Ajax: El organigrama que pasó por el césped

Los directivos también han pasado por la cantera ajacied

El Ajax de Ámsterdam ha destacado siempre por una excelente cantera con la que nutre el primer equipo, pero ahora también su cúpula directiva y banquillo. La factoria Ajacied también produce talentos de los despachos.

“La vida no puede escribirse, solo vivirse. La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores”. El suyo, el de Oscar Wilde, fue mostrar su inteligencia con excesiva precocidad, lo que le llevó a hablar varios idiomas, ser referente clasicista, portavoz del esteticismo y, desde luego, un literario singular. Su arte, éxito asegurado en la Europa de finales del siglo XIX, acabó siendo su particular condena pues toda su personalidad quedó empañada con un fallo de conducta que, socialmente, lo arrastró a la decadencia. Su error, mostrarse liberal en tiempos de conductas rectas y autoritarias (increpó por escrito a un marqués que lo acusó de sodomía con su hijo, con quien mantenía un vínculo especial) por lo que fue encarcelado y repudiado a las calles, donde murió como indigente en una esquina de París con la cuarentena avanzada.

De nada había servido su talento pues, más allá del círculo de amistades que lo vanagloriaba, vivía solo en una falsa aureola de éxito que jamás tuvo posterior recompensa en vida. El desengaño sufrido por la sociedad inglesa y la ruina que lo llevó al calvario itinerante por las calles europeas con un falso nombre para encontrarse con un ‘amor imposible’ (el del hijo del marqués), agudizó la personalidad y aquella ‘experiencia’ que él mismo había tachado de “errores con nombre y espacio en un transcurso de tiempo”, fue lo único que le permitió despedirse en paz. Su muerte, la de un pensador adelantado a su tiempo, inspira a los jóvenes como experiencia, justo lo que Oscar jamás creyó y en lo que no tenía fe. Solo su adiós sirvió para demostrar lo contrariado de sus pensamientos en algunos ámbitos y el fútbol, que en Ámsterdam basa su diagnostico, análisis y futuro justamente en esa experiencia vital, lo reseña año tras año. Unos ‘elegidos’ ganaron sobre el césped toda esa capacidad y ahora, aún en vida, muestran el camino ideal a quienes los disfrutaron en su niñez.

El Ajax, auténtico referente del fútbol mundial por su grandeza mundial en los 70 y competidor eterno gracias a una inigualable productividad en su cantera, mantiene varias directrices intocables en su organigrama. Uno de estos elementos diferenciales radica en la defensa y confianza ciega en aquellos referentes históricos que protagonizaron las principales heroicidades sobre el césped y que apadrinaron una idiosincrasia íntima-exclusiva desde la raíz ajaccied. Una teoría madre que, durante toda su vida, ha establecido el organigrama deportivo de la entidad, que completa cada uno de sus puestos y secciones dentro de la entidad, con nombres sobradamente conocidos que respetarán, empujarán y buscarán siempre el orden y defensa de un escudo ligado a su piel. Una teoría que sitúa a líderes futbolísticos de otra época en los cargos de mayor poder de la institución y que se asegura de no perder la identidad personal más allá del transcurso de los años.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=kQxejX-P9E8]

Esa experiencia demostrada y acumulada durante décadas en el césped, sitúa a varios de los referentes de la última gran época del Ajax, el de principios de los noventa, en la dinámica de trabajo diaria en el club. Y todo empieza desde el técnico, ya que el 80% de los que ocuparon el asiento del actual Ámsterdam Arena o del extinto De Meer, habían empezado su amor por el club desde las categorías inferiores hasta la profesionalidad. Actualmente, Frank de Boer (capitán y mito del equipo que levantó la Champions League en el 95), mantiene esa línea casi sucesoria que en unos cuantos años puede ocupar Dennis Bergkamp, ahora mismo asistente, pero preparado poco a poco para tomar las riendas en un futuro cercano. Y es que la unión entre ellos, la conciencia global de trabajar en una misma ideología por encima de todo, les permite al menos continuar con la identidad histórica del club, que así se asegura no perder valores ni su estilo identificativo.

En labores de director técnico encontramos a otro mito como Marc Overmars, que durante años rompió caderas desde su extremo a base de regates-velocidad y que ahora intensifica sus labores de mantenimiento y tranquilidad desde el traje y corbata. Hace unas semanas, se unió a la ‘familia’ Edwin Van Der Sar, aceptando un nada común puesto de director de marketing que sorprendió por lo alejado de sus directrices como portero per que pronto encontró respuesta pues el club, sin director comercial hace tiempo, pretende aleccionarlo en las finanzas como ya hiciera bajo palos.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=k5osx-mgnu4]

El círculo no se cerraría nunca pues todas las categorías inferiores del club, desde benjamines hasta el segundo equipo, están entrenados por antiguos referentes del club en el césped e incluso hace unas semanas. Una ideología de cantera que primero se relejó en el césped y que ahora sigue su curso vital en los pasillos técnicos y empresariales. Una segunda vida basada en la experiencia, el mejor aliado de un fútbol que sí le abre puertas, aquellas que Wilde nunca volvió a atravesar…

LA APUESTA del día

Bournemouth y Arsenal se verán las caras mañana lunes, a partir de las 21:00 de la noche, en un nuevo encuentro de la Copa FA

Artículos destacados

Comentarios recientes