Copa África 2012: Libia tras la Batalla de Trípoli

'No sólo es para el éxito del fútbol, sino para un nuevo gobierno y un nuevo país'

Libia celebra tras su primer partido tras la era Gaddafi/lainformacion.com Libia celebra tras su primer partido tras la era Gaddafi/lainformacion.com

Uno de los puntos calientes durante el año pasado fue Libia. El país pasó de ver cómo se iniciaba una revuelta popular a observar atónitos como Gaddafi, el que había sido líder incontestable durante más de cuarenta años, caía y se dejaba la vida ante los revolucionarios que apoyados por las Naciones Unidas y ante la mirada de medio mundo ponía fin a una de las dictaduras que más debería hacernos reflexionar sobre cómo está dirigido el mundo.

Y entre medias de todo lo que supone un país en guerra, la selección nacional avanzaba a través de la clasificación de la Copa África 2012. Encuadrada en el Grupo C junto a Zambia, Mozambique y Comoras no era arriesgado pensar en que, como acabó sucediendo, pudiera juntar puntos suficientes como para poder luchar, aunque sea, por ser una de las mejores segundas y llegar así a su tercer fase final de una CAN después de la de 1982 (que hospedó y subcampeonó) y la más reciente en 2006 donde no pasó de la primera fase.

Aunque todo el conflicto bélico y social que se vivían en las calles no invitaban más que a pensar que el fútbol era la menor de las preocupaciones de personas que pensaban, luchaban y se defendían día tras día.

También la decisión de 'sacar' los partidos de la selección por motivos de seguridad del país invitaba a pensar que el equipo se podría llegar a sentir solo o apartado. Pero nada más lejos de la realidad. Los jugadores dirigidos por el brasileño Paquetá (quien dejó de cobrar casi de modo paralelo al que se inició todo) se hicieron fuertes en el exhilio. Dos partidos jugaron lejos de Tripoli, el primero en Bamako (Mali) a varios miles de kilómetros de casa donde pasaron por encima de las Comoras y cerraron el partido con un claro 3-0. No pudieron, eso sí, en su visita a Mitsamiouli, perdiendo dos puntos que casi tenían en el bolsillo encajando un gol en la recta final del partido ante Comoras que si bien al final hizo de ese punto clave se presentaba como una oportunidad perdida de sumar puntos de cara a la clasificación como mejor segundo.

Así, parecía que el destino quería que el histórico partido entre Libia y Mozambique tenía que recibir su pizca de épica con el segundo exhilio. Esta vez fue más cerca de casa, en Katameya, periferia de El Cairo pocos días después del fin de la guerra, del fin de la era Gaddafi y con el país un tanto desorientado, como quien se despierta cuando abren una ventana en una habitación oscura.

Para aquel partido, Paquetá apeló al lado sentimental de sus internacionales, señalándolos como los nuevos líderes para un pueblo que necesitaba un ejemplo positivo en los primeros pasos hacia una nueva era.

Bajo una nueva bandera, con una nueva camiseta, Egipto, que también había vivido su revolución hacia un futuro mejor, vio el nacimiento de la nueva Libia que con este gol Djamal Mahamat daba un paso casi definitivo para la Copa África.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=0BewCHo8N8U align:center]

Gracias a ese resultado y a los que se producirían en la última jornada en otros grupos, el partido final ante Zambia se presentaba como una fiesta en la que el empate clasificaba a ambos conjuntos y permitió a la selección de 'la nueva' Libia erigirse finalmente como la segunda gran alegría, la primera que no tiene relación directa con los acontecimientos bélico-políticos, para un pueblo que espera ansioso ver cómo pasean su nueva bandera por el máximo torneo entre selecciones de África.

LA APUESTA del día

Chile y Uruguay se citarán para disputar la tercera jornada de la Copa América. El duelo se jugará a las 01:00 horas en Maracaná.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter