La pieza faltante del rompecabezas de Pep

Rodri es un volante central de muy buen pase tanto para organizar como para continuar, visión de juego y una lectura excepcional 

Desde que llegó a la elite del balompié mundial como entrenador, Josep Guardiola contó con mediocentros de un perfil muy asociativo como Sergio Busquets (FC Barcelona) y Xabi Alonso (Bayern Múnich), quienes se convierten en parte fundamental dentro del ataque organizado y una pieza vital para entender cómo funcionan los equipos de Pep. Pero, desde su llegada a Manchester, no ha tenido en ese vértice retrasado del triángulo del medio ese jugador que tenga en el pase una virtud diferencial. Fernandinho, pese a cumplir en múltiples roles, no termina de convencer desde su manejo de la pelota, por ello la llegada de RodrI Hernández al Ettihad Stadium parece terminar el rompecabezas.

Rodrigo Hernández Cascante (1996), que viene de jugar la última temporada en el Atlético de Madrid de Diego Pablo Simeone, es un volante central de muy buen pase tanto para organizar como para continuar, visión de juego y una lectura excepcional para elegir hacía donde se debe direccionar cada ataque organizado. Se posiciona constantemente por delante de los centrales para poder participar en el inicio de juego, comenzar a juntar a sus compañeros e ir progresando paulatinamente tanto desde el pase corto como en el largo, donde le da un sentido diferente a cada jugada.

Cuenta con una técnica envidiable y un control de ambos perfiles que lo ayudan a tener más tiempo que los demás a la hora de recibir, perfilarse, detectar y pasar. Su pase siempre es firme, partiendo de su pie con una fuerza idónea para que su compañero pueda orientarse desde la recepción. En el Atlético de Madrid era un organizador por naturaleza, eligiendo a qué ritmo se va a jugar y donde van a recibir sus compañeros en pro de la misma. Por otro lado, tiene pases tensos horizontales para romper líneas de presión del rival convirtiéndose en una pieza vital para ir creciendo en el campo de juego. Es un organizador más que un director, partiendo de la idea de no perder el esférico, lo que lo hace ver mucho mejor que él resto.

En clave Premier League, más allá de cuajar a la perfección en el Manchester City de Pep Guardiola, parece que como medio centro deja muchas dudas a la hora de defender mucho terreno (ir a banda), es decir, ir a banda a tener que corregir diferentes situaciones en transición, en lo que si destaca Fernandinho debido a su despliegue. A nivel físico, Rodri no es un dotado y en Inglaterra podría sufrir mucho a la hora de defender, lo que parece dificultar su presencia en solitario como base de un sistema, principalmente en el 4-3-3 con el que juega el conjunto Skyblue. Pero, para compensar lo antes mencionado, el español logra, con las vigilancias defensivas, sobreponerse por encima de sus contrincantes.

Pocos fichajes en este mercado de verano parecen tener tanto sentido como la llegada de Rodri al City porque este llega como esa pieza faltante dentro del rompecabezas de Pep Guardiola en la zona de máquinas donde, como un organizados a diferentes alturas, puede darle al entrenador de Sampedor ese plus necesario para seguir compitiendo al máximo nivel. Y, al mismo tiempo, el madrileño llega con él entrenador que puede ayudarle a crecer y a se el mejor jugador de su posición en todo el mundo.

LA APUESTA del día

Betis y Getafe serán los encargados de echar el telón a la cuarta jornada de liga. El Benito Villamarín será testigo de ello.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter