84. Quique Estebaranz brillo mediático tras la retirada

Se lo engulló la máxima exigencia

BetfairEl Exchange ha vuelto: Apuesta sin riesgo de 20€
Tras salir de la cantera del Atleti, destacó en el Racing/vía crazyfutbol.com Tras salir de la cantera del Atleti, destacó en el Racing/vía crazyfutbol.com

Es habitual en esta serie de artículos sobre fichajes frutstados que sea el paso por un grande lo que marca negativamente a un jugador que no logra remontar el vuelo tras un periodo que corta su progresión. Es muy complicado que un jugador sin ninguna aptitud llegue a tener una carrera longeva en el fútbol de primer nivel pero el paso a la primera plana siempre decide y muchas veces se sentencia sin tener una visión más global de sus trayectorias.

El caso de Quique Estebaranz (Madrid, 6 de octubre de 1965) podría servir perfectamente como ejemplo. Formado en la cantera del Atlético de Madrid y colchonero confeso, tuvo que marcharse a Santander para labrarse un camino en el fútbol profesional. Por aquel entonces, el Racing vivía en la Segunda División por lo que su progresión no tuvo un escalón demasiado pronunciado.

Su primera temporada en Santander fue de ensueño: con veintitrés goles en treinta y dos partidos se convierte en el máximo goleador de la categoría y provoca que varios clubes de Primera se fijen en ese delantero de 23 años que había causado tanto impacto.

De los equipos que se interesaron, Estebaranz pensó que si llegaba a un equipo de nivel medio bajo tendría más posibilidades de tener minutos y asentarse en Primera. Así, se decantó por la oferta del Tenerife, que volvía a la máxima categoría después de casi treinta años. Su crecimiento en Primera va en paralelo al del equipo hasta el punto de que desde el primer día es fijo en el once y sus buenas actuaciones las acompaña de correctos números goleadores hasta llegar al punto de llegar a debutar con la selección española (1993).

Las malas lenguas dicen que para devolver el doble favor al Tenerife por las ligas 'aguadas' al Real Madrid, pero Quique Estebaranz tuvo la oportunidad de su carrera cuando el Barça llamó a su puerta para acompañar a Stoichkov, Romario (que también llegó ese verano) o Laudrup en la delantera del mejor momento del Dream Team de Cruyff.

Quizás por la diferencia de nivel con los titulares o por no haber mejorado sus cifras goleadoras en un equipo que generaba más ocasiones que el Tenerife, Estebaranz no aprovechó los minutos que de manera habitual le daban, sobre todo en el inicio de la temporada, y acabó siendo un cambio de relleno en la recta final de una Liga donde la distancia a recortar al Dépor no dejaba más tiempo para probaturas.

No habiendo colmado las expectativas y en medio de una importante criba que se llevó a cabo tras la final de Atenas, Estebaranz fue declarado transferible y, de paso, inició una guerra fría entre los dos equipos de la ciudad de Sevilla, siendo el equipo del Sánchez Pizjuán quien finalmente consiguió hacerse con su ficha.

Su misión en Sevilla era relevarse con Gaby Moya a la hora de acompañar a Davor Suker en el ataque sevillista pero su aportación en las dos temporadas en las que vistió la camiseta del club hispalense fue pobre: en dos temporadas sólo fue capaz de jugar un partido completo y no más de diez como titular sin conseguir marcar gol alguno.

Con treinta años y cuesta abajo sin frenos acude a la llamada del Extremadura, debutante en Primera en la 96/97 donde si bien se convierte en indiscutible (aunque con la pólvora mojada) no puede evitar que el equipo acabe descendiendo y cortando su contrato para afrontar 'la vuelta a la realidad' y acaba fichando por el Orense donde juega dos años encontrando, al final de su segunda temporada un descenso a Segunda B y un último cambio de equipo. Se retiro en la Gimnastica Segoviana a los treinta y cinco años en 2000.

Pero está siendo en su carrera profesional tras el fútbol donde Quique Estebaranz está ocupando más espacios informativos. Primero porque ha estado ligado al mundo del periodismo como comentarista en distintas cadenas de radio y televisión. Después por su vuelta al Atleti en calidad de entrenador de uno de los equipos inferiores hasta que el Leganés llamó a su puerta para dirigir al equipo, pero fue una aventura que no fue del todo bien por lo que a los pocos meses volvió al staff técnico del equipo rojiblando.

LOS 100 PEORES FICHAJES DE LOS AÑOS NOVENTA

LA APUESTA del día

Real Sociedad y Girona cerrarán la novena jornada de la Liga Santander. El encuentro se disputará a las 21:00 horas en Anoeta.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter