El director de orquesta italiano

Después de tres partidos, Esposito ha demostrado ser una pieza capital dentro del sistema de juego de Italia debido a su calidad individual e inteligencia

Pese a no llegar con su mejor equipo a la Copa del Mundo sub-20, Italia consiguió clasificar primero de grupo por encima de grandes selecciones como Japón, Ecuador y México que, a diferencia de los de Paolo Nicolato, llevaron a todas sus figuras al magna cita. Uno de los grandes culpables del gran rendimiento de la Azurra es Salvatore Esposito que, pese a no tener todos los flashes, ha demostrado tener la calidad tecnica e inteligencia para liderar desde el juego a una selección competitivo.

Salvatore Esposito (2000) es un volante de primera línea con habilidad para pasar la pelota a diferentes alturas (tanto en campo propio para romper líneas en salida como acentado en campo rival para filtrar y dejar a sus compañeros con ventajas), que además tiene un cambio de orientación tremendo para activar a los mas alejados. Además de eso tiene un control de pelota maravilloso que, con el solo movimiento, consigue perfilarse y tener tiempo para levantar la cabeza para seguir llevando los hilos del encuentro. Es un director de orquestas que, pese a ser muy bueno con la pelota en los pies, puede comandar sin la batuta con desplazamientos que generen líneas de pase.

Contra México, su mejor partido debido al contexto y al rival, Esposito fungió como mediocentro más retrasado siendo la primera vía en la salida del balón y fue el conector entre la líena de tres centrales (Matteo Gabbia, Enrico del Pratto y Luca Ranieri) con los internos y delanteros. Sus movimientos fueron siempre precisos y con una intención. Facilitando el proceso de construcción italiano hasta llegar a los atacantes (Anrea Piamanti y Gianluca Scamacca). Sus números reflejan el impacto que tuvo en el partido: 71 pases acertados de 77 intentandos (91%) con dos pases claves, siete recuperaciones de pelota y ocho duelos ganados en 89 minutos disputados

En el segundo partido, contra Ecuador, su influencia con la pelota fue mucho menor debido a que Italia fue sometida un gran tramo del partido por los dirigidos por Jorge Célico. Pero, aún así, dejó números llamativos: 21 pases acertados de 24 (88%) con un pase clave, un disparo al arco, siete duelos ganados y dos recuperaciones de la pelota en 77 minutos. Con su selección ya clasificada, Esposito solo disputó 22 minutos contra Japón donde no erró un pase (18 pases acertados) y ganó cuatro duelos. Números que demuestran que, pese a no tener un contexto que le favorezca para el hilvanar todo, puede ser fundamental dentro del sistema de construcción y llevar a Italia a salir de diferentes escenarios compliacados. Pese a no tener lo reflectores de todos, su actuación en Polonia ha sido una de las más potentes y para que Italia puede aspirar al titulo necesita su mejor versión como mediocentro.

LA APUESTA del día

Albacete y Mallorca se medirán en la vuelta de la semifinal de los playoffs de ascenso. El duelo se jugará en el Carlos Belmonte.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter