España-Croacia y otras historias de pactos

Italia no depende de sí misma

BetfairEl Exchange ha vuelto: Apuesta sin riesgo de 20€
Austria vs Alemania en el Mundial de 1982 Austria vs Alemania en el Mundial de 1982

La historia de la Eurocopa y de los Mundiales de fútbol ha vivido este tipo de situaciones en innumerables ocasiones; resultados que fueron consecuencia de un pacto o de la inercia natural del juego.

Recordemos algunos casos ocurridos en la historia de dos de los grandes campeonatos de selecciones. Amaños, pactos, damnificados y también algún que otro caso que excede de la regla:

Francia-Bulgaria (1996)

Se disputaba la Eurocopa de 1996, y la selección española fue protagonista de la situación inversa que vive en esta Eurocopa. Se jugaba un puesto en los cuartos de final del torneo dependiendo de una victoria sobre Rumanía, siempre y cuando en el otro encuentro de su grupo, Francia y Bulgaria no firmaran un empate a dos goles. Este resultado eliminaría automáticamente a la selección española aunque ganase a los rumanos.

Inmediatamente después de finalizar el segundo encuentro ante Francia (empatado in-extremis por Caminero), comenzaron a calcularse las distintas hipótesis, y en muy pocos minutos, la posible combinación del 2-2 fatídico inundó de escepticismo y malas sensaciones al equipo español.

Pero Francia no especuló en ningún momento en su enfrentamiento con Bulgaria. Los de Aimé Jaquet habían demostrado hasta ese día ser el mejor equipo de los cuatro del grupo, además, Bulgaria les había dejado fuera de la Copa del Mundo de 1994 al ganarles el último y decisivo choque en la fase de clasificación. Los goles de Blanc y Lubo Penev en propia puerta pusieron en ventaja a los galos, pero a falta de 20 minutos, Stoichkov encendió la mecha del “tongo”, marcando el 2-1 que dejaba a los españoles muy cerca de la eliminación directa.

España ganó su partido con un gol de Guillermo Amor, y Francia, por si existía alguna duda… terminó certificando su victoria con un “redondo” 3-1.

Francia Bulgaria 1996

Brasil-Yugoslavia (1954)

Fue uno de aquellos choques en los que el resultado, óptimo para los dos equipos, obligó a conformarse con el empate. Pero tanto la Brasil de Didi como el talentoso equipo balcánico, ofrecieron un buen espectáculo en busca de la victoria en los primeros 90 minutos. Curiosamente, se jugó una prórroga para desempatar entre las dos selecciones, y es que el sistema de competición que la FIFA eligió para aquel mundial de 1954, fue uno de los más extraños y polémicos que se recuerdan.

Se eligieron dos cabezas de serie por grupo que se enfrentaban en dos encuentros a los que no lo eran, y se excluía el partido entre las dos elegidas. Francia y Brasil fueron las dos selecciones escogidas, pero Yugoslavia sorprendió a los franceses en la primera jornada gracias a un gol de Milos Milutinovic.

En el último partido entre brasileños y yugoslavos, el empate beneficiaba a ambos, y sólo en una prórroga que se jugó con el objetivo de encontrar un ganador, enterraron el hacha de guerra las dos selecciones.

Los dos equipos se respetaron, y ayudados por el cansancio, firmaron unas tablas que beneficiaban a ambos.

Inglaterra-Holanda (1996)

“Después del gol de Gascoigne, sólo un milagro puede salvarnos”. Ese era el pensamiento general de los integrantes de la selección escocesa que afrontaba la tercera jornada de la primera fase de la Euro 96´. Debían golear a Suiza y esperar un milagro en Wembley, donde Holanda rendía visita a Inglaterra.

El empate clasificaba a británicos y centroeuropeos, pero aquella Inglaterra crecida en su orgullo, confiada por la balsámica victoria frente a Escocia y tocada por la estrella afortunada de Paul Gascogne y Alan Shearer, no estaba para bromas. El equipo holandés dirigido por Guus Hiddink fue un juguete roto en manos de Inglaterra. Terry Venables, experto estratega con muchas heridas de batalla, no especuló con un resultado que se antojaba pobre para la ambición de los “Pross”. Inglaterra jugó un partido tan perfecto que casi clasificó por inercia a sus vecinos y poco queridos escoceses. Un gol de Patrick Kluivert lo evitó, pero el 4-1 final quedó muy lejos del empate con el que se especulaba antes de salir al santuario de Wembley.

Alemania-Austria (1982)

Uno de los “apaños” más famosos de la historia de los mundiales, tuvo lugar en Asturias sobre el campo del Sporting de Gijón, ante una afición local decepcionada por el espectáculo ofrecido y haciendo frente a grupos de argelinos que clamaban ante la injusticia de lo visto sobre el campo. Argelia había obligado a alemanes y austriacos a usar la calculadora si querían estar en la segunda fase. Alemania debía ganar para hacerlo, y sus vecinos necesitaban no perder por más de un gol. Con el tanto del “panzer” Hrubesch a los diez minutos , el fútbol que debía verse aquella tarde terminó. Alemania y Austria caminaron juntos a la siguiente fase y no se besaron de milagro.

Italia…

Todo un país reclama deportividad y honestidad a España y Croacia. Italia sabe jugar, especular y ha manejado siempre a la perfección ese otro fútbol que ahora parece no existir; dirigentes que hicieron de la Jules Rimet un símbolo para sus intereses políticos, entrenadores que exprimieron el “catenaccio” hasta el límite, directivos que aprovecharon su posición en los altos estamentos para beneficiar a los equipos y la selección transalpina, jugadores que utilizaron los codos para defender el ataque del rival…

En 2004, Suecia y Dinamarca obligaron a Italia a volver a casa de una forma dolorosa, ganando un partido sin poder celebrarlo y con un botín de 5 puntos que en condiciones normales no debían haberla eliminado tan pronto. La sombra del pacto navegó aquellos días, e inevitablemente volverá a hacerlo si croatas y españoles firman un empate en el acta del encuentro…

Pactar el 2-2 de antemano es algo muy difícil, como dijo Christian Karembeu en 1996 “que me enseñen a hacer eso”, pero que los dos equipos elijan la tregua como medida de urgencia si la situación lo permite en los últimos minutos, es algo inevitable… Italia lo haría.

LA APUESTA del día

El Real Madrid debuta en el Mundialito de Clubes contra el Al Jazira emiratí, la revelación del torneo tras ser verdugo del Urawa.

Patrocinado:

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter