Entrenadores que han entrenado a sus hijos

Zidane ha convocado a su hijo a su hijo Enzo con el Castilla, repasamos otros casos donde los padres tuvieron a sus hijos a sus órdenes

Johan Cruyff entrenó a su hijo Jordi durante un par de años / Getty Johan Cruyff entrenó a su hijo Jordi durante un par de años / Getty

Los padres, por el bien de sus hijos, siempre son exigentes; pero deben serlo más si encima son su entrenador en un equipo de fútbol. No son pocas las veces que un técnico ha tenido en sus filas a uno de sus hijos y, pese a haber desatado alguna polémica sobre posibles tratos de favor, la profesionalidad siempre se ha impuesto. Repasamos alguno de los casos más conocidos del fútbol europeo.

Embed from Getty Images

Esta tarde, Zinedine Zidane ha decidido convocar a su hijo, Enzo Zidane, para el encuentro que enfrentará a Real Madrid Castilla y el Conquense. Enzo, quien debe su nombre al ídolo de Zizou Enzo Francescoli, lleva en la cantera del club blanco desempeñándose como centrocampista desde que su padre llegó al Bernabéu en el año 2001. Sólo la sanción que no permite a Zidane sentarse en el banquillo impide que esta tarde esté dándole órdenes a su hijo desde la banda.

Pero el primer caso que nos viene a la mente cuando pensamos en un padre y un hijo en el mismo equipo es el de Johan y Jordi Cruyff. El jóven Cruyff llegó con 14 años a las categorías inferiores del Barcelona de la mano de su padre en 1988, cuando este fue contratado como técnico azulgrana. La rapidez y las buenas condiciones técnicas de Jordi auguraban que podría debutar algún día en el primer equipo, tal y como finalmente hizo en 1994, apenas unos meses después de la hecatombe de la final de Atenas.

Pese a cuajar buenas actuaciones para un futbolista de 20 años que incluso le hicieron debutar con la selección holandesa, su apellido fue un auténtico lastre en el Camp Nou y no tardaron en llegar las primeras acusaciones de enchufismo y críticas, no muy infundadas, sobre su juego. Tampoco ayudó mucho que en esta época, Johan Cruyff subiese al primer equipo como segundo portero tras Carles Busquets a su yerno, Jesús Angoy, cuyo rendimiento era más que discutible. Tanto fue así que a la temporada siguiente no dudó en cambiar el fútbol por el fútbol americano.

Finalmente, tal y como llegaron los Cruyffs, se fueron. Dos años en blanco del club, con constantes tira y afloja entre Johan y la directiva acabó con la carrera del técnico en el Camp Nou y, por ende, de Jordi Cruyff, quien fichó por el Manchester United donde las lesiones no le permitieron demostrar todo el potencial que había mostrado en el conjunto azulgrana.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=p2cbuR5XbEE]

Otro caso que hubo en los últimos tiempos en el fútbol español fue el de Pepe y Xavi Moré. Pese a haber nacido en Barcelona, Xavi desarrolló sus comienzos futbolísticos en Valladolid, equipo en el que más destacó su padre Pepe. Cuando este fue designado como técnico del conjunto vallisoletano en el año 2000, no dudó en hacer debutar a su hijo en la máxima categoría en 2002 con 20 años.

A penas varios meses después, Pepe Moré fue destituído del conjunto del Nuevo Zorrilla pero su hijo continuó en las filas del equipo, aunque sin llegar a jugar más de 15 encuentros por temporada. Lo más destacable del paso de Xavi por el Valladolid fue un gol en los octavos de final de Copa del Rey que le endosó al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, lo que suponía la eliminación del club blanco en el torneo del KO.

A finales de 2005, el CD Castellón contrató a Pepe Moré como nuevo técnico tras el fatídico inicio de Juan José Martín Delgado, equipo que ese mismo verano había fichado a Xavi del conjunto vallisoletano; padre e hijo volvían a estar juntos. En el club blanquinegro no se cuajaron malas temporadas para ninguno de los dos. Pepe logró evitar el descenso del equipo orellut en varias ocasiones y Xavi por fin tuvo continuidad en el centro del campo, pero finalmente, en verano de 2007, los Moré abandonarían el Castalia sin volver a reunir sus carreras futbolísticas.

Más reciente tenemos la historia de Míchel y su hijo Adrián González. El técnico madrileño que ahora triunfa en el Olympiakos tuvo su primera experiencia como entrenador de primer nivel en el Getafe, quien le contrató en 2009 en sustitución de Víctor Muñoz y salvando al equipo del descenso. En aquel equipo estaba ya Adrián, a quien ya había dirigido en el Real Madrid Castilla y que en 2008 firmó con el conjunto azulón.

No tardaron en llegar las primeras acusaciones de favoritismos después de que el técnico le concediese la titularidad tras unos cuantos partidos en los que Adrián apenas destacó sobre el césped, lo cual desató la ira de la afición primero y del futbolista después.

Finalmente, con el público y casi con el presidente en su contra, el Getafe decidió desprenderse de Adrián en 2010 dándole la carta de libertad, tras lo que firmó con el Racing de Santander. Su padre duraría un año más en el Coliseum Alfonso Pérez, manteniendo de nuevo al equipo fuera de los puestos de descenso, pero tras una irregular segunda vuelta en la temporada 2010/11 se le decidió no renovar el contrato.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=3L6t8xKimhg]

Pero no sólo en la Liga española se han dado estos casos donde el fútbol queda en casa. El legendario técnico inglés Brian Clough, que llevó al Nottingham Forest de los puestos bajos de la segunda divisón a conseguir dos Copas de Europa consecutivas, hizo debutar a su hijo Nigel Clough en el Forest en 1984, quien se desempeñaba como delantero o mediapunta y que llegó a ser internacional por Inglaterra hasta en 14 ocasiones.

Nigel estuvo nueve temporadas en el Nottingham hasta 1993, año en el que descendió el equipo tras casi dos décadas en primera división y también temporada en la que su padre decidió cogerse una más que merecida jubilación. Con 101 en 311 partidos fue suficiente para que el Liverpool le fichase para regresar en 1996 en el Forest.

Una vez Nigel colgó las botas, la vinculación con su padre y su apellido le permitió entrenar entre 2009 y 2013 al Derby County, equipo al que Brian le hizo ganar una de sus dos ligas inglesas en 1972. Pese a que los inicios fueron buenos y los aficionados del County veían en el hijo al reflejo del padre, finalmente fue destituído en 2013 y fichó como nuevo técnico del Sheffield United.

Otro caso reciente, de esta misma semana sin ir más lejos, es el de Henrik Larsson, nuevo entrenador del club que le vio crecer, el Helsinborg, y donde juega su hijo Jordan. Sobre el hecho de tener a su hijo en el vestuario, Henrik declaró que "es importante diferenciar entre Jordan futbolista y Henrik el padre. Creo que se tienen que traer las cosas siempre en beneficio del Helsingborg".

LA APUESTA del día

Getafe y Krasnodar jugarán mañana jueves por la tarde, en campo de los primeros, el último partido de grupos de la Europa League

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter