El sóleo: la lesión que lleva consigo James Rodríguez

James Rodríguez ya lleva 5 años con lesiones que tienen un denominador común: el sóleo. Expliquemos y analicemos esta lesión. 

Hay jugadores que, a lo largo de su carrera, acontecen momentos difíciles donde tienen que lidiar con distintos obstáculos. Obstáculos que miden tu resiliencia, tu dureza para vivir ciertos momentos, dificultades, presiones, enigmas, etc. Y ese traspaso de las vulnerabilidades tienen mucho que ver con la fortaleza moral, la administración de la incertidumbre.

Uno de los futbolistas que está atravesando obstáculos es James Rodríguez. El colombiano tiene un inconveniente físico que lo aqueja hace 5 años. El sector del sóleo no lo esta respetando para constituir una regularidad dentro de su carrera.

Si nos situamos en un proceso cronológico, James sufrió una lesión en el gemelo de la pierna derecha el 6 de diciembre de 2014. Esta molestia la sufrió en un partido contra el Celta de Vigo. Pidió el cambio al minuto 52. La recuperación demando semanas, donde al final reapareció en las canchas hasta el 20 de ese mismo mes, cuando el Real Madrid disputo la final del Mundial de Clubes.

Luego manifestó los mismos síntomas en la misma zona durante 5 años, hasta llegar a lo que fue el partido por la segunda fecha, frente al Valladolid. El ex jugador de Bayern Múnich salió reemplazado apenas comenzó el segundo tiempo. Luego se le diagnostico que había sufrido una lesión muscular nuevamente en el sóleo derecho. Un tipo de perjuicio muscular que requiere mucho de cómo va evolucionando el jugador.

El sóleo es una lesión traicionera. Un tipo de lesión que está ligada a síntomas leves, de poco alcance en cuanto a dolor. Eso lleva a que el jugador o los médicos releguen todo tipo de importancia y se aceleren los plazos de recuperación. En este caso, hay que ver la profundidad del apercibimiento muscular y otorgarle los plazos de recuperación que se debe, sin importar la motivación de jugar porque la lesión no presenta grandes complejos para hacer carreras, esprints, etc.

Es por esto que los pasos a seguir: diagnóstico y post diagnostico son esenciales. El post diagnostico esta ligado al fortalecimiento de la zona. Entrenamientos de recuperación donde se alterne la recuperación física del sector aliciente con trabajos físicos pasivos y activos para que la lesión sea llevada en el proceso justo y adecuado. Recordemos que es una lesión que no presenta grandes sintomatologías de dolor, pero que si se la trata a medias tintas, tiene consecuencias a futuro.

LA APUESTA del día

Betis y Getafe serán los encargados de echar el telón a la cuarta jornada de liga. El Benito Villamarín será testigo de ello.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter