River: el balcánico

River nuevamente es finalista de la Copa Libertadores. Ganándole otra vez a su clásico rival. Jugará frente a Gremio o Flamengo.

Se suele mantener que los deportistas balcánicos tienen el espíritu deportivo que le permiten no tirar la toalla cuando los tiempos no son los mejores. Deportistas que a pesar del mal momento que pueden estar pasando, siguen sosteniéndose. El sostenimiento como medio de competencia. Aceptar la vulnerabilidad, reconocer que, aunque el escenario no es el mejor, no hay que perder el espíritu, el orgullo, la autoestima.

El River de Gallardo, en sus momentos más luminosos, más borrosos, con mayor o menores virtudes, con sus matices, con sus defectos, con sus registros de juego, tiene la palabra “competir” en su ADN. Compite jugando bien y compite no jugando bien. Es así, que es imposible pensar a un equipo que hace 5 años que esta en la elite, sin sus espacios de perjuicios. Los equipos que han perpetuado en el tiempo y han logrado una era, también han tenido que administrar sus propios límites.

Es verdad que River no jugo bien de visitante contra Boca. No logro sacar la pelota desde abajo con criterio, la primera idea era el salteo de líneas, no pudo hilvanar con constancia contragolpes, los medios pocas veces pudieron perfilarse para romper con la línea de presión. Claramente, tratando de no desligar un componente como lo mental, el contexto, que también juegan su partido, donde las obligaciones suelen quitar soltura y libertad. Pero más allá de eso, River nunca perdió el umbral, el instinto de mantener la concentración, la conexión con lo que estaba pasando. Nunca se fue del partido. Y eso también es una virtud.

Por otro lado, es importante decir que el instinto, a la vez, le juega en contra a River. Es un equipo que tiene tantas revoluciones, que, en su afán de querer ser vertical, pierde precisión. El instinto para jugar este deporte es vital, pero también el pensar. El fútbol es eso: decodificar cuando ser intuitivo y cuando pausar, frenar, tomarse un tiempo, ser más horizontal, desligarse del choque.

Mas allá de eso, River es un equipo balcánico. Con su momentos más pletóricos o adversos, sigue estando ahí, sosteniéndose y amarrado al puerto. Veremos cuanto tiempo.

LA APUESTA del día

Levante y Mallorca se disputarán los puntos mañana viernes, a las 21:00 horas, en un nuevo enfrentamiento de la Liga Santander

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter