El futbol de Corea del Norte y la vida sin Kim Yong-Il

La Selección de Corea del Norte no vive sus mejor momento

Kim Yong-Il, el “Querido Líder” norcoreano ha fallecido. Tras 18 años en el poder, el dictador sufrió un ataque al corazón el pasado día 17 de diciembre de 2011 mientras viajaba en tren, pero no ha sido hasta dos días después cuando se ha dado la noticia. Con la incertidumbre que rodea siempre al país asiático y sin saber a ciencia cierta qué rumbo tomará “Best Korea”, el futbol nacional se paraliza. ¿Qué será ahora de su destino tras haber fallecido uno de los talismanes de la Selección?

Obviando la tragedia política y social en la que está sumido el país tras la terrible dictadura sufrida, la realidad futbolística del país es que la Selección de Futbol de Corea del Norte no pasa por su mejor momento. Tras haber sorprendido a propios y extraños con su clasificación para el Mundial 2010, los “chollima” no cuentan con opciones de clasificarse para el Mundial 2014 desde el pasado 11 de noviembre, al caer en la primera ronda que participaba. Olvidó a las primeras de cambio en sueño la posibilidad volver a una Copa Mundial por tercera vez, segunda consecutiva. Tal vez esta temprana y sorprendente eliminación fue uno de los peores presagios de que algo estaba pasando en Corea del Norte. Y es que en vida de Kim Yong-Il, el futbol norcoreano vivió la mejor etapa de su vida. ¿Logrará sobreponerse?

Desde el final de la II Guerra Mundial, Corea del Norte es un enigmático país. Fuera de todo orden mundial y archienemigo de Estados Unidos, en continuas disputas con Corea del Sur desde 1950 y sin imágenes desde dentro salvo la que nos llegan a través del propio gobierno sobre desfiles militares y otros actos multitudinarios, mantiene en vilo al planeta con sus ya recurrentes amenazas de bombas nucleares, químicas y material bélico de todo tipo. Sin embargo, hasta en 2 ocasiones su selección de futbol ha logrado colarse entre las mejores del planeta y disputar una Copa Mundial de fútbol, ambas ocasiones con Kim Yong-Il en vida:

La primera vez fue en 1966. Corea del Norte se presentó al Mundial de Inglaterra con 22 gladiadores, la mayoría de ellos militares y no profesionales del fútbol. 22 futbolistas dirigidos por el ex futbolista Rye Hyun Myung. Fueron seleccionados a dedo por el padre de Kim Yong-Il, Kim Il-Sung y la única misión que tenían era conseguir ganar un partido que alentara a la pobre sociedad norcoreana, alejada del mundo exterior a consecuencia de la Guerra Fría y la terrible dictadura a la que eran sometidos. Y efectivamente, lograron ganar 1 partido, el mítico encuentro en Middlesbrough frente a la siempre poderosa Italia por 1-0 con el famoso gol de Pak Do-ik, batiendo 2 hitos históricos para el futbol asiático: fue la primera selección asiática que ganó a una europea y también la primera asiática en clasificarse para los octavos de final de un Mundial de futbol. Sin duda hicieron honor al sobrenombre que siempre les acompañaba, los Chollimas, un caballo alado mítico que puebla en forma de estatuas la ciudad de Pyongyang. Además, aquel partido mandaba para casa a Italia que completó un desastroso Mundial al no pasar de la primera fase. Para el recuerdo siempre quedará la acusación Italiana de que los norcoreanos habían cambiado a todo el equipo tras el descanso pues resultaba increíble la capacidad física que demostraron los futbolistas asiáticos. Nadie encontraba explicación a aquella trabajada victoria

En octavos de final los Chollimas ya eran la auténtica revelación del torneo, pero cayeron contundentemente frente a Portugal de Eusebio por 5-3, pese a ir ganando 0-3 en los primeros 25 minutos de partido. Fue su gran y gloriosa participación mundialista pero no la única. La otra, desastrosa y vergonzosa, la otra cara de la moneda, llegó en 2010.

Tras una clasificación casi impecable, Corea del Norte se clasificó para Sudáfrica 2010 y el ahora difunto Kim Yong-Il en el poder tras la muerte de su padre, quiso motivar a sus jugadores de la misma manera que lo hiciera su progenitor: defender el honor del país y ganar 1 partido. Sin embargo, los malos resultados cosechados (2-1 frente a Brasil, 3-0 frente a Costa de Marfil y sobretodo el 7-0 cosechado frente a Portugal en lo que fue considerado en la previa como la revancha del partido de 1966) desataron la furia de Kim Yong-Il, que sometió a escarnio público a la Selección dejando a los seleccionados 6 horas en posición de firmes frente al Palacio de la Cultura Popular de la capital Pyongyang mientras eran increpados uno a uno por 400 funcionarios del régimen. Por si fuera poco, el seleccionador Kim Jong-hun fue reconvertido a obrero de la construcción y condenado a obras forzosas por haber traicionado el régimen del “Querido Líder”.

Ahora, con la muerte del Emperador y con la Selección Nacional fuera del Mundial 2014, por delante sólo queda el objetivo de defender el título en la Copa AFC Challenge 2012 y disfrutar con las andanzas de Jong Tae-Se en el Bochum alemán. Además, tienen el deber y el honor de defender en el partido frente a Tayikistán de Enero su actual título de Campeón del Mundo No Oficial conseguido al derrotar a Japón en Noviembre. No será ya bajo el mandato del dictador fallecido y veremos qué rumbo toma el fútbol norcoreano. Difícil panorama a la vista…

LA APUESTA del día

Vasco de Gama y Atlético Paranaense se medirán en la jornada 34 del Brasileirao. El duelo se jugará a las 22:30 horas en Sao Januario.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter