Deja vu trágico de Sergio Canales

La mala suerte persigue al centrocampista del Valencia

Sergio Canales durante un encuentro del Valencia/ Lainformacion.com Sergio Canales durante un encuentro del Valencia/ Lainformacion.com

Los sueños existen para ser cumplidos, sino nadie entendería su existencia. Los niños, por su inocencia, sueñan con ser astronautas, futbolistas o hasta mosqueteros. Crean sus propias metas, sus propios objetivos, por muy descabellados o surrealistas que parezcan.

Los niños que desde pequeños están ligados al mundo del fútbol sueñan, evidentemente, con jugar con la camiseta del equipo de sus amores, jugar en los mejores estadios del Mundo y en resumidas cuentas, ser futbolistas.

Así, el papel de las categorías inferiores del fútbol crean grandes jugadores, con la formación comienzan a deslumbrar pequeños diamantes en bruto que deben ser cuidados, limados, para obtener un proyecto de futbolista real, que llegue a la categoría de futbolista profesional y que, en cierta medida, pueda dedicarse a ello y, evidementemente, poder vivir de su profesión.

En ocasiones, cada vez con más asiduidad, el mundo del fútbol ofrece casos de jóvenes jugadores que pierden el respeto futbolístico y, pese a su temprana edad, son capaces de maravillar a sus respectivas aficiones. No importa la edad, sino la calidad y técnica que asesoran sus botas, y así, casos como los de Iker Munian, Bojan Krkic o Sergio Canales, son cada vez más normales de ver, cada vez son asimilados con mayor frecuencia y su participación en el fútbol se ha convertido en un nuevo estímulo de cara al espectador.

En Valencia, en mitad de una temporada tensa, irregular, llena de altibajos, en la que el técnico vasco Unai Emery tiene el cartel de salida inyectado en sus pupilas, ha visto como en la recta final se ha unido una de las perlas del fútbol español. Un jugador que está llamado a hacer grandes cosas, de los diferentes, de los que sabes que en milésimas de segundo su pierna zurda puede determinar un encuentro.

Forjado en categorías inferiores del Racing de Santander Sergio Canales ha vivido y experimentado en menos de tres años una metamorfosis en todos los aspectos. De disputar encuentros con el filial racinguista ha pasado a ser una de las estrellas del Valencia, previo paso por el Real Madrid, quien todavía actualmente cuenta con los derechos deportivos de su persona.

La mala suerte le llevó el pasado mes de Octubre a sufrir una lesión que le afectó el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Un grave inconveniente que le ha mantenido cerca de seis meses alejado de los terrenos de juego y que, a parte de su pérdida personal tras llegar el pasado verano, supuso un handicap a batir por el Valencia, quien debía hacer frente a una temporada importante sin uno de sus jugadores claves y que más ilusión había despertado en la afición valencianista.

Frente al Real Betis Balompie Sergio Canales sumó su tercer encuentro consecutivo con minutos tras su lesión, y el equipo, que llegaba tocado por el duro varapalo en Europa frente al Atlético de Madrid, lo agradeció como agua de Mayo. El centrocampista cántabro de 21 años cogió las riendas creativas del equipo y se convirtió en el auténtico dueño del balón cuando el Valencia sobrepasaba la línea del centro del campo.

Sin embargo, cuando la mala suerte llama a tu puerta, cuando todo parece que no quiere salir bien por mucho esfuerzo que debas hacer, pareces estar sentenciado.

Encuentro de Vuelta de la UEFA Europa League frente al Atlético de Madrid. Una auténtica final en la que los valencianos debían remontar el 4-2 de la Ida. La meta, pese a que pudiera parecer complicada, era accesible. Un Mestalla con las mejores galas que había recibido a los jugadores como auténticos gladiadores esperaba impaciente.

El conjunto de Unai Emery hizo un primer tiempo brillante, con posesiones cercanas al setenta por cienta pero que, contra la lógica humana, no lograron irse con ventaja en el marcador. El transcurso del encuentro seguía su cauce. Cada vez quedaba menos, y todavía quedaría menos cuando llegó el minuto 57 de encuentro, una internada por banda izquierda del centrocampista cántabro Sergio Canales, desató la peor de las noticias. Una pelea de la posesión dentro del área con Gabi, jugador del Atlético de Madrid, produjo la noticia trágica de la noche y que ha afectado al fútbol español.

Una nueva lesión en su rodilla derecha, la misma que le tuvo alejado de los terrenos de juego en torno a seis meses, le afectó el pasado jueves, diciendo adiós a la temporada, posiblemente a los JJOO de Londres 2012 y que, por encima de la derrota europea, fue la noticia trágica de la noche en la capital del Turia.

La vuelta de Sergio Canales había llegado en el momento justo, cuando el Valencia necesitaba el toque de magia, la calidad en el momento necesario. Ahora, con el objetivo de competición europea todavía por cumplir, la baja del joven centrocampista español, se suma a la innumerables dudas que ha despertado el equipo valencianista en las últimas fechas.

Se rompe el mago, se rompe la magia y, quien sabe, puede haberse roto el Valencia en plena lucha por la tercera posición.

LA APUESTA del día

Bélgica y Rusia disputarán un duelo clasificatorio para la Euro 2020. El choque se jugará a las 20:45 en el Estadio Rey Balduino.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter