Heinze, Velez y el fútbol como un todo

El Velez de Heinze esta construyendo de a poco una identidad. Pero como toda identidad necesita de tiempo para mejorar las acciones de juego.

Hace poco, en conferencia de prensa, Gabriel Heinze manifestó un concepto cada vez mas latente en los equipos. Sostuvo que cada faceta del juego es un todo. Que el fútbol es algo total y global. Estas palabras arrojan un debate interesante desde el aspecto de no tomar a este deporte como algo fraccionable, sino como una síntesis.

Uno de los axiomas que se plantean es la disgregacion del fútbol en defensivo y ofensivo. En ese contexto se piensa más en las áreas, que en la construcción del juego. Cuando se piensa más en los areas, se suele ir a velocidades no recomendadas, los defensores no forman parte de la elaboración del juego, los delanteros no se involucran en el circuito de juego, volantes que se estancan en el exceso de pases con seguridad, donde cada x pases al costado es un pase atrás, mediocampistas cada vez menos dinamizadores, con movilidad, con aventura, con llegada a la zona de rematadores. También se suele ver la figura del doble pivot, donde se presenta un jugador con virtudes defensivas y el otro con virtudes defensivas y ofensivas.

Dentro de ese axioma, el jugador que entra al campo de juego reconocerá algunas situaciones del juego y otras no. Si el fútbol se divide entre defensa y ataque, el futbolista no sabrá en que espacio y tiempo tendrá que acelerar o frenar, los defensores no comprenderán que hacer con la pelota en la primera fase de gestación, los delanteros se concentraran en su función rematadora, pero no como hacer mejor a los demás, los volantes se encargaran de aspectos defensivos, pero no interpretaran cuando incrustarse entre los defensores para sacar la pelota desde abajo o no reconocerán la dinámica del juego, no se estará apto para perfilarse en espacios reducidos, no se entenderá en qué momento producir movimientos para crear caminos, no tendrán en su repertorio cómo hacer correr rápido la pelota para otorgarle al juego fluidez y movilidad.

Realizar una síntesis del juego, depende mucho del estado de bienestar que tengas. Si, vamos por caso, el defensor no se predispone a conducir rabiosamente y sin temerosidad hasta el centro del campo para generar el tercer hombre, no se podrá generar la capacidad de riesgo en el jugador. El deber ganar o el miedo a perder hace que el jugador no tome riesgos. Es ahí donde se ven acciones del juego, cómo el exceso de paciencia en la circulación sin tener audacia, el instinto de efectuar pelotazos largos, saltando líneas.

Algo de esto se busca en el Vélez de Heinze. Un entrenador que busca entrenar el riesgo. El futbol es un juego de riesgo, de errores. Esta en el entrenador en mejorar y corregir al jugador para reducir ese margen de riesgo. Las premisas se pueden vislumbrar: juego de posición, presión en diferentes zonas del campo, recuperación intensa, de pocos segundos, con esfuerzos breves, jugadores aptos técnicamente, con clarividencia en el pase, que sepan salir de espacios estrechos, que identifiquen cuando ir hacia adelante, cuando hacia atrás.

La principal característica del Fortín es el juego de posición. Y ese tipo de juego no solo requiere de técnica y concepto. También de mucha humildad. El jugador de futbol empieza a jugar por la necesidad de contacto con la pelota. Sin embargo, el funcionamiento de posición requiere de jugadores que tengan la generosidad y el despegue del ego, para que reconozcan que si bien no estan en contacto con la pelota, estan formando parte del juego generando movimientos, desmarques o con solo quedarse quieto para generar espacios, esperar hasta que el rival se desordene para encontrarse como hombre libre.

Heinze tiene en Vélez el desafío no solo de consechar resultados, sino de edificar un proceso de madurez en su equipo, a traves del aprendizaje de conceptos para lograr la constancia y la estabilidad que otorga el juego. El juego es lo que te otorga continuidad en el tiempo. Y conseguir esa continuidad a través de un juego, donde lo ofensivo y la defensivo lo dicta la pelota, requiere de más tiempo. Ya que construir es más difícil que destruir.

LA APUESTA del día

Dudelange y Betis se medirán en la sexta jornada de la fase de grupos de la Liga Europa. El duelo se jugará a las 21:00 h en el Josy Barthel

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter