Neil Mellor, los obstáculos de un ‘Red Boy’

Sterling y Gerrard representan el talento de la cantera del Liverpool, pero entre ellos hay un desierto. Mellor apareció como un oasis. Atractivo pero irreal

Mellor y Gerrard Mellor y Gerrard

En un día marcado en rojo en todo calendario del buen hincha de Liverpool (debido al partido ante el Real Madrid en Anfield), con esa Champions donde antes aparecían con facilidad fechas para la gloria y el orgullo de la parroquia de Anfield, no está de más echar la vista atrás y observar los pasos que se han seguido para alcanzar este estado de alborozo que genera tantas envidias. La llegada de Rafa Benítez se consideró un punto y aparte en la progresión de un equipo que, con el técnico español, cerró 21 años de paciencia por la Copa de Europa y regresó al primer plano mediático en el momento justo del crecimiento en la Premier League. Casi designado por el caprichoso destino y dentro de la reestructuración que aún hoy se vive en suelo Red (y que incluye una nuevo remodelación del estadio en camino), la plantilla ha sufrido cambios drásticos para amoldarse a lo que cada técnico pidió.

Tras Rafa llegaron muchos otros pero de ellos, solo Brendan Rodgers logró cierta continuidad. Pero ni él ni ninguno de los anteriores entrenadores, confiaron en los chicos criados en las calles de Liverpool hasta el punto de que hoy existe una absoluta desaparición de los canteranos a los que tanto veneraron en The Kop tiempos atrás. La actual plantilla del Liverpool solo tiene a Raheem Sterling como canterano que puede levantar esa liturgia, pues el vestuario perdió al referente absoluto de esa línea tradicional cuando Jamie Carragher abandonó su carrera este pasado verano y está cerca de sentir algo similar cuando el capitanísimo Steven Gerrard siga esos pasos en breve. Ellos eran los únicos estandartes del orgullo ‘mamado’ en la Liverpool Academy de Kirkby. Las mayores dificultades que ahora encuentran los que intentan seguir su estela, que tienen que luchar contra jóvenes extranjeros y contra el mayor nivel de la Premier actual, les deja casi hundidos en un sueño de recreación imposible. Esa vuelta a la realidad sólo tuvo un valiente que tocó el cielo pero, casi como un efecto de inmersión, volvió a su calabozo: Neil Mellor.

Hijo del ex jugador del Manchester City Ian Mellor, Neil triunfó en los reservas del Liverpool a base de romper registros goleadores. Sus casi cien goles en tres temporadas con el filial, le valieron el apodo de Gerd, en comparación con el histórico goleador alemán, Gerd Muller (el ‘bombardero de la nación’). Aquellos prometedores números le dieron la opción de debutar con el primer equipo y cumplir el sueño que había perseguido desde que entrara en la cantera Red con sólo ocho años. Doce más tarde, se presentó en Anfield gracias a la confianza de Houllier, que pronto lo cedió al West Ham para foguearle. Sin embargo, lo que prometía ser un año de progresión para volver con un puesto fijo (le habían renovado para tres años más), se convirtió en el principio de una pesadilla eterna. Una lesión le dejó mal parado durante tres meses y, a su regreso, los Hammers estaban en plena crisis y cambiaron hasta en tres ocasiones de técnico en unos meses (Glen Roeder, Trevor Brooking y Alan Pardew), lo que no permitió a Mellor alcanzar la madurez que en Mersey esperaban.

De vuelta con los reservas, sus diez goles en cuatro partidos volvieron a destacarle como una perla a punto de explotar. Regresó al primer equipo, se estrenó con dos goles en Carling ante el Middlesbrough, fue titular en Champions en un partido con todo decidido ante el Mónaco y dio una asistencia en el partido clave contra el Olympiakos, con lo que parecía que su carrera tomaba de una vez por todas el perfil adecuado. Mellor estaba ante sus días de gloria y tocó techo ante el Arsenal en el que será, para siempre, el partido de su vida. Con un frío empate (1-1) y ya en el descuento, Neil agarró una pelota desde 30 metros y la pegó con violencia, sin tapujos, como si allí se acabara la oportunidad que siempre había deseado y que no podía dejar pasar. El producto de aquel momento de liberación canterana fue un zapatazo tremendo que se marchó a la red gunner como un obús entre la locura de Anfield, que por fin podía venerar a su nuevo semi-dios.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=hOKkGuQv1T4]

Con los sueños a punto de ser derruídos por su aureola mediática, aquella aparición no iba a encontrar continuidad, pues una doble cirugía en ambas rodillas le apartó de su momento de gloria. Esa Champions de Estambul, la del desenlace más caprichoso de la historia, también era, en parte, gracias a Mellor, quien tuvo que conformarse con verla en casa con muletas en mano. Y es que sus constantes lesiones le impidieron rendir en otra cesión al Wigan y en su primer año en el Preston North End. Allí intentó levantarse. Unos días lo logró (fue cedido un curso al Sheffield Wednesday y marcó 20 goles que lo moralizaron). Otros, simplemente desesperó. Con una máscara que recorría su carácter desde que su aureola de brillantez se fue apagando año a año, su personalidad giró con cada una de las infinitas lesiones que tuvo que superar por seguir intentando demostrarse a sí mismo lo que un día había logrado ser. Ese sueño incumplido, esa pesadilla creciente, terminó en diciembre de 2011, cuando un nuevo parón de tres meses, le superó definitivamente: "He acordado mantener una comunicación abierta con el míster por si acaso encuentro una cura milagrosa, pero, siendo realistas, y lamentablemente, este es el final de mis días como jugador”.

Así pues, cuando Anfield vuelva a ser esta noche el escenario temido por toda Europa, quizás él esté en las gradas o quizás él esté al micrófono en su nueva tarea como comentarista. Pero cuando ‘The Kop’ grite a Gerrard, Sterling o Sturridge él pensará que un día corearon por Mellor, el último ‘Red-Boy’.

LA APUESTA del día

Levante y Villarreal se medirán en la segunda jornada de la Liga Santander. El duelo se jugará a las 22:00 horas en el Ciudad de Valencia.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter