Nápoles, la ciudad de los milagros

El Napoli busca el pase a octavos ante el Arsenal

Se avecinan tambores de guerra, se avecina tensión, se avecina sudor, se avecinan lágrimas y lamentos, se avecina partidazo. El primer clasificado de la Premier League se enfrenta al tercer clasificado de la Serie A. Los de Arsene Wenger lo tienen todo de cara para acceder a los octavos mientras que los de Rafa Benítez tendrán que apelar a la épica y mirar a Marsella para saber que será de su destino en competiciones europeas.

Con frío, con mucho frío pero no muy distinto al que hace en España ahora mismo se levanta Nápoles. Sales a la calle y todos los periódicos se hacen eco de lo que se avecina a la noche. Haces la compra y te despides del carnicero con un “Forza Napoli!” al que él responde con un alto y claro “Sempre” que acompaña con una sonrisa de una a otra oreja. Preparas la comida escuchando la radio local más famosa (Kiss Kiss Napoli) y no hacen más que darle vueltas a lo que puede o no puede pasar. La gente se empieza a desplazar en masa a San Paolo para una noche que se antoja épica a pesar de que falten bastantes horas para que comience el partido. Tus amigos napolitanos dejan en sus muros de Facebook palabras de ánimo para su equipo. Las casas de apuestas que hay en las calles se llenan y las apuestas más repetidas son al 3-0 o al gol de Higuaín o a la doppieta de Pandev. Los comercios del centro storico comienzan a cerrar, se aproxima la hora del partido y los que no han conseguido una entrada se empiezan a agrupar en bares de Via Tribunali o en la zona cercana al paseo marítimo para no perder detalle alguno del partido rodeado de amigos y con una birra Peroni con la que amenizar el partido. Los equipos comienzan a saltar al campo. Suena el "O surdato 'nnammurato" en las gradas y retumba por toda Fuorigrotta (barrio donde se sitúa San Paolo). Todo listo, todo preparado. Viktor Kassai da el pitido inicial.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=kJXuFhB002U]

Así me imagino yo que será el día de mañana en la ciudad del Vesubio, y me atrevería a decir que no será muy distinto de cómo lo he descrito. Hasta ese momento, hasta el pitido inicial, a partir de ahí puede pasar cualquier cosa. Quizás me atrevería a imaginar también como será el partido sin temor a equivocarme. Será un partido de ritmo alto, muy alto, al Napoli sólo le vale la victoria (y ni eso), al Arsenal casi todo le vale para pasar, la victoria le clasifica como primero, con el empate depende de lo que pase en Marsella entre Borussia Dortmund y Olympique de Marsella. El Arsenal llevará el control del partido, es lo que se le exige por los jugadores que tiene y el Napoli que no tiene jugadores para dominar al Arsenal, usará sus armas con todo su corazón y con toda su alma, la velocidad de Insigne, Mertens o Callejón, la pegada de Pandev o Higuaín, la capacidad destructiva y a la vez constructiva de Gokhan Inler, la habilidad y el pase de Hámsik o la verticalidad de Behrami. Los napolitanos le van a exigir a su equipo, y tengo muy claro que su equipo lo dará todo por la victoria. Puede que ganen y que no se clasifiquen, es probable, pero los aficionados partenopeos estarán contentos siempre y cuando vean que su equipo lo ha puesto todo en el terreno de juego por seguir adelante en la competición.

Numerosas han sido durante esta semana las referencias al partido que en febrero de 2012 enfrentó al Napoli con el Chelsea que se acabaría proclamando campeón de Europa en el Allianz Arena. En aquella ocasión, el Napoli de Cavani, Lavezzi y Hámsik ganó al Chelsea 3-1 en la ida de los octavos de final. Gran culpa de este resultado tuvo su gente que lo llevó en volandas hasta la victoria. En el partido de vuelta, en Stamford Bridge, el Napoli caería en la prórroga por 4-1 quedando eliminado de la Champions en la que sería su participación más exitosa en su historia en tal competición. Los partenopeos tienen ante sí la oportunidad de como mínimo repetir tal hazaña si logran la tan ansiada clasificación.

Nadie dijo que fuera fácil. Enfrente un Arsenal que hacía bastantes años que no estaba en tan buena forma, liderado por un inconmensurable Özil que tiene como sus principales valedores en el medio del campo a Ramsey y Wilshere y a Olivier Giroud en la delantera. Los de Arsene Wenger están firmando un inicio de campaña espectacular solo empañado por la derrota ante el Aston Villa en la primera jornada, Chelsea y Everton o la derrota ante el Borussia Dortmund (todas como local) como local la que le impide no estar clasificado para octavos de final todavía. El resto de tropiezos han sido a domicilio. El Napoli lo pondrá todo para llevarse los tres puntos y la clasificación a pesar de depender de lo que pase en el Velodróme, pero tiene delante al Arsenal que a buen seguro no pondrá las cosas fáciles a Benítez y a los suyos.

El patrono de Nápoles es San Gennaro, su festividad se celebra el día 19 de septiembre y ese día se produce un milagro muy famoso en la ciudad, en el Duomo di San Gennaro, un sacerdote expone en uno de los altares de la catedral napolitana, frente a una urna que contiene la cabeza del santo, una ampolla que contiene sangre solidificada del santo. Los presentes empiezan a rezar y la sangre, normalmente sólida y de color negruzco, se vuelve líquida y rojiza y aumenta su volumen. Se considera un milagro del santo fallecido, en caso de que la sangre no licue, la superstición otorga a la ciudad malos augurios. El Napoli necesita casi un milagro para poder acceder a los octavos de final de la Champions League. Los napolitanos lo saben, y si en su ciudad se da un milagro al año, ¿por qué no se van a dar dos?

LA APUESTA del día

Getafe y Trabzonspor se citarán en la primera jornada de la Liga Europa. El duelo se jugará a las 18:55 horas en el Coliseum.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter