Cuando el Atlético eliminó a Gigi Riva

Aquella eliminatoria, con Luis Aragonés como protagonista, es el único precedente de los colchoneros contra un equipo italiano en Copa de Europa

Foto: Colchoneros.com Foto: Colchoneros.com

El Atlético de Madrid vuelve a enfrentarse a un club italiano en la máxima competición europea 43 años después. El duelo ante el Milan toma el testigo de la eliminatoria que el equipo disputó frente al Cagliari en 1970-71. Aquel conjunto italiano tenía en sus filas a una auténtica estrella, el incombustible Gigi Riva que se perdió el partido de vuelta debido a una grave lesión. Nos remontamos a la época de gloria del combinado sardo y recordamos los hechos.

Después de tocar el cielo en mayo de 1970, los aficionados debían frotarse los ojos para reconocer el sueño que vivían. Viejos del lugar como Gavino Falchi, uno de los promotores del equipo en los inicios, contemplaba desde la grada del recién inaugurado Stadio Sant'Elia como su Cagliari se había convertido en el mejor equipo del país. En pocos años el club había pasado de promocionar en divisiones bajas a jugar la Copa de Europa y ser la base de la selección italiana; el éxito tenía en el “Rombo di Tuono” Luigi Riva el modelo y emblema del éxito.

Sus goles y diagonales desde la banda izquierda le convirtieron en el mejor jugador de la Serie A, pero tras llevar al Cagliari al título en 1969-70 no pudo triunfar en el mundial. Marcó goles y participó en el subcampeonato, pero aquel jugador no demostró ser la perla por la que suspiraban los grandes del campeonato. Tras México 1970 Riva estuvo muy cerca de salir del Cagliari, y aunque las biografías señalan que el futbolista de Leggiuno mostró siempre lealtad absoluta al club, es en esta época cuando aparece el Riva más frío e impersonal.

Es el favorito de los aficionados, pero su relación con la prensa y la directiva no es buena. Antes de comenzar la temporada Riva exige una parte de la taquilla de cada partido; “con Riva la gente va al campo” declara. Y es que el Cagliari pasaba por un nefasto momento económico. Debe mantener a un elenco de estrellas para conservar el sueño, pero las deudas son cada vez mayores. Todas las piezas del equipo pueden cambiar menos la de Riva, convertido en reliquia y santo de la entidad.

El club llega a ser ofrecido al príncipe Aga Khan IV, un amante del deporte que había representado a Irán en los Juegos Olímpicos de Invierno de Innsbruck 1964, pero la operación se frustra. Con Albertosi, Domenghini y Gigi Riva, el Cagliari debe debutar en la máxima competición continental, y no lo hace mal ya que se impone 3-0 al Saint-Etienne en la primera eliminatoria. Riva ha vuelto, pero ahora debe hacer frente a la presión de los medios de comunicación que reclaman mayor rendimiento en la selección.

Alguien advierte en Riva un culpable de la derrota en la final de la Copa del Mundo ante Brasil el verano anterior; le acusan de esconderse. Albertosi, Niccolai, Cera, Domenghini, Gori y Riva (6 jugadores del Cagliari) son alineados el 17 de octubre de 1970 en un amistoso ante Suiza. Italia juega mal, regalando la pelota y mostrando la peor de sus caras. Un gol de Sandro Mazzola a 5 minutos del final salva la cabeza de la Azzura y sirve para que los representantes del equipo sardo sean criticados por la prensa más conservadora del país; Riva se lleva la peor parte.

No obstante,el delantero había comenzado a marcar goles con su equipo otra vez. Concentrado en poder repetir título de liga, buscaba también un reconocimiento en la Copa de Europa, y así fue como el bombo caprichoso deparó un interesante duelo entre el campeón italiano y el español: un Cagliari - Atlético de Madrid.

Los transalpinos eran favortitos pese a que el Atlético lideraban la liga española y contaba con jugadores interesantes como Luis Aragonés, Irureta o el veterano Adelardo. El encuentro de ida se disputó en tierras sardas, y aunque el público local no necesitaba motivación alguna para llenar el estadio, la directiva local añadió una diversión extra al ya de por sí interesante duelo de Copa de Europa. En el descanso del mismo el atleta italiano Franco Arese asaltaría el récord mundial de los 800 metros en la pista de atletismo. No lo batió.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=SVQhC31ij3s]

Fue un partido muy duro cuya primera mitad llegó a alargarse 56 minutos debido a las interrupciones. Riva abrió el marcador con un soberbio cabezazo a centro de Domenghini, y posteriormente Gori amplió llevando el partido al 2-0. Con el Atlético entregado y el público celebrando una nueva gesta del Cagliari, llegó el salvador tanto de Luis Aragonés. 2-1 y los de Manlio Scopigno tendrían que jugársela en Madrid. Los rojiblancos podían pasar la eliminatoria, pero con Riva en el campo nada estaba escrito. El cazagoles italiano tenía potencial y calidad suficiente para levantar cualquier tipo de partido, pero unos días después iba a encontrarse de nuevo con el mayor enemigo de su carrera: las lesiones.

Vestir la camiseta de la selección italiana se había convertido en un problema más que en un orgullo para Gigi. La responsabilidad era enorme, ya que Italia debía rendir visita a Austria en Viena en la primera fase de la Eurocopa de Naciones. La desgracia quiso que aquella actuación quedara grabada en el historial de Riva para siempre, ya que una entrada de un futbolista rival evitó que el Rombo di Tuono volviera a jugar un partido en la Copa de Europa de clubes. Fue retirado a pocos minutos del final e intervenido en un hospital vienés la misma noche del partido. Cuentan que el médico que le operó le pidió las botas de recuerdo, a lo que Riva se negó con la esperanza de volver a utilizarlas pronto.

Riva no volvería hasta 5 meses después. Tarde para ayudar a su equipo a volver a conquistar el título, y muy tarde para jugar el encuentro de vuelta ante el Atlético de Madrid. La historia recuerda aquella noche por un triunfo incontestable del Atlético con una actuación imperial de Luis Aragonés.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=RUTvKyGS92o]

Zapatones marcó tres goles y el cuadro colchonero logró clasificarse para los cuartos de final de la Copa de Europa. Solo el Ajax de Johan Cruyff frenaría su camino en las semifinales de aquel torneo. La ausencia de Gigi Riva en el encuentro de vuelta de la única eliminatoria que el Atlético ha jugado frente a un club italiano en la máxima competición europea fue decisiva. La Copa de Europa despidió para siempre a uno de sus delanteros más grandes, el símbolo eterno del Cagliari Luigi Riva.

LA APUESTA del día

Granada y Osasuna se medirán en la novena jornada de la Liga Santander, El duelo se jugará a las 21:00 horas en el Nuevo Los Cármenes

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter