Ajax: Claves ante el Real Madrid

Análisis del rival del conjunto madridista en la Liga de Campeones

Ajax de Ámsterdam, campeón de la Eredivisie Ajax de Ámsterdam, campeón de la Eredivisie

El Ajax de Ámsterdam se enfrenta al Real Madrid en la Liga de Campeones y en Fútbol Primera analizamos a fondo al equipo holandés para conocer sus defectos y sus virtudes de la mano de José David López.

Londres, Róterdam y Belgrado. Tres sedes diferentes que, en años consecutivos (del 71 al 73), sumaron las tres primeras Copas de Europa que se marchaban a Ámsterdam con una base futbolística que iba a derivar en un nuevo sistema-filosofía desde ese momento. El Ajax, que ya había tocado el cielo en el 69 al perder la final, no había cambiado su patrón de juego y defendiendo un canon ya histórico con libertades tácticas, alegrías ofensivas y rotación constante de responsabilidades sobre el césped, logró convertirse en el nuevo dominador del continente, que gracias a sus títulos y al obtenido un año antes por el Feyenoord, situó el fútbol holandés en el mapa. El absoluto líder de aquella generación fue Johan Cruyff, elegido esos días en tres ocasiones, el mejor jugador de mundo, pero nunca renegó las ayudas de auténticos genios como Keizer, Mühren, Haan y Neeskens. El banquillo tenía otro referente histórico, Rinus Michels.

Aquella sintonía con la pelota, fue recogiendo elogios en aquellos años donde la Naranja Mecánica patentó ese nuevo concepto futbolístico engendrado en ese Ajax, pero la debilidad financiera de los clubes holandeses, fue aislándoles y exportando su calidad a campeonatos de mayor referencia mundial. Habiendo convertido a jóvenes en estrellas con suma facilidad durante décadas, actualmente el club sigue invirtiendo en su base juvenil como auténtica salvación año tras año pero los traspasos en edades inferiores y la impotencia financiera que les acompaña respecto a los grandes torneos, les impide mantener una columna vertebral sobre la que crecer con tranquilidad. Los valores siguen siendo los de antaño pero el Ajax no representa ni de lejos, una institución capacitada para volver a ser importante en Europa o para devolver a fútbol holandés la grandeza de aquellos maravillosos años 70. Y eso no siempre debe ser elemento de irresponsables ‘mofas’ cuando llega a una Champions donde se limita a intentar competir, sino que debe servir de base para estructurar cualquier opinión o análisis respecto a un equipo de hoy en día, no del pasado y más allá de que su historia sea gigantesca.

Frank De Boer, fiel conocedor de las limitaciones pero recuperando el trono:

Tras siete años de sequía liguera, la Eredivisie volvió a ser ajaccied hace dos años, regresando nuevamente a Ámsterdam en una obligación y necesidad básica para la hegemonía perdida del club. Había pasado demasiado tiempo de espera para el club más laureado (31 campeonatos nacionales) y el que mayor masa social sigue levantando en el país. El milagro, porque no se puede catalogar de otra manera su remontada impensable, tuvo un claro protagonista que aún hoy mantiene esa varita mágica, un Frank De Boer que recaló en el equipo después de una serie de malos resultados cosechados por Martin Jol (hoy en el Fulham). El ex jugador y defensor ajaccied, inspiró una reacción imprevista dando motivaciones a jugadores juveniles que no habían tenido oportunidades y que, además, aprovecharon a la perfección una serie de resultados favorables por desastres de sus competidores en el tramo final de una campaña alocada. Unas circunstancias que devolvieron el título y, sobre todo, la calma al ‘gigante’ holandés tras demasiadas temporadas siendo un mero espectador. Siguiendo esa línea iniciada por De Boer, el club decidió arroparlo con otro mítico como Dennis Bergkamp (su asistente) e impulsar así los viejos valores, pues los dos entrenaban anteriormente a los mismos chicos a los que ahora van dando opciones en la élite. Esa regeneración constante tiene que saber superar la venta de sus mejores jugadores este año con nuevas promesas que desarrollen sus cualidades sin demasiada demora. ¿Existe mejor organigrama deportivo en el planeta?

Vermeer, la inseguridad constante bajo palos:

[video:http://www.youtube.com/watch?v=QYDQuzotf-w]

Producto del exotismo de Surinam (¡cómo no recordar a Clarence Seedorf cuando citamos esta colonia¡), este centrocampista de origen fue visto por unos ojeadores del Ajax cuando ocupaba dicha demarcación en el modestísimo FC Blouw-Wit Amsterdam. Sorprendió a todos verlo solo meses después como uno de los porteros en la extensísima camada de la cantera del Ajax, donde empezó a formar su gran corpulencia, estatura y fuerza bajo palos. No tuvo fácil la entrada al primer equipo y pese a haber sido internacional Sub 21 y Sub 23, pasó un año cedido en el Willem II para tomar algo más de regularidad. A su regreso, con Stekelenburg casi haciendo las maletas y sin un sustituto natural en la regeneración ajaccied, le llegó el momento de demostrar seguridad y equilibrio en un rol determinante para un equipo tan ofensivo. Y aunque su inicio fue prometedor, convincente y hasta esperanzador, la realidad es que la constancia y seguridad no forma parte de sus cualidades. Frío con los pies, dubitativo por alto y excesivamente criticado ya como para quitarse de encima la etiqueta de vacilación, intenta reiniciar el proceso cada partido pero es muy proclive a errores y fallos importantes. Detalles que, en idioma Champions League, pueden ser determinantes.

Inexistente salida de balón, nula capacidad de transición:

No es que Anita (hoy en Newcastle) fuera el mayor organizador de los últimos años y tampoco que Vertonghen (hoy en Tottenham), diera salidas constantes con acierto desde su línea defensiva, pero eran dos pilares absolutamente determinantes en la creación y gestación de juego de Ajax estos últimos años ante la falta de mayores exponentes de este estilo de juego (puesto que Theo Janssen fracasó). Sin ninguno de ellos ahora en la plantilla, la solución de mercado y de cantera apenas ha podido contrarrestar esas bajas con la llegada del veterano Christian Poulsen (mucho más valido en labores destructivas y de equilibrio), lo que unido a la incapacidad de los dos centrales para ofrecer una salida limpia en transición (Moisander y Alderweireld tienen otras cualidades peor no esa), ha destrozado el inicio de jugada en un equipo cuya premisa inicial histórica es el buen trato a la pelota desde la técnica y construcción. Ahí radica la principal merma de esta generación, puesto de Frank de Boer se ve obligado a retrasar muchísimo a Eriksen-De Jong para intentar impulsar ese déficit creativo, lo que a su vez destroza la capacidad imaginativa o imprevisibilidad de estos dos jugadores de vocación mucho más ofensiva. Por tanto, la posesión será absolutamente del Real Madrid y veremos un Ajax a merced, intentando contragolpear y siendo superado por completo en esta faceta.

Varios jugadores por debajo de sus obligaciones en nivel:

[video:http://www.youtube.com/watch?v=osv3xjzkoV0]

Cuando un equipo depende tanto de la capacidad de sus jugadores más consolidados como utensilio de experiencia para que los más jóvenes logren desarrollar sus cualidades, es necesario que los ‘veteranos’ encuentren su nivel adecuado. Sin embargo, hace tiempo que ninguno de ellos atraviesa un momento dulce. Eriksen está llamado aún a ser la gran perla danesa de la próxima década pero dicha etiqueta supone una responsabilidad para la cual parece cada vez menos preparado. Discontinuo, sin el salto de calidad esperado y con mucha dependencia del equipo en sus piernas, no llega al nivel del prototipo estelar que imaginábamos porque, de haber sido así, ya no estaría en el Amsterdam Arena. Esa misma línea, aunque sin la decepción tan asumible, ocurre con varios jugadores más. Boerrigter es un extremo de zancada, potencia y enorme calidad técnica al que las lesiones han ido destrozando poco a poco hasta sacarlo de la dinámica adecuada, Sulejmani fue el elemento salvador durante etapas concretas per se ha frenado por completo en su desarrollo y no es titular y De Jong es cada vez más requerido lejos del área para ayudar en elaboración, un rol curioso si teneos en cuenta que hace apenas dos años él era el referente más centrado del ataque ajaccied. Demasiadas modificaciones tácticas para encontrar un once competitivo ante la ausencia de opciones de experiencia.

Sin nueve referencial, el otro déficit notable:

Durante varios años, esas rotaciones han facilitado la enorme ausencia de un delantero de nivel en el Ajax. La apuesta para terminar con esa generación de enganches y ‘falsos’ delanteros que ocupaban un rol muy definido para un goleador que no existía, fue hace dos años el islandés Sigthórsson, cuya estancia en Amsterdam se resume en 700 minutos distribuidos en 15 partidos y siete goles. El resto, olvidado y frenado en seco por continuas lesiones (alguna de mucha gravedad), que ha vuelto a reproducirse y a limitar su presencia en el equipo. Sin opciones de mercado y con una recalcada falta de canteranos para esas labores, las pruebas han acabado por llevar de regreso a un viejo conocido como Ryan Babel, aunque el que fuera estrella en su día, nunca fue un ‘nueve’ diferencial sino un llegador con mucha habilidad y gol. Alrededor de ellos, una ilimitada amalgama de jóvenes extremos y enganches que generan pero no definen, lo que evidencia una incapacidad actual y cruel en un equipo que históricamente fue capaz de generar auténticos ‘caza-goles’ casi temporada tras temporada.

LA APUESTA del día

Chelsea y Arsenal disputarán mañana martes, a las 21:15 de la noche, uno de los encuentros de la jornada 24 de la Premier League

 

Artículos destacados

Comentarios recientes