El trabajo de Van Gaal con Di María

El fichaje de Ángel Di María ha causado ilusión en el Manchester United, pero también un debate: ¿En qué posición jugará Di María?

El fichaje de Ángel Di María ha causado una gran ilusión en el Manchester United, pero también un debate: ¿En qué posición jugará Di María? Intentamos resolver el enigma que acompaña al millonario traspaso con el que los Red Devils buscan resurgir en la temporada 2014 - 2015.

Hace ya más de 4 años, concretamente un 28 de junio de 2010, aterrizaba en Madrid un joven extremo, espigado y delgado que venía de romperla en el Benfica portugués. Durante el Mundial de Sudáfrica llamó la atención de José Mourinho y el Real Madrid no dudo en pagar 25 millones de euros más 11 en variables por el jugador nacido en Rosario. Ese día, Ángel Di María iniciaba con el Real Madrid una relación de amor-odio que ha acabado por romperse este año. Tras cuatro años en los que se han intercalado golazos fantásticos con peticiones de mejora de contratos y rumores de salida con asistencias mágicas, el argentino abandona la capital española para volar rumbo a Manchester, creándole así un bendito dilema a Van Gaal, como encajar a Di María para que dé su mejor versión sobre el tapete del Teatro de los Sueños.

De extremo a interior

Criado en el barrio La Cerámica de Rosario, Di María empezó a jugar a fútbol a los cuatro años por recomendación de un medico. Ángel Tulio Zof, mítico jugador y entrenador argentino fue quien le descubrió y le llevó a las categorías inferiores de Rosario Central, equipo con el que debuto en 2005 con tan solo 17 años. Después de dos buenas temporadas y un fantástico mundial sub-20 de 2007, Luis Filipe Vieira, presidente del Benfica vio en él al sustituto de su capitán, Simao Sabrosa que había acabado de abandonar el club rumbo al Calderón a cambio de 24 millones. Tras adquirir el 80% de los derechos del rosarino por 6 millones, la afición lisboeta disfrutó de un extremo veloz, descarado y técnicamente superdotado. Con Fernando Santos en el banquillo le costó entrar en los primeros onces, le pesó el cargó de sustituir la posición que ocupaba en el campo Simao que había sido el ídolo de la hinchada portuguesa durante seis años. Con Quique Sánchez Flores vivió sus mejores momentos con la camiseta roja del Benfica. El contragolpe que planteaba el equipo del entrenador español le venía perfecto a Di María que explotaba su verticalidad y velocidad en estas acciones.

Su fútbol llamó la atención de Jose Mourinho quien quiso tenerlo en el Real Madrid. Tras pagar 25 millones de euros más 11 en variables, el club blanco se hacía con los servicios de un espectacular extremo izquierdo al que el entrenador portugués tuvo que reconducir a la banda derecha por la presencia de Cristiano Ronaldo en el carril zurdo. Primer cambio de posición. No tuvo problemas en adaptarse a jugar a pie cambiado y como extremo derecho. Veloz, hábil, descarado, Di María siempre encara a su rival cuando juega en banda. Es uno de los mejores jugadores del mundo en el uno contra uno y llega con una facilidad tremenda a posiciones de gol. Sus características le han hecho ser un jugador muy importante para los dos entrenadores que ha tenido en Madrid.

Las llegadas de Ancelotti y Gareth Bale cambiaron el rol de Di María en el Real Madrid. La temporada pasada empezó otra vez pegado a la línea de cal, en la derecha, como fue habitual en las anteriores temporadas. La llegada del galés supuso la entrada del argentino en el banquillo, pero Ancelotti solucionó este problema cambiándole de posición. El sistema de Ancelotti, el 1-4-3-3 no tenía el equilibrio necesario con Illarramendi o Khedira (que pronto se lesionó para toda la campaña) y el italiano necesitaba alguien para darle consistencia y llegada a la medular. Di María era el hombre. Su desequilibrio, uno contra uno, su espectacular llegada de segunda línea y su cifra de goles por temporada, que suele estar entre unos 10 tantos, le han ser un jugador peligroso en ataque. Pero el centro del campo requiere algo más, y eso lo tiene Di María. Su espíritu de equipo, recorrido, resistencia, competitividad y agresividad le hacen ser un jugador con las características ideales para adaptarse a la posición de interior. Esta demarcación no es nueva para el rosarino ya que con su selección había disputado algunos encuentros en el centro del campo. Tiene lo que les faltaba a Modric y Xabi Alonso (los componentes del centro del campo merengue del año pasado). Nervio, velocidad, desequilibrio, regate, garra, verticalidad, llegada desde segunda línea y gol. Di María se convirtió en el socio perfecto para el croata y el vasco.

Desde el centro del campo ha explotado. Se ha convertido en uno de los mejores jugadores del mundo, imprescindible en el equipo campeón de Europa. Apareció en los partidos más importantes de la temporada para su equipo. Las dos finales de Copa y Champions. En Mestalla marcó el primer gol y en Lisboa cuajó un partido sensacional y de sus botas nació el gol de Gareth Bale. Es un jugador inquieto, su constante movilidad le permite aparecer en muchas zonas del campo, sobre todo en la banda izquierda. Ronaldo tiene tendencia a ir hacia dentro con el objetivo de romper entre los centrales y dejar espacio para la subida del lateral, ya sea Coentrao o Marcelo. En ese espacio, ahí muchas veces, cuando el Madrid atacaba, aparecía Di María para crear superioridad en la banda con sus dos compañeros. Su movimiento a la cal crea un espacio en el centro del campo que muchas veces aprovechaba Benzema para desmarcarse de los centrales y recibir el balón con comodidad. Desde la izquierda, el uno contra uno es constante, llega a línea de fondo y la pone con mucha calidad.

A la hora de defender, cambia su cara de jugador elegante y habilidoso por la de un jugador competitivo hasta el punto máximo, agresivo, con fondo para presionar arriba y volver a recuperar su posición. Da equilibrio con su sacrificio y despliegue físico. Es un alivio para sus compañeros del centro del campo y para el lateral que juega más cerca de él, en su caso, los laterales izquierdos. En el Real Madrid, sobre todo Marcelo tiene una clara tendencia ofensiva y cuando se pierde el balón arriba tiene dos tareas, recuperar el sitio y defender un posible dos contra uno si el lateral se suma al ataque y ayuda al extremo contrario. Ahí es donde aparece Di María. El “Fideo” hace lo que no hacen ni Cristiano Ronaldo ni Bale, que es la ayuda al lateral. El argentino es un trabajador incansable y ayuda a solventar estas situaciones de inferioridad.

Con su marcha el Real Madrid pierde a una pieza clave en el esquema de Ancelotti, su “árbol de Navidad” se queda cojo ya que ni Kroos ni James tienen las características de Di María. Un jugador que se marcha siendo una estrella con el cariño de una afición que ha sabido reconocer su talento y esfuerzo a pesar de alguna salida de tono. Un jugador que sale del Real Madrid por un precio muy alto y se espera que haga triunfar al Manchester United. su triunfo no está garantizado ya que buena parte de los jugadores que han salido de la capital española por mucho dinero no han tenido los éxitos esperados. En Manchester se espera que Di María no tenga la misma suerte que los Ozil, Robinho o Anelka.

El trabajo de Van Gaal

En sus peores sueños no pasaba lo que está pasando. Ni Van Gaal ni nadie se esperaba este desastroso comienzo del Manchester United. tres partidos oficiales y tan solo un empate, y además, una humillante derrota por cuatro goles a cero ante el modestísimo MK Dons en la Capital One Cup. El inicio ha sido un desastre, el equipo no avanza y conjuntos mucho más modestos como el Swansea o el Sunderland y el MK Dons, por supuesto, le han sacado los colores y mostrado las carencias de los de Van Gaal. En la Capital quedó clara una cosa, al entrenador holandés no le valen ninguno de los suplentes, todos juntos hacen aguas. Jugadores contrastados como Kagawa, Evans o Anderson demostraron el martes que no tienen nivel para jugar en el United. pero tampoco los titulares están para hacer fiestas ya que no han podido ni con el Swansea ni con el Sunderland. El equipo está mostrando las mismas carencias que tuvo el año pasado.

Los diablos rojos siguen siendo un equipo desequilibrado, con un gran potencial ofensivo pero un centro del campo mediocre al que Wayne Rooney tiene que auxiliar en demasiadas ocasiones y una defensa que ha perdido a sus referentes. Los errores siguen siendo los mismos. Por segundo año consecutivo el Manchester United se ha equivocado de fichaje para el centro del campo, no era el perfil de Ander Herrera, que seguro que aporta mucho, el fichaje tiene nombres y apellidos, Arturo Vidal, el gran objetivo del Manchester. Con Di María han hecho el que posiblemente sea el mejor fichaje del verano. Su agresividad, garra, compromiso, esfuerzo y capacidad de asociarse con sus compañeros le va a venir muy bien a un Manchester United que necesita que el argentino esté esta temporada al nivel de la pasada. Con un Di María enchufado en el centro del campo, liberas al capitán Wayne Rooney de tareas del centro del campo y ganas un jugador determinante en ataque.

Ahora la pelota está en el tejado de Van Gaal. Su 1-3-5-2 que tan buenos resultados le dio en el Mundial con Holanda ha fracasado estrepitosamente en los dos partidos de liga. No ha funcionado, el equipo no se ha encontrado a gusto y se han producido muchos desajustes en defensa. Cuando las cosas van mal algo hay que cambiar pero, ¿será capaz Van Gaal de recapacitar y dejar atrás el 1-3-5-2? Aquí está la clave. El United es un equipo acostumbrado a jugar con este sistema o con dos puntas y eliminando uno de los centrocampistas. El sistema de Van Gaal está costando en encajar y muchos piensan que pronto se volverá a ver el dibujo del 1-4-3-3.

Este sistema es el que mejor le viene a Di María y a su nueva posición. A pesar de que en la selección argentina ha jugado todo el Mundial siendo interior izquierdo con este esquema, la verdad es que el equipo de Old Trafford no tiene un jugador como Mascherano para actuar como ancla del sistema de tres centrocampistas y dos carrileros. Fellaini, Cleverley, Carrick, Anderson o Fletcher no tienen esa capacidad de robar balones y de sacrificarse por el equipo como sí lo tiene el jugador del F.C. Barcelona. Argentina pone de ancla a Mascherano, que tiene potencia, agresividad y contundencia, cosa que ninguno de estos jugadores del United poseen, por lo tanto, el sistema hace aguas. Con el fichaje de un jugador como Vidal se podría volver a utilizar pero por ahora el equipo no tiene en su plantilla un futbolista de estas características.

Di María le va a dar al United esa chispa en el centro del campo que no tienen ni Anderson ni Fellaini ni Ander Herrera. Con Rooney y Mata jugando en bandas y arriba Van Persie, el técnico holandés de Old Trafford puede ir pensando un centro del campo de garantías para arropar al “Fideo”. Alternativas hay, porque en esa posición puede entrar Mata y en banda actuar Ashley Young que ha empezado la temporada a buen nivel, pero sigue faltando intensidad, agresividad y llegada de segunda línea en el centro del campo del United.

Si Van Gaal consigue crear una medular que apoye y cubra defensivamente el juego de Di María el equipo progresará, porque tiene los jugadores para hacerlo. Con el argentino el United gana un pasador, una auténtico experto en las asistencias (87 asistencias durante su etapa en el Real Madrid). Con él, jugadores como Rooney o Van Persie se pueden relamer, y Mata gana un aliado excepcional para desarrollar su juego asociativo y su entrada desde segunda línea, otro aspecto clave que el Manchester mejorará con Di María.

Con el argentino y apuntalando el centro del campo y la defensa, el Manchester United tiene todos los alicientes para ir hacia arriba esta temporada. Pero lo que los red devils deben recordar es que este es un proyecto a largo plazo, se está construyendo un nuevo United, pero el actual debe mejorar.

EL DEBATE: ¿EN QUÉ POSICIÓN JUGARÁ DI MARÍA EN EL MANCHESTER UNITED?

LA APUESTA del día

El Real Madrid debuta en el Mundialito de Clubes contra el Al Jazira emiratí, la revelación del torneo tras ser verdugo del Urawa.

Patrocinado:

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter