Gonçalo Guedes para Marcelino

El portugués es la carta principal de Marcelino García Toral para,  cuando no haya sistema ni colectivo, ganar los partidos.

La continuidad de Marcelino García Toral, después de ese comienzo tan negativo de temporada, es la razón principal por la que el Valencia Club de Fútbol está llegando a la parte decisiva de la 2018-19 con la oportunidad de ganar la Copa del Rey y la UEFA Europa League. En el terreno de juego son Dani Parejo y Rodrigo Moreno quienes, en los momentos más complicados, levantaron al equipo y le dieron ese salto de calidad competitivo dentro del sistema del entrenador español pero, para poder terminar de dar en golpe y terminar la temporada con títulos, el conjunto Che necesitaba esta versión de Gonçalo Guedes.

El portugués, líder ofensivo del Valencia la temporada pasada, es de esos jugadores que cuando está enchufado puede cambiar un partido, tanto el desarrollo como el marcador, por sí mismo. No necesita de un contexto 100% favorable para producir y generar peligro, detalles que ya demostró en varios pasajes del lustro pasado. Guedes es la individualidad más potente en si misma dentro de la plantilla de Marcelino. Es quien cuando el sistema falla o es frenado por el rival termina ganando el partido con un destello o una jugada. Cuando el partido no está para Dani Parejo ni para Rodrigo Moreno, los nombres que definen bien este sistema, él es quien tiene que tomar la posta y salir hacia delante.

Sin él, constante que se vivió a comienzo de temporada y en varios pasajes de esta segunda parte de la misma, Marcelino necesitaba plantear partidos cortos, tanto en desarrollo como en marcador, ante la carencia de gol que tenía de manera individual. Sin el portugués, Valencia perdió mucha amenaza hacía el arco rival y esa capacidad de destapar el partido en una jugada.

Con su regreso, no como presencia sino como nivel, Guedes levanta las aspiraciones del conjunto Che porque, más allá de ser ese aire fresco cuando no hay sistema, potencia la idea principal (repliegue bajo, bloque corto). Su velocidad y desequilibrio, con espacios y terreno para correr, son determinantes para potenciar esta idea principal, sin olvidarnos del cambio de ritmo que tiene. Su explosividad es un hándicap que lo diferencia de cualquier otra individualidad que convive semana a semana en Mestalla.

Con el final de la temporada cada vez más cerca, Valencia CF necesita de este Guedes que, si está en su plenitud física (debido a que es un jugador que necesita estar al 100% para ser realmente resolutivo), es uno de los nombres más desequilibrantes de todo el Viejo Continente.

LA APUESTA del día

Albacete y Granada cerrarán la jornada 39 de la Liga 1|2|3. El duelo se celebrará a partir de las 21:00 horas en el Carlos Belmonte.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter