¿Cómo definimos a Donny Van de Beek?

Sin tener un regate explosivo y sin un remate potente de larga distancia, Van de Beek se ha convertido en una de las figuras de la actual temporada

Donny Van de Beek se ha convertido en una de las revelaciones de la actual temporada europea, formando parte del ataque del Ajax de Amsterdam que volvió a pisar la élite y que está esperanzado con mantenerse nuevamente en el puesto que le corresponde por historia, proyecto, filosofía y calidad individual. El nacido en Nijkerkerveen se ha mantenido en la sombra de las jóvenes estrellas Matthijs de Ligt y Frenkie De Jong, quienes se llevan todos los reflectores en cada triunfo, pero el de 22 años está demostrando en cada eliminatoria de la Copa de Europa (Real Madrid, Juventus de Turín y Tottenham Hotspur) que también está destinado a dominar este deporte por una década. Sin tener un regate explosivo y sin un remate potente de larga distancia, Van de Beek se ha convertido en una de las figuras de la actual temporada pero ¿Cómo? ¿Qué lo hace tan especial?

Primero es necesario que intentemos explicarlo o definirlo que, no es una tarea fácil debido a que sus movimientos son indetectables. A Van de Beek lo definen como un mediocampista, una especia de mediapunta que tiene movilidad por todo el flanco ofensivo y que puede pisar el área en ocasiones para finalizar (como contra la Juventus en Turín y Tottenham en Londres), pero hay que ir más allá porque Donny trasciende a esa demarcación. A diferencia de otros que cumplen dicha función, entendiendo que hay matices dentro del contexto en donde se desarrollan, él tiene un radio de acción mucho más grande hasta el punto de que sea más complicado de lo normal definirlo, en el Ajax juega de mediapunta pero, cuando la pelota se mueve y su equipo comienza a atacar, él se suelta y comienza a aparecer en múltiples zonas, donde la jugada le pide aparecer o donde sus compañeros le necesitan para progresar.

En ocasiones, aparece como interior izquierdo formando un triángulo con Frenkie De Jong por derecho y Lucas Schöne como mediocentro posicional, escenario que aparece cuando el Ajax ya está asentado en campo rival o cuando la salida de pelota la puede realizar sin presión contraria. Pero, a su vez, puede aparecer como extremo en cualquiera de los dos costados cuando David Neres o Hakim Ziyech comienzan a participar por dentro dejando su carril libre, zona que el Ajax necesita cubrir para buscar constantemente duelos individuales ante los laterales rivales. Aunque, donde ha brillado más, ha sido dentro del área, recibiendo como un centro delantero, entre central y lateral, y definiendo con una tranquilidad y serenidad ante grandes arqueros, aprovechando siempre la movilidad de Dusan Tadic para generar el espacio sacando a los defensores de sus posiciones. Todo lo antes mencionado, Donny Van de Beek lo hace y a la perfección, y es que eso lo diferencia del resto. Su capacidad para moverse sin ser detectado, su habilidad para ser sigiloso como Arya Stark cuando llegó a matar al Night King en The Battle of Winterfell, lo destacan por sobre el resto de jugadores de su posición, si es que podemos ponerle una sola.

Donny Van de Beek tiene muchos rostros y demarcaciones dentro del terreno de juego, sus responsabilidad es siempre estar donde la jugada lo necesite y, lo que lo hace ser un diferente, es que siempre entiende el dónde, cuándo y el porqué. Donde colocarse, cuando hacerlo para participar y porque tiene que hacerlo en ese justo momento, todo lo necesario para que el ataque de Reik Ten Hag tenga coherencia. Sus intervenciones, de mucha calidad, son siempre la cereza sobre el pastel en las jugadas que construyen De Ligt y De Jong, ese trio que está a tan solo un partido de llevar al Ajax de Amsterdam a una nueva final de la Liga de Campeones de Europa. Pero, a día de hoy, es imposible definir a Maradonny, conocido así en su país, porque cumple con muchas funciones en diferentes fases del juego. Cómo dijo Miguel Quintana, posiblemente en unos años necesitaremos crear una nueva posición para entenderlo y poder definirlo pero, a día de hoy, el es solo Donny Van de Beek.

LA APUESTA del día

Betis y Getafe serán los encargados de echar el telón a la cuarta jornada de liga. El Benito Villamarín será testigo de ello.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter