Cuando ganar el primer partido del mundial no es imprescindible

Recopilación de selecciones que perdieron su primer partido en un Mundial pero acabaron llegando a la final en esa misma edición

Suiza vs España en el Mundial 2010 Suiza vs España en el Mundial 2010

Ganar el primer partido de una gran torneo de selecciones siempre es importante para tener opciones de llegar lejos, ya que al margen de los puntos conseguidos, cuestiones como la confianza y la seguridad que otorga hacerlo, cobran trascendencia. Sin embargo, la historia del mundial de fútbol está llena de casos de equipos que terminaron proclamándose campeones o llegaron a la final sin vencer en el debut.

No hay que ir muy lejos en el tiempo para encontrar a la última selección que lo consiguió. En el año 2010, muchas voces se alzaron contra Vicente del Bosque y sus hombres tras la derrota ante Suiza en el primer encuentro del mundial. Aquel traspiés cargado de infortunio, provocó que España tuviera que forzar la máquina para estar en la siguiente fase. Pero en los días posteriores, la derrota ante Suiza quedó difuminada por las victorias y el poder de aquella selección; España fue campeona del mundo a pesar de haber perdido el primer encuentro, pero no era la primera selección que jugaba la final tras haber tropezado en el debut.

En 1994 Italia ya había estado a punto de firmar el mismo camino, aunque los fatídicos lanzamientos de penalti evitaron que levantara la copa. La Italia de Sacchi comenzó el mundial de la peor manera posible, siendo derrotada en el debut ante Irlanda. Tras ese encuentro se levantaron todas las alarmas y la prensa cargó contra el técnico y su estrella, Roberto Baggio. Los transalpinos se recompusieron y fueron mejorando durante el torneo; el subcampeonato fue un logro merecido.

También fue subcampeona Argentina en 1990. Los de Bilardo llegaron a Italia 90 como campeones, siendo superados de forma sorprendente por Camerún en el primer partido. Argentina debutó con derrota y lo pasó mal ante Brasil en octavos y Yugoslavia en cuartos. Por fortuna para Maradona y sus hombres, la albiceleste se recompuso y consiguió llegar a la final, aunque en ella El pelusa vivió uno de los capítulos más tristes de su carrera.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=VO9Pj5aHrRc ]

Los citados son los casos más extremos, aquellas selecciones que se recompusieron totalmente tras una derrota y lograron más tarde presentarse en una final pese a un desastroso debut. Solo España logró ganar el campeonato en estas circunstancias, pero su caso será un excelente precedentes al que se agarrarán todos aquellos equipos que salgan derrotados del primer partido. Existen otras selecciones que llegaron a la final e incluso conquistaron el título tras empatar en su debut.

Por ejemplo encontramos el caso de Francia en 2006 (empate ante Suiza en la primera jornada y subcampeona posteriormente), Alemania también lo hizo en 1986 (empate ante Uruguay en el debut y posteriormente subcampeona), e incluso Italia en 1982, cuyo caso es uno de los más especiales de la historia. Los transalpinos no fueron capaces de ganar ninguno de los tres encuentros que disputaron en la primera fase. Con un juego pobre y difuminado, su actuación fue tan criticada que muy pocos podrían esperar que más tarde se llevarían el campeonato, pero lo hicieron. Empezar con buen pie es importante para triunfar, pero no imprescindible.

LA APUESTA del día

Betis y Getafe serán los encargados de echar el telón a la cuarta jornada de liga. El Benito Villamarín será testigo de ello.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter