El relevo del gol en España

El relevo generacional llega a la Selección Española y el punto de mira se centra en la delantera. En FutbolPrimera repasamos los últimos cambios.

Hablar de gol en la Selección Española es hablar de David Villa. Con 59 tantos en 97 partidos, el asturiano se convirtió en el máximo anotador del combinado nacional. Sea cual sea el color de la bufanda que porte nadie se atreve a poner en duda la hegemonía del Guaje como ariete de la Roja. Su leyenda la empezó a forjar un tal Luis Aragonés, ese genio del fútbol que supo "mirar a los ojitos" a sus pupilos para descubrir el fútbol que llevaban en sus botas, cambiar la furia por el toque y la miseria del cuartofinalista por la gloria del campeón. San Marino fue su primer rival como internacional. Desde el banquillo vio con todo lujo de detalles como la pareja formada por Torres y Raúl le endosaba un 5-0 a la selección nacional de San Marino, que al final del primer tiempo ya perdía de tres (Joaquín, Torres y Raúl), un resultado que servía como excusa perfecta para que el asturiano debutara dando el relevo al capitán merengue. Una instantánea que bien podría ilustrar el debate nacional más grande jamás formado alrededor del siete de España.

Aquél mundial de Alemania en el que la Selección cayó eliminada en octavos de final ante Francia fue el escenario que enmarca de mejor forma el principio del fin de Raúl González. Ya como suplente en el primer partido, el madrileño observaba como esta vez era el asturiano el que endosaba los goles al conjunto ucraniano, y de par de par. Con tres tantos, el Guaje terminaba la cita mundialista como máximo goleador del combinado nacional empatado con Torres, que encaraba su último año como jugador del Atlético de Madrid. Dos años de guerra mediática después, y a pesar de aquél grito unánime del Bernabéu pidiendo el "Raúl Selección", Aragonés dejaba fuera de la Eurocopa al que entonces seguía siendo el máximo goleador español. Marcando más de 30 goles por año en tierras valencianas, Villa se adjudicaba el dorsal de mito madridista y anotaba cuatro tantos fundamentales para la consecución del título acallando cualquier atisbo de debate. Villa se convertía en el siete de España.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=pbd1dfjxt4k]

De Lángara y Regueiro en la década de los 30, pasando por Zarra a finales de los 40, Di Stefano como gran goleador a final de la década de los 60, llegando a los 16 tantos que anotó Pirri en los 12 años en los que formó parte de la Selección allá por los 70 enlazando con el mítico Santillana y sus años 80 para acabar en Michel, Salinas y Butragueño como grandes antecesores de Raúl en el noble arte del gol. Más de un siglo de relevos generacionales que alcanzaba su zenit en la lucha por el siete de estos dos genios.

Pero todo lo bueno se acaba, y con el Guaje marcando goles a los canguros y Torres- que siempre ha estado ahí- intentando rehacerse en tierras rossoneras, la Selección deja dos grandes vacantes que rellenar con sangre joven. ¿Negredo, Soldado, Llorente? No. Ninguno de ellos son del gusto de Vicente del Bosque. Diego Costa es el elegido para comandar una selección que se había acostumbrado a jugar con falso nueve. Su imponente zancada, la capacidad innata que sobradamente ha demostrado en el Manzanares para arrollar defensores en el Manzanares con los chicos del Cholo y su idilio con el gol llevaron al técnico ex-madridista a convencer al brasileño de que debía disputar el Mundial defendiendo colores rojigualdas. El resultado es de sobra conocido. Disputó los dos primeros encuentros como titular y fracasó, al igual que el resto de la plantilla. Holanda y Chile nos apeaban de forma apabullante de un Mundial en el que ya nos veíamos finalistas. El Guaje tuvo la oportunidad de disputar 45 minutos en el último de los partidos frente a Australia y anotó engordando su particular colección de goles y avivando el debate de si de verdad Costa era un digno sustituto del asturiano.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=I2jsAKoWuRg]

Y entonces apareció Paco Alcácer. Con 21 años recién cumplidos se ha ganado a la fuerza ser el nuevo símbolo del valencianismo. Sus desmarques al primer palo son aquellos que todo buen delantero debería visionar antes de salir a entrenar. Su capacidad para asimilar sus virtudes y dejar a un lado sus carencias en el juego han convertido al valenciano en un maestro del primer toque, un recurso que utiliza tanto para asistir como para perforar la red rival. Un primer toque que, a priori, se identifica mucho más con el juego que la Selección ha desplegado los últimos años. El espectacular final de temporada que protagonizo junto con el fulgurante inicio de campaña del Valencia de Nuno le han valido para entrar de cabeza en la lista de Del Bosque. Debutó frente a Macedonia y marcó. Salió desde el banquillo frente a Eslovaquia y volvió a marcar. Dos tantos en algo más de 90 minutos decoran sus estadísticas mientras que el cero sigue luciendo en el tablero de goles de Diego Costa a pesar de haber disputado más de siete partidos con la camiseta de la Selección. Más leña al fuego. Y eso que en Chelsea lleva 9 en 7 encuentros.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=mLgqgUbQp0I]

El debate está servido. ¿Debe ser Diego Costa el delantero de la Selección?. Y si es así ¿debe la Selección adaptar su juego al del hispano-brasileño? O por el contrario ¿debe ser Paco Alcácer el delantero titular? o incluso ¿pueden ambos jugadores complementarse jugando juntos?. De momento Paco será titular esta noche frente a Luxemburgo, un rival que a priori no debería de dar demasiados problemas al combinado nacional, pero que sin embargo puede decantar la balanza hacía un lado u otro. Y tú ¿a quién eliges?

LA APUESTA del día

Atlético de Madrid y Getafe se medirán en el derbi de la primera jornada. El duelo se jugará a las 22:00 horas, en el Wanda.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter