La lesión en el deporte: un fenómeno multicausal

La lesión en el deporte posee no solo a una causa, sino que tiene varias aristas. Una consecuencia que tiene más de un planteamiento. 

Cuando uno establece los parámetros dentro del deporte, en relación a una lesión, debe hacerlo desde lo multicausal. Generalmente, ante el desconocimiento, se abarca una lesión únicamente desde un mal movimiento, mal posicionamiento, golpe, sobrecarga física que deriva en una lesión mucho más grave, entre otros asuntos que denotan un justificativo únicamente físico.

Sin embargo, se deben tener en cuenta otras causas cuando se plantea un tema como este. En este artículo presentare 4 puntos a vislumbrar para tener mayores herramientas al explicar una lesión:

  • Estrés: uno de los elementos que posee una lesión. El deportista acarrea presiones y obligaciones que hacen que la capacidad física pierda sostén, elasticidad y flexibilidad. Esto lleva al jugador a que un movimiento físico sea propenso a una lesión de diferente índole. Tanto leve, como severa. Acá ingresa el componente de la salud mental. No todo va dirigido estrictamente a lo físico en sí, sino que el cuerpo humano es mucho más complejo, y lo mental, emocional y sentimental conforma el todo. Tal es así que podemos ver molestias, lesiones, rotura en pleno precalentamiento.
  • Biológica: Hay jugadores, por su fisonomía corpórea, son mas propensos a que las lesiones no lo respeten. Dentro del deporte, el entrenamiento físico es individualizante: cada jugador debe ser tratado de manera diferente según sus peculiaridades. Poniendo por caso: si nos encontramos con un futbolista que es ágil, pero al mismo tiempo requiere que su cuerpo gane en flexibilidad para prevenir una posible lesión, debemos enfocar el entrenamiento físico en solidificar las zonas que potencien las virtudes de un jugador ágil: la cadera, el tren inferior, gemelos, metatarsiano, talón, rodilla.
  • Situaciones de juego: a los jugadores se los debe preparar para jugar al futbol en una situación de no medias tintas en relación a las jugadas divididas o en disputa. El jugador debe ir a trabar o disputar de manera segura. De lo contrario, si el jugador va a dividir con el rival de forma dubitativa, poniendo el pie blando, el cuerpo se relaja y es ahí donde es mucho más frecuente la presencia de una lesión.
  • Alimentación: el futbolista de hoy, juega partidos fin de semana y días de semana. Equipos como el Barcelona, juegan 3 partidos entre partidos de Liga y Copa del Rey o Champions. La fisiología dentro del deporte es otro de los elementos y hábitos a prestar mucha atención. Una buena alimentación recupera el 80% por ciento del funcionamiento del organismo. Esto lleva a que el jugador no solo gane en rendimiento, sino también en la prevención de lesiones. La mala alimentación puede provocar una lesión latente en el deportista.

LA APUESTA del día

Barcelona y Valladolid se medirán en la jornada 24 de la Liga Santander. El partido se jugará a las 20:45 horas en el Camp Nou.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter