¿Qué necesita el Real Madrid?

Más allá de los jugadores y las nuevas incorporaciones, esta versión del conjunto merengue necesita más de su entrenador

¿Qué necesita el Real Madrid?. FOTO: REAL MADRID ¿Qué necesita el Real Madrid?. FOTO: REAL MADRID

Uno de las principales dudas que se ha generado previo al comienzo de la temporada es como jugará esta nueva versión del Real Madrid de la mano de Zinedine Zidane porque, más allá de tener un antecedente más o menos reciente y con una plantilla en su mayoría parecida, el francés tendrá que darle su propia impronta por primera vez a un equipo.

En las temporadas anteriores, el conjunto merengue no partía de un estilo base que intentaba imponer desde el vamos, sino que se adecuaba a su rival y actuaba en consecuencia a lo que este hacía. Si el rival buscaba hacerle daño con el ataque posicional, estos replegaban y hacían daño en transiciones pero, si rival cedía la propuesta de la pelota y replegaba, eran Toni Kroos y Luka Modric quienes tomaban la batuta del encuentro intentando activar a las proyecciones de Marcelo, las lateralizaciones de Karim Benzema y surtir a Cristiano Ronaldo de oportunidades dentro del área. Pero, sin el portugués y sin los jugadores claves con edades superiores, el Real Madrid necesitará ese plus táctico que debe entregar un entrenador desde la pizarra, lo que se le debe exigir Zidane y lo que los podrá llevar a volver a ganar títulos porque, pese a tener gran calidad, ya este conjunto no cuenta con los mejores jugadores en sus demarcaciones.

En estos primeros compases de la pretemporada, mostraron dos o tres caras diferentes, entendiendo que una de ellas partía de la base de darle minutos de calidad a nombres como Takefusa Kubo, Vinicius y Rodrygo. Contra el Bayern Múnich, Zidane utilizó un 4-2-3-1 con Asensio-Isco-Hazard por delante de Kroos y Modric y por detrás de Benzema. Contra el Arsenal, Prescindió de un mediapunta para darle entrada a Luka Jovic junto al francés formando un 4-4-2 pero dejando sensaciones negativas en ambos encuentros que, pese a ser de pretemporada y con la baja de Casemiro (uno de los nombres propios más importantes del sistema), son una primera mala impresión y significan que se debe seguir profundizando en los mecanismos y generar contextos para que las principales individualidades puedan marcar la diferencia.

Más allá del dibujo y esquema, que más allá de ser solo una repartición espacial inicial sirve para poder darle un sentido a las funciones de cada jugador en la cancha, el Real Madrid necesita de darle un sentido a cada una de sus ideas que, en estos primeros partidos, parecen basarse en una presión alta constante, progresión desde la base de la jugada con los mediocampistas y activar los costados con los movimientos de sus atacantes más el apoyo de los laterales, principalmente de Marcelo que, ante la lesión de Ferland Mendy, parece que seguirá asentado en la banda izquierda. Por ello esta temporada, más que nunca, el conjunto merengue necesita ser un equipo del entrenador más que de los jugadores, pese a que el juego sea de los futbolistas. Requieren de una mayor capacidad de intervención desde el banquillo, mayor potencia en el planteamiento inicial y una puesta en escena que lo puedan hacer competir ante los mejores del mundo en la actualidad que, al mismo tiempo, también son equipos de autor como el Manchester City de Pep Guardiola y el Liverpool de Jürgen Klopp.

Pese a que necesitemos más tiempo para poder darle sentido a los conceptos implementados por Zizou, también es necesario que este pueda dar el giro de tuercas necesario para dejar en el olvido todo lo que creo previamente, y que se destruyó con el pasar de los años más la salida de Cristiano Ronaldo, y confeccionar un nuevo conjunto que pueda competir al más alto nivel internacional.

LA APUESTA del día

Crystal Palace y Brighton se verán las caras mañana, a partir de las 20:45 horas, en el partido del lunes de la Premier League inglesa

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter