Iván Marcone: el simple detalle del todo

El ex Lanus llegó a Boca luego de estar en el Cruz Azul y ya está dando destellos de buen juego. Vital un jugador de ese nivel para jugar mejor.

Las virtudes dentro del futbol no están sujetas a comicios. Menos cuando se trata de jugadores que dentro de sus registros muestran inteligencia mental, velocidad cerebral para pensar, sentir y ejecutar. Generalmente a estos jugadores, que presentan sus cualidades desde lo intangible, se los desvaloriza llamándolos “fríos”. Sin embargo, este concepto es su principal virtud. No necesitan hacer grandes cosas, ser ampulosamente épico, porque con lo simple construye, edifica, cimenta.

Es soslayable, que, en el mundo del correr mas y pensar menos, el futbol termina dividiéndose entre rápido y lento, sin tener en cuenta que hay futbolistas que potencian sus oportunidades a través de lo mental. Esa rapidez, que le permite saber que hacer en cada momento al instante. Esa efectividad en el juego, que te la da el pensar y ejecutar rapido, el saber que hacer con antelación, el de inducir que es lo que nos rodea.

El preámbulo armado es redirigido al eje de la mitad de la cancha de Boca: Iván Marcone. El ex Lanús tiene los conceptos universales y los detalles para hacer bien lo complejo. Y aunque suene paradójico, lo más complejo es impulsar lo simple: jugar a uno o dos toques, no trasladar sino pasar, recepcionar con la pierna alejada, cuando se esta de espalda se toca de primera. Con cualquier detalle que impulse, le permite a su conjunto abrir espacios, generar nuevos panoramas de juego.

Cabe subrayar, que tiene dentro de su catálogo de juego, la capacidad de incrustarse entre los defensores para sacar la pelota desde abajo, sabe hacia donde y como tiene que ir la elaboración de la jugada, estimula las transiciones ofensivas, ensambla los diferentes eslabones de juego. Por otro lado, también es soslayable, que es de esos mediocentros únicos con tendencia a sumarse entre los defensores y ayudarlos en los primeros pases, en donde tiende a pecar de exceso, ya que a veces no se necesita que sus recorridos sean hacia atrás, sino que se mantenga en el centro del campo para generar supremacía en esa porción del campo y divida al rival para la fabrica de pasillos, callejones nuevos.

Mas allá de esto, es un mediocentro único que termina de dotar a sus equipos de criterio y sentido de juego. Su juego de pase corto, de encadenar toques a través de triángulos y sociedades, no solo hace que el rival persiga sin darse cuenta de que se está desordenando, sino también de que al mismo tiempo esta construyendo condiciones previas para que ante una perdida, haya jugadores próximos para volver a recuperar inmediatamente y haya mayor cohesión.

El puesto que ocupa el ex Cruz Azul es el corazón de cualquier equipo. Es ahí donde se operan y cocinan las jugadas. Es vital, que ese lugar sea ocupado por futbolistas como Marcone, que son de los buenos: rifan pocas pelotas, protegen la posesión, se la dan a un compañero a favor del espacio-tiempo. Y, sobre todo, jugadores valientes. Porque ese puesto requiere de integrantes que absorban y acaparen esa gran porción del campo que es la zona central del campo de juego.

El eje medular, necesita de futbolistas que tengan el antídoto y el anticuerpo para ser atrevidos y astutos. Ya que un error, puede generar cortocircuitos. Esa zona neurálgica, es donde los tiempos y los espacios para gestar y vigilar son fundamentales. E Iván Marcone tiene esos condimentos: es inteligente, preciso, reconoce las diferentes velocidades del juego y tiene el sentido de la ocupación para neutralizar, bloquear y generar movimientos de cobertura para que los pasillos entre compañeros y compañeros no sea largos y grandes.

No podemos dejar de lado, que el 5 de Boca es un jugador que dentro de su defecto (lento) le nace una virtud, que se lo otorgo su capacidad de supervivencia. Y su supervivencia, es lo mental. Es en lo cerebral, donde potencia sus virtudes.

LA APUESTA del día

Numancia y Málaga cerrarán la jornada 30 de Segunda División. El encuentro se jugará a las 21:00 horas en Los Pajaritos.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter