mano de Arteta y que están mostrando una versión positiva en comparación a los procesos anteriores.

Otros rasgos a tener en cuenta:

  • Triangulaciones en el sector izquierdo con la aparición de Ainsley Maitland Niles en el carril central (movimiento constante) y Nicolás Pépé fijando en banda, aprovechando los movimientos de Mesut Özil a diferentes alturas.
  • Sead Kolasinac atacando el espacio (sin ir al duelo individual) aprovechando los movimiento de Pierre Emerick Aubameyang para atacar el intervalo entre lateral y central rival, fijando su posición y generando el espacio para que reciba el bosnio.
  • Mesut Özil atacando los intervalos entre central-lateral para aparecer en la “zona indefendible” que definió Pep Guardiola en su momento, y donde se potencia con los movimientos de sus compañeros.

LA APUESTA del día

Logroñés y Valencia se enfrentarán esta noche en Las Gaunas, a partir de las 21:00 horas, en otro encuentro de la Copa del Rey

 

Artículos destacados

Comentarios recientes