Las lesiones más dolorosas ‘pre-Euro 2012’

Las lesiones se están cebando con los internacionales de las selecciones clasificadas para la Eurocopa 2012

Gareth Barry. Foto: lainformacion.com Gareth Barry. Foto: lainformacion.com

Puede ser una rotura que hasta pueda costarte la pierna o un mínimo roce que apenas deje herida y cicatrice rápidamente. Puede derivar en un parón de meses de inactividad o simplemente de unos días sin mantener el ritmo. Incluso puede haber riesgos por parte del entrenador para apurar sus opciones o ni el más mínimo lamento desde el banquillo. Pero todos ellos, sea cual sea su naturaleza, camiseta o país, se perderán la fase final de la Eurocopa por una sencilla razón y por algo a lo que todos están acostumbrados a padecer regularmente: una lesión. La historia está llena de ausencias de última hora o de excesos de contrarreloj para apurar opciones, pero son los ‘elegidos’ para quedar en la sombra de la gran fiesta del fútbol continental.

CARLES PUYOL Y DAVID VILLA (España)


Quizás por tenerlo cercano y por saber con firmeza la gran fiabilidad y potencial de los dos jugadores barcelonistas, más duele su imposibilidad para vestirse de corto. Uno ha sido el líder defensivo de la selección en la última década, el carácter, la potencia, la agresividad y hasta la ‘salvación’ momentánea en algunas noches de falta de efectividad ofensiva. Otro ha sido el máximo goleador de las últimas fases finales donde ha participado, demostrado que sus registros como artillero de la Roja son el mejor aval para ir quemando etapas en una fase final. Dos bajas absolutamente insustituibles en lo deportivo y en lo anímico que España tendrá que intentar superar.

GIUSEPPE ROSSI (Italia)


Seguramente sea el caso más dramático de todos los ausentes en la Eurocopa. La estrella de Villarreal, fijo en los planes de la azzurri con cesare Prandelli como delantero o segundo punta creativo, sufrió el 26 de octubre de 2011 una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha que lo secó para todo el curso. Tras ver como su selección entraba en la fase final y como su equipo sufría en zona baja sin poder ayudar, luchó contrarreloj por poder llegar a la cita veraniega y cuando más cerca lo tenía, el destino quiso ponerle el obstáculo definitivo. Y es que a mediados de abril, en su segundo entrenamiento post-recuperación, recayó de su dolencia y estará otros diez meses de baja. Un año absolutamente horrible donde todo le ha ido fatal.

JACK WILSHERE Y GARETH BARRY (Inglaterra)


A Jack Wilshere se le exigía con apenas 20 años, llevar el mando de la selección inglesa, dar una nueva identidad al global y hasta revolucionar lo visto hasta la fecha con mediocentros de otra filosofía. Y todo esto, muy a pesar de que llevaba un año sin jugar por una lesión agravada semanalmente (fractura de estrés en el tobillo derecho) y para la que aún hoy no hay fecha concreta de solución. La exigencia partía de la base de regenerar el concepto de lo acontecido hasta ahora, muy por encima de quien se sentara en el banquillo o de los acompañantes que lo rodearan. Una exageración para un chico único, talentoso e inteligente, pero no el salvador del fútbol inglés. Uno de los escuderos que hubiera tenido el joven Gunner, habría sido Barry, que pese a ser fijo por físico, poderío táctico y experiencia, se ha caído de los planes de Roy Hodgson por molestias en los músculos abdominales tras un amistoso.

LOIC REMY Y BACARY SAGNA (Francia)


Representaba una de las alternativas ofensivas más fiables y atractivas para la selección francesa, pero una lesión en el muslo le ha impedido entrenar estos días y al final, Laurent Blanc ha tenido que prescindir de él argumentando que pese a que le cuesta, “los plazos son muy cortos y no se puede esperar lo más mínimo a que vuelva a ser competitivo”. Y es que su caso es especialmente doloroso puesto que más allá de haber sudado en todas las citas de clasificación siendo fijo, su evolución hace pronosticar que en unos días estaría listo para entrenar. Una simple herida que aparece insuficientemente cicatrizada, lo deja fuera del torneo de su vida. Algo parecido le sucedió a su compatriota Sagna, ya que el carrilero diestro, que también iba a ser titular, tuvo una recaída en una lesión del peroné durante uno de los últimos partidos del curso, cuando incluso aseguró que su infractor, Bradley Johnson (Norwich), lo había lesionado a propósito.

CARLOS MARTINS (Portugal)


El curso también ha sido especialmente duro con el centrocampista del Granada, cuya única buena noticia le llegó en el pleno deportivo con la salvación ‘in extremis’ del equipo andaluz en la última jornada de Liga. Porque durante meses, ha sido más protagonista por mensajes de apoyo y solidaridad hacia su hijo Gustavo. Y es, con apenas 3 años, necesitaba un trasplante de médula ósea a causa de una aplasia medular, una rara enfermedad para la que finalmente esta semana fue operado y para la que aún tendrá que esperar resultados convincentes estas semanas. En esa tesitura, el jugador no podría concentrarse en un torneo de tanta magnitud pero, para mayor impacto, le surgió un problema muscular en el gemelo que lo sacó de los planes.

No son los únicos porque habría que sumar a Fabiansky (lesión en el hombro que le impide jugar con Polonia la Euro en su propio país), John Ruddy (fracturado un dedo durante un entrenamiento cuando ni siquiera ha debutado con la selección de Inglaterra), el irlandés Keith Fahey o Vasily Berezutsky (con lesión de cadera siendo titular en Rusia). Una lista de obstáculos, muchas sensaciones amargas y que, por desgracia, amenaza con destrozar suelos a pocas horas de que la pelota empiece a rodar en Polonia y Ucrania.

LA APUESTA del día

Atlético de Madrid y Getafe se medirán en el derbi de la primera jornada. El duelo se jugará a las 22:00 horas, en el Wanda.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter