Los errores se pagan caro

Ucrania e Italia clasificaron a la semifinal de la Copa del Mundo al despachar a Colombia y Malí respectivamente. Dos triunfos impresionantes.

Con las victorias de Italia (4-2 sobre Malí) y Ucrania (1-0 sobre Colombia) ya conocemos la primera de las semifinales de la Copa del Mundo sub-20 de Polonia. Ambas selecciones, que venían demostrando ser de las mejores a nivel colectivo en la competencia, se estacionaron sorpresivamente en la instancia final, asegurando jugar siete partidos y convirtiéndose activamente como candidatos a levantar el título.

Aquí analizaremos ambos partidos, con sus nombres propios y aspectos colectivos más llamativos, que se unen dentro de una premisa única: Los errores en estas instancias se penalizan en cualquier categoría porque, más allá de no jugar de la misma manera y merecer resultados diferentes en sus encuentros, Colombia y Malí cometieron muchos errores que, ante rivales sólidos, se pagan caro.

Andrea Pinamonti: El delantero italiano fue, sin dudas, la figura del encuentro ante Malí anotando dos goles, uno desde el punto del penal, en para su selección. El delantero del Inter de Milán se ha convertido en una de las principales estrellas de su selección ante la caída del rendimiento en nombres como Salvatore Esposito y Gianluca Scamacca. Sin Pinamonti, y sin olvidarnos de las grandes intervenciones de Alessandro Plizzarri bajo los tres palos, Italia no estaría haciendo historia en Polonia.

Un trío con futuro: Pese a los errores defensivos y a perder el dominio del partido en la sgunda mitad, Mali demostró tener una delantero temible que, con su movilidad y compenetración, demostraron ser diferentes y que, a futuro, pueden ser referencias en el balompié africano. Hablamos de Mohamed Camara, Skou Koita e Ibrahima Kone. Tres atacantes que, con sus gestos técnicos, velocidad y potencia, marcaron la diferencia ante el bloque defensivo italiano.

La mano de Nicolato; Italia fue sometido en la primera mitad por Malí pero, durante el descanso, Paolo Nicolato intervino desde la pizarra, principalmente al minuto 68 con la entrada de Davide Bretella por Salvatore Esposito y pasando a Frattesi al mediocampo para tener una base más solida en el mediocampo.

La misma Ucrania: Sin cambios estructurales ni de intenciones, Ucrania le pasó por arriba a Colombia que, desde el vamos, nunca tuvo una propuesta para romper el repliegue+press zonal de su rival. Sin una oposición táctica y con rendimientos muy bajos de los rivales, Ucrania dominó sin problemas mostrando una gran versión de nombres como Denis Popov, Valeriy Bondar, Serhii Buletsa y Danylo Sikan, que volvió locos a los centrales colombianos con sus movimientos para pivotear y ganar los lanzamientos largos. Los de Petrakov ya están en semifinales y están a dos partidos de ganar el título.

La intervención de Reyes: Colombia nunca tuvo respuesta ante la solidez defensiva de Ucrania y, desde el banquillo, Arturo Reyes no encontró la vuelta para poder meterle mano a su equipo. Sin ideas individuales, sin conceptos colectivos claros para abrir al rival y sin intervención desde el banquillo, los cafeteros chocaron contra una pared.

Ucrania defendió muy cómodo en el repliegue. Colombia no tenía juego entre líneas, no generó ventajas por fuera y no podía activar al Cucho Hernández, su estrella principal. El primer disparo fue al minuto 70 y eso, ya con el 0-1 desde los primeros minutos, fue insuficiente para encontrar el empate. Y, para rematar, Johan Carbonero, el que estaba liderando desde la conducción y potencia los ataques de manera individual, fue expulsado en su mejor momento del partido. No se les dio nada a los de Reyes.

LA APUESTA del día

Chile y Uruguay se citarán para disputar la tercera jornada de la Copa América. El duelo se jugará a las 01:00 horas en Maracaná.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter