Batalla por la cuarta posición

Hasta seis equipos pelean por lograrla

Los seis equipos que van a estar en la pelea Los seis equipos que van a estar en la pelea

Cuenta la leyenda que existía una liga en la que todos partían con la misma ventaja, que cualquier equipo podía vencer a cualquiera, fuera cuál fuera su nivel. Leyenda pasada, perdida en un hueco infinito al que nadie tiene valor de asomarse.

Hoy en día afirman que es un campeonato bipolar, con dos claros grupos: los grandes y los pequeños. Actualmente no existen equipos intermedios que puedan complicar la vida a las potencias futbolísticas a nivel nacional, al menos es lo que se pretende vender.

Un calificativo tan directo y molesto para la cordialidad como mierda fue lo que el Presidente del Sevilla, José María del Nido, afirmó que era la presente temporada de la Liga BBVA. Las evidentes, claras y preocupantes diferencias presupuestarias en materia de derechos de televisión presentaron desde la primera jornada (que fue la segunda por motivos de parón del sindicato de jugadores) una liga desigual.

Teniendo en cuenta que existe un campeonato bipolar, partido, puede decirse que existen dos campeonatos. El Real Madrid lidera el de los grandes, aventajando en siete puntos al segundo clasificado Barcelona. Por su parte, el resto de equipos, presentan una liga igualada, tanto por la zona alta en puestos europeos como en la siempre caliente zona de descenso.


Los puestos que dan derecho a disputar competiciones europeas, dispuestos desde la tercera posición hasta la sexta (sumando las dos primeras posiciones que dan la clasificación directa y que está monopolizada por los dos grandes), son los que más guerra en lo que a igualdad e incertidumbre final se refiere están ofreciendo. Quizás la tercera plaza comience a dejar claros síntomas de cómo pueden acabar las cosas, ya que el Valencia de Unai Emery es tercero a cinco puntos del cuarto y sus aspiraciones de quedarse en dicha posición van bien encaminadas por su regularidad desde el comienzo de Liga BBVA.

La cuarta posición es la que más vibrante se presenta, la que más dudas ofrece, ya que son hasta seis equipos los que se encuentran peleando actualmente por lograr entrar en la ansiada plaza y certificar una clasificación para la máxima competición continental.


Tras 21 jornadas ligueras disputadas sigue en pie el papel de revelación del Levante, quien se encuentra sorprendentemente en la cuarta posición. Sin embargo, el comienzo de año 2012 comienza a dejar claro que sus minutos como cuarto clasificado están contados. Más teniendo en cuenta que sus rivales que vienen por detrás vienen pisando muy fuerte y van a poner muy caro la permanencia europea a una plantilla limitada. Un gran comienzo de temporada de los de Juan Ignacio Martínez hizo que se convirtieran cada semana que pasaba en mayor sorpresa. El comienzo de año está siendo negativo, lejos de las primeras jornadas, pero pese a ello siguen cuartos. La plantilla granota es consciente de que su objetivo primordial no es Europa, pero mientras sigan en puestos altos de la tabla querrá decir que estarán cerca de cumplir el objetivo de la permanencia.


Justo por detrás se encuentra otra de las gratas sorpresas de la temporada. El Espanyol de Mauricio Pochettino se encuentra en la quinta posición empatados a 32 puntos con el Levante. Una campaña inesperada a la vez que gratificante en Cornellà-el Prat que, tal y como pasan las semanas, el sueño de jugar la UEFA Champions League, o en su defecto la UEFA Europa League, comienza a despertar un mayor gusanillo. Una auténtica prueba de fuego como la que disputaron el pasado sábado en San Mamés ante un rival directo por los puestos europeos en estos momentos no supuso mayor problema y los blanquiazules supieron sacar provecho y volvieron a Barcelona con un punto que bien sirve para seguir ilusionando a una afición que ha sufrido en exceso durante las últimas temporadas.


Marcelo Bielsa llegó de la mano de Urrutia el pasado verano a Bilbao para hacer del Athletic de Bilbao un equipo competitivo, capaz de poner en apuros al más duro de los rivales. Algunos como el Barcelona en Liga BBVA o el Paris Saint Germain en la UEFA Europa League ya han sufrido el poderío ofensivo de una plantilla joven pero que cuenta con un potencial casi sobrenatural. Jugadores como Iker Muniain, Javi Martínez, Ander Herrera o Gaizka Toquero son los complementos ideales a un auténtico killer del área como es Fernando Llorente. Quizás se estén caracterizando por una irregularidad en casa que les está privando de estar claramente en puestos de Liga de Campeones. Pero en el fútbol, como en todos los ámbitos de la vida, los errores se pagan y el conjunto de San Mamés peca en ocasiones de inocente cuando debe maquillar resultados en casa, perdona y el rival acaba pescando en la Catedral. Pese a ello están llamados a ser uno de los equipos que en el tramo final estarán peleando seriamente por la cuarta plaza.


Empatados a puntos con el conjunto vasco se encuentra el Atlético de Madrid. El eterno equipo a hacer grandes cosas y un experto en fracasos deportivos en los últimos años que acaba con la afición girada hacia el palco y pidiendo dimisiones. Una temporada, como viene siendo tradición, movidita, con la destitución de Gregorio Manzano y la marcha en el mercado de invierno de José Antonio Reyes (cerrando el círculo del último doblete europeo tras la marcha de Sergio Agüero, Diego Forlán, Jurado o David De Gea, entre otros). Llegaba un ídolo al banquillo, Diego Pablo Simeone, que lo haría bajo la esperanza de asignar un extra de carácter, personalidad y moral. Por el momento lo está logrando. El técnico argentino no conoce la derrota desde su vuelta al Vicente Calderón y suma tres victorias y dos empates, el último frente al Valencia en un encuentro entre conjuntos que estarán seguramente en la pelea europea.


Un proyecto formado a base de talonario, casi poco ético teniendo en cuenta la crisis que tanto afecta al país, pero que intentó con fichajes como Van Nistelrooy, Santi Cazorla o Joaquín Sánchez aspirar a los puestos europeos. Quizás la temporada del Málaga esté siendo algo irregular, decepcionante incluso teniendo en cuenta las ilusiones puestas en La Rosaleda. Pese a ello se encuentran en la octava posición, y depende de ellos y de sacar adelante resultados positivos estar presentes la próxima temporada en puestos europeos y, quien sabe, poseer en sus dominios una cuarta plaza que se presenta más que interesante.

Seis equipos aspirantes a dos plazas que, teniendo en cuenta la supremacía y el nivel del Valencia en la tercera posición, podría resumirse todo a tan solo una posición para cinco equipos como son Levante, Espanyol, Athletic de Bilbao, Atlético de Madrid y Málaga. Quizás suene cómico contar con el conjunto del Ciutat de València, pero siguen pasando las jornadas y los granotas permanecen arriba en la tabla.

Se habla de un campeonato roto, pero en la liga de los pobres, de los que viven en el pueblo llano, se presenta una batalla deportiva más que interesante y emocionante.

LA APUESTA del día

Real Madrid y Real Valladolid se citarán en la segunda jornada de la Liga Santander. El duelo se jugará a las 19:00 horas en el Bernabéu.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter