Levante y Real Madrid, enemigos íntimos

Merengues y granotas protagonizan un encuentro que en los últimos años se ha destacado por la tensión y dureza vivida en ellos

Nikos Karabelas y Gareth Bale / Getty Nikos Karabelas y Gareth Bale / Getty

Real Madrid y Levante estrenan la jornada de Liga de hoy sábado (16:00) en el Ciutat de Valencia, un partido en el cual por si los merengues no tuviesen suficiente con la ya legendaria enemistad con el Valencia, en los últimos años se ha ganado también la del otro equipo de la ciudad del Turia: el Levante. Los encuentros entre madridistas y granotas han adquirido una nueva dimensión estas últimas temporadas, con auténticos partidazos, momentos de tensión, polémica y anécotas.

Todo comenzó en septiembre de 2011. El Real Madrid de José Mourinho se veía sorprendido y desbordado por un Levante al que acababa de llegar JIM y que a la poste sería considerado equipo revelación de la temporada, llegando a ir líder varias jornadas y llegando a clasificarse para la Europa League. En el fragor de la batalla, el alemán Sami Khedira veía la roja directa por un empujón a Ballesteros, que le estaba recriminando a Di María que no hiciese teatro.

Desde este momento ningún partido entre madridistas y granotas volvió a ser lo mismo. En enero de 2012, ambos equipos se volvían a ver las caras, esta vez en la Copa del Rey. Los madridistas sentenciaron la eliminatoria goleando por 8-0 al Levante, pero no quedó ahí la cosa, varios jugadores granotas comentarion que los blancos les habían burlado y ridiculizado durante el partido con comentarios fuera de tono e incluso Silvino Louro, ayudante de Mourinho, llegó a las manos con Ballesteros en los vestuarios.

En la temporada siguiente, en noviembre de 2012, ambos conjuntos se veían de nuevo las caras en el Ciutat de Valencia y, si la presencia del capitán Sergio Ballesteros en la zaga ya era suficientemente intimidatoria, había que sumarle la de un recién llegado David Navarro, jugador conocido no precisamente por ser una 'hermanita de la caridad' tal y como sufrió Cristiano Ronaldo a los tres minutos de comenzar el partido.

El portugués sufrió un corte en la ceja de cinco puntos pero no le impidió volver al terreno de juego con la herida grapada para poner por delante a su equipo justo antes del descanso. En la segunda mitad Ángel empataría para los locales y cuando parecía que el encuentro terminaría en tablas, Álvaro Morata anotaba su primer tanto en Liga al peinar una falta botada por Xabi Alonso en el minuto 84. Este final, unido a los lances del juego, propició una pelea en los vestuarios del Ciutat de Valencia que dio lugar a múltiples teorías sobre lo que de verdad había ocurrido:

La polémica invadió los diarios y las tertulias deportivas, con cruces de declaraciones días después al encuentro, como fue el caso de Sergio Ramos: "Si no le gusta este deporte y le gusta más el boxeo, que se cambie", aseguró el de Camas sobre Sergio Ballesteros. La enemistad entre ambas escuadras ya no era ningún secreto.

Parece que estas historias tienen todas un factor común: Sergio Ballesteros y Mourinho. La temporada pasada, en la que ninguno de los dos continúa en su anterior equipo, no hubo incidente alguno en ninguno de los partidos de Liga, sólo la imagen de Joaquín Caparrós encarándose con un aficionado madridista desde la grada y una remontada épica: el Madrid perdía 2-1 en el minuto 90 en la primera vuelta, pero Morata y Cristiano dieron la vuelta al luminoso. Parece que las remontadas y goles en el descuento también son un factor común en estos encuentros.

LA APUESTA del día

Holanda y Alemania disputarán un partido clasificatorio para la Eurocopa. El duelo se jugará a las 20:45 en el Johan Cruijff Arena.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter