Piqué en el Teatro de los Sueños

El central español fue una de las claves del triunfo del FC Barcelona en el Teatro de los Sueños de Manchester,  que no se la pintó fácil a los blaugranas.

Con autogol de Luke Shaw, el FC Barcelona derrotó 1-0 al Manchester United en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa, disputado en Old Traffod de la ciudad inglesa. Este resultado perfila que, después de tres temporadas, el conjunto blaugrana volverá a disputar las semifinales de la competición más importante a nivel de clubes en el Viejo Continente.

A nivel táctico, el partido se marcó por el planteamiento de ambos entrenadores, primero Ole Gunnar Solskjaer que intentó desde la presión en campo rival desfigurar el sistema de construcción del FC Barcelona constituido por Sergio Busquets, Arthur Melo e Ivan Rakitic, y después Ernesto Valverde que, entendiendo que el partido tendría una segunda versión en el Camp Nou, planteó un partido sin tomar altos riesgos desde el control de la pelota para que, a la hora de perderla, no sufrir ante las transiciones agresivas de los Red Devils.

La línea de 5 de Solskjaer

El entrenador escoces utilizó una línea de cinco, con algunos ajustes necesarios debido a las bajas, para poder formar un bloque defensivo solido que pudiera siempre generar superioridades numéricas cerca de su propio arco y poder frenar la sociedad que se genera entre Jordi Alba y Lionel Messi más cerca de la frontal. Con ello, también le pudo dar mucho mayor libertad a Paul Pogba para ir a atacar la espalda de Sergio Busquets y liderar las ofensivas posicionales de los Red Devils.

Alba-Arthur-Messi

Con un Lionel Messi más retrasado que en otras ocasiones y recibiendo en varias oportunidades en el círculo central, el FC Barcelona comenzó a progresar en el terreno de juego desde el costado izquierdo aprovechando ese movimiento del argentino para juntarse con Jordi Alba y Arthur Melo, hasta con Phillipe Coutinho. Con la unión de dichas piezas, los blaugranas consiguieron mover a su rival y lograron encontrar varios espacios para acercarse al arco de David De Gea.

La presión del United

Con el resultado en contra, el Manchester comenzó a ganar metros tanto a la hora de atacar como a la hora de defender, donde empezó a ejercer una presión mucho más intensa a ese triángulo interno conformado por Gerard Piqué, Clement Lenglet y Sergio Busquets con Pogba, Marcus Rashford y Romelu Lukaku siendo mucho más agresivos a la hora de ir a la pelota. A partir de allí, el Barcelona se notó mucho más errático en la salida y entró en el partido de los locales.

A su vez, Smalling comenzó a ser determinante para frenar el juego directo culé, frenando las intervenciones positivas de Luis Suárez en dicho registro.

La intervención de Valverde

El encuentro se comenzó a jugar a revoluciones muy altas y los de Solskjaer se vieron beneficiados ante eso ejecutando esa presión que le comenzó a dar frutos para quitarle dominio a los blaugranas y ganando metros en campo rival. Ante eso, Ernesto Valverde comenzó a mover la pizarra. Colocó a Rakitic más cerca de Busquets, centralizó a Messi para que participara como la especia de un enganche y colocó a Sergi Roberto, clave en banda para que los culés superaran la presión inglesa, y Arturo Vidal por los costados para formar el 4-4-2.

Dicha intervención mejoró a nivel colectivo al FC Barcelona que, al final del partido, comenzó a manejar la pelota con mucha mejor comodidad, gracias a los buenos pasajes de Sergi Roberto, y, a su vez, minimizar a su rival

La NOCHE de Gerard Pique

Sin duda alguna el mejor jugador del partido. Gerard Piqué, que volvió al Teatro de los Sueños, tuvo una noche mágica en Manchester. Neutralizó durante todo el partido a Romelu Lukaku y cada rival que se le ocurriera pasar por su zona. Siempre sobrio con la pelota en los pies, claves para entender el crecimiento paulatino del Barcelona después de frenar las revoluciones del United. Además, como registro más potente, rechazo hasta nueve centros laterales, vía principal de los locales para hacer daño, durante todo el partido. Una verdadera locura. Su rendimiento fue el verdadero sostén de los de Ernesto Valverde en este partido de ida.

LA APUESTA del día

Suecia y España se medirán en la octava jornada de la fase de clasificación. El duelo se jugará a las 20:45 horas en el Friends Arena.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter