Al ritmo no Guardiola, no baila nadie

El Manchester City derrotó 4-1 al Brighton y se coronó campeón de la Premier  League con 98 puntos con un punto más del Liverpool.

Con goles de Sergio Agüero, Aymeric Laporte, Riyad Marhez y Ilkay Gundogan, el Manchester City derrotó 4-1 al Brighton en la última jornada y se coronó campeón de la Premier League de Inglaterra con 98 puntos, firmando la segunda mejor temporada en la historia campeonato liguero ingles solo por detrás de lo que hicieron ellos mismos la temporada anterior, cuando llegaron a los 100 puntos. Una barbaridad lo que ha construido Pep Guardiola desde su llegada al Reino Unido, confeccionó un equipo altamente competitivo, que despliega un juego maravilloso y que domina de principio a fin cada competición a nivel local, sin olvidarnos de que ya se coronó campeón de la Copa de la Liga, derrotando por penales al Chelsea, y que está en la final de la FA Cup, donde enfrentará al Watford. Una tiranía que, después de ver lo que hizo el Liverpool (97 puntos), parece que durará mucho más tiempo.

Claves del título del Manchester City

La solidez de Laporte. Solamente la temporada del holandés Virgil Van Djik, elegido hasta el mejor jugador de la Premier League, pudo superar el lustro que ha tenido Laporte. El francés se convirtió en el líder de la zaga, compartiendo posición con Kompany, Stones u Otamendi, y realizó múltiples exhibiciones individuales que sostuvieron en ocasiones los momentos más bajos de los citizens. Además de lo que aporta a nivel defensivo, su participación en el ataque con su aporte en la salida desde el fondo, posicionándose en campo rival para romper líneas con sus pases, sus conducciones y su juego aéreo en el arco rival, son claves para entender lo completa que ha sido esta temporada para Laporte.

La polifuncionalidad de Bernardo Silva: Antes del partido contra el Brighton, Guardiola afirmó que Bernardo Silva fue el mejor jugador de la temporada de la Premier League. El portugués ha potenciado el sistema del City debido a su capacidad de intercambiar zonas y alturas, apareciendo como extremo o como interior dependiendo de lo que le pida la jugada, además de contar con la calidad necesaria para aportar en las diferentes fases del juego desde la construcción hasta la definición pasando por el desequilibrio que entrega cuando tiene la pelota en la frontal. Bernardo Silva es, sin duda, una de las estrellas de la actual temporada del fútbol mundial y, junto a Raheem Sterling, el mejor jugador de la temporada del Manchester City. Sin olvidarnos del gran aporte de Sergio Agüero como goleador del equipo.

El ritmo de Pep Guardiola: Es imposible entender la actualidad del Manchester City sin la presencia de Pep. Más allá de ganar títulos, la forma en que lo hace Guardiola es impresionante obligando a sus rivales, los que quieran ganarle un partido y competir contra ellos a nivel local, a tener que rendir de manera casi perfecta. Este ritmo que no te da descanso, que te carcome la cabeza y que te obliga a nunca bajar los brazos, son las razones por las que competir en el día a día contra sus equipos termina siendo casi imposible. 27 títulos en su carrera, solo perdiendo uno a nivel liguero. No existe entrenador que confeccione conjuntos tan constantes, una característica que solamente se gana cuando el grupo confía en ti y en lo que haces, en lo que pregonas en cada entrenamiento.

Fondo de armario: La plantilla del Manchester City es una de las más ricas del mundo, tanto por la inversión que han realizado como por la forma en que Guardiola ha potenciado el talento que tiene y lo ha gestionado de una manera maravillosa porque, más allá de que sean jugadores maravillosos, las mejores versiones de nombres como Zinchenko, Stones, Sterling, Laporte, Fernandinho, De Bruyne, Bernardo Silva y Walker se han visto cuando se han puesto a las órdenes de Pep.

Además la capacidad de muchos de ellos para aparecer en diferentes demarcaciones (Zinchenko y Delph como laterales, Bernardo Silva como interior, Sterling como segunda punta, Laporte como lateral, Walker como tercer central…) le han dado a Pep la capacidad de jugar con la pizarra y poder encontrar múltiples variantes para dominar y abrir los partidos. Sin olvidarnos que, gracias al propio entrenador catalán, es que estas figuras pueden jugar en varias posiciones y cumplir diferentes roles.

Una idea, un proyecto: Después de tres temporadas, el Manchester City ha conseguido jugar al fútbol como siempre quisieron hacerlo desde la llegada del cuerpo técnico de Pep Guardiola. Un conjunto que mueve bien la pelota, que construye desde las asociaciones con la esférica, que se mueve al son de donde aparezca la misma, que presiona sin cansancio hasta recuperarla y que en ataque es una aplanadora. Un estilo de juego que ha dominado la Premier League, algo que para muchos era imposible, con dos títulos y con 198 puntos. La pelota se trata mejor en Inglaterra y mucho de eso es gracias a lo que mueve los nombres que antes mencionamos.

LA APUESTA del día

Betis y Getafe serán los encargados de echar el telón a la cuarta jornada de liga. El Benito Villamarín será testigo de ello.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter