El 3-2-4-1 de Ancelotti y Mourinho

Se está convirtiendo en una tendencia dentro de los equipos que buscan dominar con el ataque posicional,  principalmente en la Premier League

Dentro de la constante evolución del juego, comienzan a surgir diferentes tendencias, de la mano de entrenadores, que buscan generar contextos positivos para sus jugadores en pro de conseguir la victoria o buscan variantes para solucionar diversos problemas individuales y colectivos. En el ataque posicional, por ejemplo, se ha presenciado últimamente la utilización de una disposición con pelota que busca posicionar al equipo lo más cerca posible del arco rival y tener un respaldo defensivo ante cualquier eventualidad en la perdida. Hablamos del 3-2-4-1 un dibujo momentáneo, que se presencia en las fases con pelota, que han utilizado –y están utilizando- entrenadores de la talla de Carlo Ancelotti y José Mourinho, dos de los mejores jefes de la historia del fútbol.

El dibujo parte de un 4-4-2 (en caso del Everton de Ancelotti) y un 4-2-3-1 (en caso del Tottenham de Mourinho) dos módulos tácticos que, sacando lo que pueden influir los intérpretes, son muy parecidos. Los movimientos claros los hacen los laterales que tienen roles totalmente diferentes en la fase con pelota. Mientras uno forma fija y forma la línea de tres centrales para darle solidez a la estructura, el otro se posiciona arriba para ocupar la zona de amplitud a la altura de los mediapuntas. El segundo, a partir de ese movimiento, obliga a que el extremo (o volante externo) de ese costado se coloque en el carril interior para aparecer como mediapunta junto al segundo delantero o el enganche. A partir de ahí, el resto de movimientos son naturales de los módulos antes mencionados.

En el caso del Everton de Carlo Ancelotti, quien también utilizaba esta disposición en el Napoli:

El lateral izquierdo (Leigthon Baines o Lucas Digne) ocupa la zona de amplitud y el externo de ese costado (Richarlison) interioriza

El lateral derecho (Sidibé) forma la línea de tres centrales y el externo (Theo Walcott) fija en banda

En el caso del Tottenham de José Mourinho:

El lateral izquierdo (Ben Davies, Dany Rose o Jan Verthongen) forma la línea de tres centrales y el externo de ese costado fija en banda.

El lateral derecho (Serge Aurier) ocupa la zona de amplitud y Lucas Moura interioriza.

Esta disposición, como todas en una tendencia posicional, exige que los futbolistas que se ubiquen entre líneas (Dele Alli, Lucas Moura, Richarlison, Moise Kean) tengan la capacidad de moverse para generar líneas de pase y poder superar el bloque del rival. Uno de los principales problemas que está teniendo el Tottenham de Mourinho parte de la insuficiencia que tienen sus dos mediapuntas para activar las espaldas de los volantes rivales a partir de movimientos/recepciones. Esto genera una circulación espesa y sin capacidad de progresar por el carril interno. En el caso de Ancelotti, no le fue bien empleando el esquema en Nápoles debido al perfil de sus futbolistas (Lozano no destacaba recibiendo por dentro, por ejemplo) y ahora en Everton, donde ya consiguió dos victorias en dos partidos, parece ir encontrando el camino dentro de esta disposición aunque, es necesario remarcar que, durante el partido contra el Newcastle, rotó el rol de los laterales y cambio la dinámica del encuentro desde la pizarra con el adelantamiento de Sigurdsson.

LA APUESTA del día

Chelsea y Arsenal disputarán mañana martes, a las 21:15 de la noche, uno de los encuentros de la jornada 24 de la Premier League

 

Artículos destacados

Comentarios recientes