Robin Van Persie, el pintor que sólo sabía marcar goles

El holandés procede de una familia de artistas en la que nunca encajó

Robin Van Persie con Alex Ferguson en el Manchester United Robin Van Persie con Alex Ferguson en el Manchester United

Robin Van Persie debutará este lunes contra el Everton como nuevo fichaje del Manchester United y aprovechando este paso tan importante recordamos de la mano de Francisco Ortí el aspecto más desconocido de la vida del delantero holandés: su infancia.

Robin Van Persie creció sintiendo que algo en él no encajaba con el resto. Hijo de un escultor y una pintora, la vida de su familia giraba en torno al arte, mientras que él ni siquiera era capaz de que un seis y un cuatro formaran un rostro. "Desde pequeño han intentado poner una brocha en mis manos, pero era un completo inútil", confiesa el holandés. Sus hermanas también desarrollaron aptitudes para el arte. Van Persie, sin embargo, no encontraba su sitio. Probó suerte con la música, la escultura, la pintura, y con cualquier disciplina artística en la que pudiera destacar y así por fin encajar con su familia. Ninguna se le dio bien.

"Era la decepción de la familia", recuerda Van Persie, ahora entre risas. Sin embargo, en su momento no le hacía ninguna gracia. El holandés buscaba desesperadamente un arte en el que brillar sin saber que ya lo había encontrado. Ya destacaba en algo, pero no le daba importancia. Cada vez que sentía impotencia por no encajar en su familia se marchaba a un parque cercano de su casa a jugar con cualquier tipo de pelota. Una de tenis, una de plástico o una de reglamento. Su pie izquierdo era capaz de dominar cualquier esférico. Van Persie sí tenía un don, el fútbol: "me di cuenta de que mi habilidad no estaba en las manos, sino en los pies".

Así Robin Van Persie se liberó de un sentimiento de impotencia durante este verano volvió a torturarle desde su interior. El holandés había vivido una temporada casi perfecta a nivel personal. Había heredado el brazalete de capitán del Arsenal y el papel de líder que dejó vacante Cesc Fábregas, explotó definitivamente como goleador y se instaló entre los mejores jugadores del mundo. Sus números daban y se convirtió en el quinto jugador de la historia de la Premier League que logra marcar más de 30 goles en un año natural (antes lo lograron Les Ferdinand, Alan Shearer, Thierry Henry y Ruud Van Nistelrooy).

Robin Van Persie con la camiseta del Manchester UnitedTodo marchaba perfecto y ya ni siquiera las lesiones, que hasta ahora siempre le habían maltratado en momentos decisivos de su carrera, lograban frenarle. “Si no fuera por las lesiones situaríamos a Van Persie a la misma altura de Messi, Cristiano Ronaldo y Rooney”, llegó a declarar Arsene Wenger después de la enésima lesión del holandés. Sin embargo, algo fallaba. La felicidad no era completa. Y es que por muchos goles que marcara, lo que realmente añoraba Van Persie era títulos. Y eso, por mucho que le pesara, no lo iba a conseguir en el Arsenal. Se tomó la Eurocopa 2012 como una oportunidad para reflexionar y calmar su ansiedad de trofeos, pero se convirtió en otra pesadilla. Al igual que se le resistía el arte durante su infancia, ahora se le escapaban una y otra vez los títulos.

Impotente, Van Persie decidió dar un giro radical a su carrera. "Lo he pensado mucho y durante bastante tiempo pero he decidido no prolongar mi contrato", anunció el holandés. Acto seguido se convirtió en el jugador más codiciado del mercado de fichajes y en el más odiado por los seguidores del Arsenal, quienes llegaron a quemar su camiseta. Manchester City, Juventus de Turín y Paris Saint-Germain intentaron hacerse con sus servicios, pero Van Persie no buscaba dinero, buscaba títulos y se decantó por el mayor especialista en ganarlos lustro tras lustro: el Manchester United de Sir Alex Ferguson, Ryan Giggs y Paul Scholes. Garantía de metal.

Treinta millones de euros llevaron a Van Persie a Old Trafford, donde espera que su felicidad sea por fin completa y además de goles empieza a sumar títulos a su palmarés. Van Persie volvía a estar en una familia en la que no encaja. Algo le faltaba. Pero esta vez la respuesta no estaba en el jardín de al lado de su casa, sino en Old Trafford. Su nueva historia comenzará este lunes sobre el césped de Goodison Park si Sir Alex Ferguson le concede minutos contra el Everton. Entonces, Van Persie por fin podrá terminar su obra inacabada.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=Re3PG-30Ksw]

TODOS LOS FICHAJES OFICIALES DE LA PREMIER LEAGUE 2012-2013

LA APUESTA del día

Tenerife y Real Oviedo se medirán en la jornada 40 de LaLiga 1|2|3. El duelo se jugará a las 18:00 horas en el Heliodoro Rodríguez.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter