Jan Hurtado: El Tanque Xeneize

Ponemos la lupa en Jan Hurtado, nuevo delantero de Boca Juniors y una de las promesas sudamericanas más importantes en la actualidad.

Jan Hurtado: El Tanque Xeneize Jan Hurtado: El Tanque Xeneize

Después de tantas vueltas, Jan Hurtado (5 de marzo de 2000) se convirtió en nuevo jugador del Club Atlético Boca Juniors. El venezolano, que llega procedente de Gimnasia y Esgrima de La Plata, es uno de las promesas sudamericanas más importantes del último tiempo tanto por lo hecho a nivel de clubes, pese a su corta edad, y por los buenos rendimientos que ha tenido en los sudamericanos sub-17 y sub-20 más una breve participación en la Copa del Mundo sub-20 de Corea del Sur en 2017, cuando todavía era una categoría inferior.

El Tanque (1,81 m ) siempre ha sido un adelantado para su edad. Con menos de 16 años tuvo su primera convocatoria profesional en el balompié venezolano y, con tan solo 19 años, ya ha sido tenido en cuenta por Rafael Dudamel, seleccionador venezolano, para la Vinotinto mayor. Por ello, analizaremos las características principales del nuevo delantero del conjunto Xeneize que, pese a llegar como tercer delantero (según el manager argentino Nicolás Burdisso), tiene todas las condiciones para dejar su marca en La Bombonera.

Juego de espaldas

Una de sus principales características es su juego de espaldas, con el que puede abastecer a sus compañeros desde la segunda línea desde la descarga a un toque o, utilizando su gran habilidad para girar pese a tener un rival encima, recibir e ir en conducción con dirección al arco rival. Dichos movimientos los puede hacer a diferentes alturas y en cualquier carril, puede recibir tanto en banda, basculando con el equipo, o en la media cancha donde siempre busca anticipar a su rival y poder adelantar a su equipo en la transición defensa-ataque.

Su velocidad

Hurtado cuenta con una conducción potente debido a lo largo de sus piernas con las que puede moverse con facilidad en diferentes cuadrantes y con la que puede regatear rivales en velocidad pura. Un ejemplo claro, es la jugada contra Brasil en el Sudamericano, donde consigue conducir desde campo propio hasta terminar definiendo ante el guardameta rival. Su zancada es diferencial, desde el inicio de la corrida puede sacar una diferencia notable.

Desmarques

Dentro del área, o para terminar dentro de ella, el venezolano cuenta con movimientos sigilosos para poder generar líneas de pase a sus compañeros y, a su vez, poder recibir con ventajas para poder definir. Ataca con mucha agresividad los espacios entre los centrales o sus espaldas, lo que lo hace jugar al límite en múltiples ocasiones.

Juego asociado

Pese a tener buen juego de espaldas para activar el ataque directo, no cuenta con toques progresivos para darle sentido al ataque posicional de su equipo. Cuando le toca desenvolverse en contextos cerrados (rivales replegados) se convierte más en un delantero que busca hacer largo al equipo con desmarques en ruptura, donde obliga a su compañero a activarlo en largo. No participa activamente en el juego, sus movimientos van más en pro de agredir que de generar espacios para sus compañeros.

Juego aéreo

Pese a no tener una altura tan notoria (1,81m), Hurtado es un killer. Cuenta con buen posicionamiento y potencia para ganar la posición a la hora de que parte un centro, lo que es positivo para poder anticipar rivales o convertir en peligro cualquier tiro de esquina o tiro libre lateral. Su físico potencia todas las virtudes que pueda tener para superar contrincantes dentro del área, donde pueda marcar con la cabeza o con el golpeo de la pelota con su pierna derecha. Con la izquierda todavía deja mucho que desear en dicho movimiento.

LA APUESTA del día

Betis y Getafe serán los encargados de echar el telón a la cuarta jornada de liga. El Benito Villamarín será testigo de ello.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter