El cáncer desgarra al fútbol

El fútbol no es ajeno a una enfermedad tan dura como el cáncer. Han sido muchos los futbolistas que la han sufrido al igual que Jonás Gutiérrez

La dramática historia de Jonás Gutiérrez recuerda a otros casos de futbolistas que pasaron por un hecho similar y sufrieron un cáncer en plena carrera deportiva. En las últimas décadas varios jugadores pasaron por este trance, recordamos a algunos de ellos.

La lucha contra el cáncer sigue siendo uno de los frentes abiertos más importantes de la sociedad. Cada nuevo caso relacionado con esta enfermedad conmociona a familiares y conocidos, y los futbolistas no son ajenos a este problema. Afortunadamente cada vez existen mejores mecanismos para combatir una enfermedad que en las últimas décadas se llevó a algún futbolista. En abril de 1995 el jugador de la Juventus Andrea Fortunato no era capaz de superar una leucemia que le conduciría a la muerte con solo 23 años. Había comenzado su carrera en el Como para pasar después por el Pisa y el Genoa. La Juve se fijó en este prometedor futbolista que incluso llegó a debutar en la selección italiana en 1993. Desgraciadamente la enfermedad frenó su carrera. En aquella misma época otro jugador también pasó por un duro trance, en este caso un cáncer testicular. Se trata de Lubo Penev.

El bulgaro se encontraba en el mejor momento de su carrera. Era la gran estrella del Valencia y un fijo en la selección búlgara que terminaba de lograr brillantemente su clasificación para la Copa del Mundo de 1994. En un entrenamiento recibió un balonazo en los testículos y la exploración posterior reveló que tenía un tumor. Primero fue explorado en Barcelona y posteriormente se trató en largas jornadas de quimioterapia. Su recuperación fue bastante rápida ya que en el verano de 1994 se reincorporó a los entrenamientos. El caso de Penev fue todo un ejemplo ya que después de dejar atrás la enfermedad volvió a los terrenos de juego con más fuerza que nunca.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=nacB_x2LuLI]

Precisamente un futbolista que fue compañero de Penev tanto en el Valencia como en el Atlético de Madrid fue José Francisco Molina. Famoso por su excelente nivel en el Atlético de Radomir Antic y el peculiar debut que tuvo en la selección española, fue durante su etapa en el Deportivo de la Coruña cuando tuvo que librar una dura batalla contra el cáncer. Perdió su pelo y posteriormente lo recuperó con más fuerza como suele suceder en estos casos. El suyo fue otro caso heroico de lucha contra la adversidad. Dos cancerberos argentinos, Carlos Roa y el Mono Burgos, también sufrieron esta enfermedad y pudieron doblegarla. Otro caso controvertido fue el de Arjen Robben, quien en 2004 superó un cáncer testicular para volver después con más fuerza y convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo. Robben afirmó que leer la autobiografía de Lance Armstromg “Mi vuelta a la vida” le ayudó mucho durante su recuperación.

Menos suerte tuvo el prometedor jugador del Betis Miki Roqué, quien no pudo superar un cáncer después de que se le detectara un tumor maligno en la pelvis. Tras jugar en varios equipos de Inglaterra y España, Roqué se había ganado un lugar en el Betis. Anunció su retirada momentánea de los terrenos de juego con el objetivo de recuperarse totalmente de la enfermedad en su Catalunya natal. Lamentablemente no vivió para contarlo y falleció con solo 23 años. En el Barcelona se vivieron dos situaciones diametralmente opuestas relacionadas con el cáncer. Por un lado la enfermedad y recuperación de Abidal, y por otro la dramática muerte de Tito Vilanova que conmocionó al fútbol mundial. Tras abandonar el banquillo del Barça luchó por salvar su vida, pero hace pocos meses perdió la batalla. Jonas Gutiérrez afrontará en los próximos meses el encuentro más duro de su vida; ojalá salga victorioso.

LA APUESTA del día

Bournemouth y Arsenal se verán las caras mañana lunes, a partir de las 21:00 de la noche, en un nuevo encuentro de la Copa FA

Artículos destacados

Comentarios recientes