Lotina para reflotar al Submarino

La experiencia sustituye la política de promoción interna del equipo de La Plana

El técnico en su presentación con Roig/lainformacion.com El técnico en su presentación con Roig/lainformacion.com

Es la ley del fútbol. Cuando un proyecto va bien, da resultados y encima regala juego vistoso es casi obligatorio hablar e investigar sobre los pequeños mecanismos que hacen que un club con poco historial pudiera escalar de una manera tan importante sin endeudarse de una manera escandalosa. Un buen ojo con las contrataciones, entrenadores con ambición y un escenario propicio fueron, a grandes rasgos, los ingredientes de la receta exitosa del Villarreal.

Pero la salida del club de Manuel Pellegrini ha supuesto un punto de inflexión en la historia en la élite del 'Submarino Amarillo' hacia una cuesta abajo, un cierre de un ciclo fantástico que no ha encontrado continuidad por diversos motivos. Garrido llegó como parche y el querer estirar esa condición no ayudó a salir del bache que se convirtió en grave problema clasificatoria y de desgaste grupal. La llegada de Molina suponía reforzar la política empresarial del club de La Plana: promoción interna de gente de la casa. A pesar del esperanzador inicio arañandon un empate ante el Barça, ni el juego ni los resultados han acompañado al ex portero internacional valenciano que fue destituído tras la derrota en el Ciutat de Valencia ante el Levante, más que por el resultado, por la imagen poco ambiciosa que dio el equipo, lejos de generar ilusión por revertir la situación.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=I-OZw9jQ0wo]

Si el Villarreal se había caracterizado por la paciencia con sus entrenadores en temporadas anteriores, parece que el miedo a complicarse la permanencia una vez diseñado su plan de expansión por Asia (sin entrar a mentar lo obvio, su asentamiento dentro de la Liga BBVA) les ha dirigido a adoptar decisiones contradictorias para con su filosofía de gestión y que, a bote pronto, podrían 'dar la razón' a lo que vemos habitualmente como recurso: cambiar de entrenador en busca de cambiar una dinámica negativa. En este caso se barajaron unos nombres que, atendiendo a sus libretos, podían dar la sensación de bandazos y el que finalmente haya sido Miguel Ángel Lotina el elegido, puede dejar claro que parte del problema este año del equipo amarillo, a parte de las lesiones de sus hombres clave, ha sido mental. Porque el técnico de Meñaka se ha caracterizado, entre otras cosas, por ser un hombre de crudeza verbal, que se agradece en las ruedas de prensa, pero que también le ha metido en algún lío, sobre todo en sus últimos días al frente del Deportivo al que no pudo salvar la temporada pasada.

Ese ha sido el principal recuerdo que se ha rescatado del técnico, que se moría por volver a entrenar pero que desde el final de esa Liga, no había ocupado banquillo alguno. Lejos queda el recuerdo de su Numancia 'matagigantes' al que llevó de 2ªB a Primera (en dos etapas) o de su EuroCelta o su Espanyol campeón de Copa en 2006. Aunque después de aquel éxito, es complicado encontrar grandes éxitos si sumanos al descenso del Depor otro con la Real Sociedad.

Lo que queda claro, siguiendo la trayectoria del entrenador vasco, es que ha aprendido a sufrir por la permanencia y a trabajar con pocos recursos, algo que no dista mucho de lo que le ofrece el Villarreal y donde tampoco le exigirán el juego exquisito de otros años siempre y cuando saque los resultados cuanto antes... y el miércoles recibe al Real Madrid.

La vuelta de Lotina unida a la que se produjo hace unas semanas con Clemente deja clara una cosa, que cuando las cosas se ponen complicadas, la Liga recurre a 'perros viejos', entrenadores con mejores dotes motivacionales que libreta de jugadas y que ahí estarán siempre disponibles para las misiones de alto riesgo ante las que entrenadores con más recursos de pizarra no parecen querer enfrentarse. Y es que los finales de liga en la parte baja de la tabla son más pruebas de dureza mental que de virtudes con la pelota en los pies.

LA APUESTA del día

Chelsea y Arsenal disputarán mañana martes, a las 21:15 de la noche, uno de los encuentros de la jornada 24 de la Premier League

 

Artículos destacados

Comentarios recientes