El lateral como virus

El lateral cada vez más, tiene un rol protagónico en el juego. Desandemos su importancia y su relevancia en el funcionamiento.

Cuando uno esta al frente de un equipo, la visualización preliminar tiene una interrelación con lo scouting. Es reconocer cuales son los límites de los jugadores, hasta donde pueden llegar, cuales son sus virtudes y sus defectos. Tener la lectura para intuir donde están los futbolistas más aptos para transformarse en comodines y alternar esquemas, versatilidad posicional, y, donde están los jugadores que se le dificultan ocupar otras funciones porque su juego se desnaturaliza.

Es así, que el rol del lateral juega un papel preponderante. Una posición en donde, claro, cuando no se tiene la pelota tiene que defender reconociendo cuando hacer marca en zona o individual, pero cuando la tiene el equipo es ahí donde debe transformarse en un lateral falso, incrustarse en el medio, formar parte de la telaraña de pases y de la maraña cuando el rival quiere salir de contragolpe para volver a recuperar post perdida.

Cuando hablamos de comodín, hablamos de el uso del hombre libre. Y el lateral cada vez es menos espectador de la jugada. Sino que está involucrado para ser ese hombre que genere superioridades numéricas, con sus diferentes matices. Los ángulos son diferentes: Jordi Alba, como ninguno, redirige su pique al vacío, Dani Alves tiene la capacidad de los perfiles para no solo conformar un juego recto, sino también para crear triángulos, rombos cerrándose hacia el centro; Si nos vamos al torneo doméstico, Casco y su ductilidad de utilizar las dos piernas, de tener radio de giro, le permite jugar en espacios reducidos. Cada lateral se introduce al juego de diversas maneras, pero siempre con vocación ofensiva.

Permutar las posiciones, ir hacia adentro y hacia afuera, conformar diferentes pasillos de juego, sin ubicarse paralelamente a la jugada, generar el pase extra, ser una rueda de apoyo o ruptura para los compañeros, tener la aptitud técnica para conservar la posesión, hacer un rodeo, controlar, pasar es un lateral que se transforma en un virus para cualquier sistema. ¿Por qué? Porque permite quitar referencias, fijar, crear espacios, ser un medio de distracción y sorpresivo para el contrario, no llegar a tomar las marcas porque siempre hay una pata más.

El lateral cada vez es mas importante. No solo en el plano defensivo en bloque bajo-medio, sino tambien para construir juego, juntarse a partir del pase, realizar trayectos cortos para achicar hacia adelante cuando se produce una perdida. El lateral es un virus dentro del rival cuando el juego lo invita y él se adapta.

LA APUESTA del día

Levante y Mallorca se disputarán los puntos mañana viernes, a las 21:00 horas, en un nuevo enfrentamiento de la Liga Santander

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter