Chelsea: sin propuesta, sólo respuestas

Repaso uno por uno del once ideal de los Blues.

Chelsea. Foto: lainformacion.com Chelsea. Foto: lainformacion.com

La vida ha cambiado radicalmente en Stamford Bridge desde la llegada de Roberto Di Matteo. Con André Villas-Boas el Chelsea era un equipo sin identidad, huérfano de estilo y carente de alma. En definitiva, un proyecto a la deriva. Con el técnico italiano la situación ha cambiado radicalmente y los Blues se han clasificado para la final de la FA Cup, aspiran a obtener la cuarta plaza en la Premier League y disputan las semifinales de la Liga de Campeones. Precisamente ese doble duelo frente al Barcelona será la piedra de toque para medir la auténtica dimensión del Chelsea. Este miércoles, los londinenses tienen una cita con su esquiva Copa de Europa y en un choque eminentemente táctico. Di Matteo deberá saber construir un equipo que pueda desactivar al Barcelona y estos podrían ser sus elegidos:

PETR CECH: Afincado en la portería del Chelsea desde 2004 empieza a generar sensaciones similares a las de sus primeros años en Stamford Bridge, cuando estaba considerado como uno de los mejores porteros del mundo. Su titularidad es incuestionable y ha jugado siempre que ha estado disponible, perdiéndose únicamente partidos por sus problemáticas lesiones que le han obligado a protegerse con un casco durante los encuentros. Su rendimiento había decaído durante las dos últimas campañas, pero esta temporada se está acercando a su mejor versión y vuelve a ser decisivo para los Blues con sus intervenciones bajo palos. Seguro sobre la línea y firme en el juego aéreo, tiene en el doble duelo ante el Barcelona la oportunidad para reivindicar su sitio perdido en el Olímpo de los guardametas.

BRANISLAV IVANOVIC: El serbio comenzó su carrera futbolística como delantero y en el salto a la profesionalización retrasó su posición hasta la defensa, aunque todavía conserva ese instinto goleador cuando pisa el área enemiga. Llegó como central a Stamford Bridge, pero por las necesidades del equipo se le desplazó al lateral derecho y allí se ha convertido en un fijo. Es muy seguro en labores defensivas y un obstáculo difícil de superar para los extremos rivales. Se proyecta poco en ataque con el balón en juego, pero es esencial en las acciones a balón parado. Pese a ser central firma unos excelentes registros goleadores temporada tras temporada y es gracias a su oportunismo en las jugadas de estrategia. Será un peligro para el Barcelona.

JOHN TERRY: El líder de la zaga del Chelsea. John Terry es un guerrera veterano repleto de cicatrices, tanto físicas como psicológicas, pero siempre logra reponerse para ofrecer la mejor versión de sí mismo. Capitán y tótem, representa el único nexo entre el Chelsea y sus orígenes puesto que es el único canterano que ha logrado asentarse en el primer equipo blue para convertirse en referente. Es un defensa contundente, seguro en la marca, firme en el juego aéreo y que no acostumbra a abandonar su posición más que para sumarse al ataque en las acciones a balón parado. Prefiere esperar atrás antes que buscar el robo. Tiene una cuenta pendiente con la Champions League desde que falló el penalti decisivo frente al Manchester United en la final de 2008.

GARY CAHILL: La última sensación entre los defensas británicos. Su excelente rendimiento en el Bolton le convirtió en el objeto de deseo de los grandes clubes de la Premier League de cara a la próxima temporada y el Chelsea se adelantó a todos cerrando su fichaje en el mercado de invierno. No es indiscutible en el centro de la zaga, pero los problemas físicos de David Luiz le darán la titularidad contra el Barcelona. En este caso, la ausencia del central brasileño y la entrada de Cahill es positiva para los Blues, puesto que el perfil del británico se adapta mucho mejor a la ardua labor de defender a un rival ante el que es necesario vivir encerrado en el área. En esa situación la impulsividad de David Luiz podría ser contraproducente, mientras que Cahill aportaría una serenidad necesaria para defender al Barcelona.

ASHLEY COLE: Está lejos de ser aquel lateral izquierdo que asombró a Europa y al que se le llegó a considerar como el mejor del jugador del mundo en su posición, pero continúa siendo un defensa de primer nivel. Ha perdido la punta de velocidad que le permitía sorprender en ataque y ser insuperable en defensa, pero con los años ha sabido reconvertirse para ser solvente en tareas defensivas desde la inteligencia y la colocación. Pese a todo, continúa siendo indiscutible en el flanco izquierdo de la defensa Blue y sólo la reciente irrupción del joven Ryan Bertrand le puede dar descanso en partidos secundarios.

JOHN OBI MIKEL: Su conformismo ha impedido que alcanzara el nivel que se esperaba de él cuando el Chelsea y el Manchester United protagonizaron una feroz lucha por cerrar su fichaje. En ese momento se espera de él que fuese un centrocampista total, pero se ha quedado estancado en un centrocampista de contención con nociones para sacar el balón jugado. Su imponente físico le convierte en una escoba en la medular y en un filtro de los ataques rivales. Es muy difícil de superar, pero apenas contribuye en tareas ofensivas. Le ha ganado el sitio a Oriol Romeu, pero está cediendo minutos en favor de Essien.

FRANK LAMPARD: Otro tótem del Chelsea al que parecía que se le apagaba la luz, pero que vuelve a brillar desde la llegada de Di Matteo. André Villas-Boas le obligó a dar un paso a la izquierda, pero el técnico italiano le ha recuperado para la causa y Lampard vuelve a ser decisivo. Su físico le permite rendir cada tres días y se está midiendo al detalle su dosis de minutos. El rendimiento de Lampard está agradeciendo esta dosificación y aparece siempre que el club lo necesita. Participa en la creación con lagunas, pero es letal llegando al área y sobre todo en las acciones a balón parado. Lanza los penaltis y las faltas del Chelsea con gran índice de acierto, por lo que el Barcelona deberá tener cuidado con regalar faltas en la frontal.

RAMIRES SANTOS: El hombre que nació en Brasil y comenzó a correr. Y todavía no ha parado. Ramires rompe con el estereotipo de jugador brasileño para convertirse en un arma indispensable para Di Matteo gracias a su despliegue físico y trabajo constante. Ayuda en defensa y ayuda en ataque. Aparece por todos sitios. No está excento de calidad técnica, pero su principal virtud es su velocidad punta y capacidad de esfuerzo para correr durante todo el partido. Será la primera pieza que coloque Di Matteo cuando confeccione la alineción puesto que su concurso es vital para cortocircuitar al Barcelona.

SALOMON KALOU: Es la gran apuesta de Di Matteo desde que asumió el banquillo del Chelsea. Con Villas-Boas, el marfileño era un jugador olvidado y marginado, pero el técnico italiano le está dando minutos en partidos clave y la apuesta le está funcionando. Kalou ha marcado goles importantes, como el que le dio la victoria al Chelsea en Portugal contra el Benfica y aporta una velocidad y entrega en la banda que gustan mucho a Di Matteo. Está quitándole minutos a Daniel Sturridge, quien estaba siendo el nombre propio del primer tramo de temporada en el Chelsea, y podría ser la sorpresa en la alineación de Di Matteo para recibir al Barcelona en Stamford Bridge.

JUAN MATA: Indispensable para el Chelsea. Los Blues tienen un grave problema en la elaboración del juego, carecen de un hombre en el centro del campo capaz de superar las líneas. Juan Mata debe multiplicarse para moverse entre líneas y ser el hombre que filtre pases en el área rival. Di Matteo le utiliza tanto de mediapunta o pegado a la banda izquierda, pero el asturiano acostumbra a descolgarse por el centro para generar espacios y asistir a sus compañeros. Además de ser vital en las labores creativas también es decisivo en la definición. Mata sorprende apareciendo desde segunda línea y sabe hacerlo en el momento oportuno para golear. Es un jugador indiscutible para Di Matteo, aunque podría sacrificarle por un jugador de mayor entrega defensiva y opta por un planteamiento muy conservador.

DIDIER DROGBA O FERNANDO TORRES: El puesto del delantero centro sea posiblemente la gran duda de Di Matteo para jugar contra el Barcelona. Su elección dependerá exclusivamente del estilo de juego que quiera implantar para hacer daño a los azulgrana. Drogba sería la opción ideal si Di Matteo busca un hombre capaz de bajar balones largos y aguantarlos para que lleguen asociaciones desde segunda línea. Fernando Torres, en cambio, aportaría velocidad para un ataque vertical que busque la espalda de la defensa del Barcelona. Drogba fue titular el domingo en FA Cup y, aunque hizo un partido excelente, su supuesto desgaste físico puede inclinar la balanza a favor del delantero español.

También te interesará:

EL CHELSEA SE PASA A LA F1

LA APUESTA del día

Sevilla y Levante cerrarán la novena jornada de la Liga Santander. El duelo se jugará a las 21:00 horas en el Sánchez Pizjuán.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter