El peor once de la historia del FC Barcelona

Los peores futbolistas de la historia del FC Barcelona

Amunike aprueba este artículo Amunike aprueba este artículo

Peor once de la historia del Barcelona

Angoy, Barcelona

Jesús Mariano Angoy:Jesús Mariano Angoy nació un 22 de Mayo de 1966 en Alagón, provincia de Zaragoza. Perteneció al Barcelona desde mediados los 80, siendo cedido al Logroñés la temporada 89-90, donde jugó 3 partidos. Tras esta exitosa(?) campaña, volvió a la Ciudad Condal donde permaneció en el equipo 3 temporadas gracias a sus dotes como yerno del entrenador, el gran Johan Cruyff, hasta la temporada 1994-1995. En esa misma temporadam el por aquel entonces portero del Barcelona, Busquets, se lesionó de gravedad por lo que se presentó la oportunidad de su vida para los 2 porteros suplentes: Lopetegui y Angoy. Misteriosamente, Angoy fue el primer elegido y favorito para su entrenador-suegro, elección seguramente planteada y debatida en numerosas comidas familiares. Jugó 4 partidos, los necesarios para que Cruyff se diera cuenta que su puesto como entrenador era más importante que la familia y lo relegara otra vez al banquillo. La siguiente temporada, la 95/96, fue la última de Cruyff como entrenador blaugrana y también la última de Angoy como futbolista ya que, coincidencias, al irse su suegro del equipo él decidió retirarse del futbol, pese a contar con apenas 30 años (al menos tenía dignidad)

Pero Angoy y sus 30 años no se podían quedar quietos, así que fichó por los Barcelona Dragons, equipo de futbol americano, como "kicker" (chutador). En los 7 años que estuvo en el equipo (1996-2003) sorprendió a propios, extraños y suegros y acabó haciendo historia ya que se retiró como el segundo máximo goleador de la liga europea de futbol americano con 328 puntos, llegando a tener incluso sobre la mesa una oferta para jugar en la glamourosa e importante liga NFL americana por parte de los Denver Broncos (la cual rechazó porque no quería ser suplente).

Una vez retirado, y con 40 años, estuvo un corto periodo de tiempo jugando en el Europa, equipo de futbol de Cataluña que suele militar en 3ª división o inferiores, al lesionarse el portero titular. Se mantenía en forma jugando de delantero centro el equipo de veteranos del F.C. Barcelona

Okunowo, BarcelonaSamuel Okunowo: Samuel Okunowo nació un 1 de Marzo de 1979 en Ibadán, Nigeria. Comenzó a jugar en el Liberty Youth Club de Ibadán pero pronto despuntó y fichó por el equipo grande de su ciudad, el Shooting Stars. Fue convocado con la Selección nigeriana sub16 y con menos de 18 años ya había debutado con la Selección Absoluta. Pero la gran suerte de su vida llegó en forma de torneo sub 17 con Nigeria en Portugal. Oriol Tort y Martín Vilaseca, ojeadores del Barça, estaban siguiendo el torneo y pasaron un informe de Samuel Okunowo a Serra Ferrer, director de la cantera blaugrana, quien dio el visto bueno al fichaje y lo trasladó a Barcelona.

Llegó lesionado a Can Barça en lo que parecía ser una premonición de lo que iba a ser su vida futbolística. Estuvo a prueba unos meses y en Noviembre de 1998 se oficializó finalmente su fichaje. En principio iba a centrarse en el Barça B, pero su polivalencia (él se definía como centrocampista y pivote defensivo, pero solía jugar de central y de lateral derecho), la venta de Albert Ferrer al Chelsea y la poca confianza que Van Gaal tenía en Reiziger hicieron que Okunowo promocionara rápidamente al primer equipo, siendo fijo en las alineaciones de la temporada 98/99 pese a tener apenas 19 años.

Pronto, la presa deportiva culé lo encumbró y ensalzó su muy buena primera temporada en el equipo, que se saldó con la consecución del título de Liga. Ese sería el punto álgido de una carrera que, a partir de ahí, comenzó a torcerse al mismo tiempo que sus rodillas se rompían una y otra vez.

La temporada siguiente, Oku no contó tanto para Van Gaal y fue cedido al Benfica donde se lesionó de gravedad. Volvió a Barcelona, pero ya nunca más volvería a vestir la camiseta blaugrana. Pasó por el Badajoz, el Ionikos chipriota, el Dinamo de Bucarest, el KF Tirana de Albania, el Metaluhr Donetsk, Stal Alchevsk ucraniano, VB Sports de Islas Maldivas y en 2009 finalizó su carrera profesional en el Waltham Forest de octava división inglesa.

Como curiosidad, señalar que compartía representante con Luís Figo, José Veiga, y su salida del FC Barcelona tuvo que ser negociada por un socio de éste, ya que Veiga, como es natural, no era bien recibido en las oficinas blaugranas.

Mario ÁlvarezMario Álvarez: Mario Álvarez es el típico futbolista que llega a un equipo y dice… ¿y yo qué hago aquí? Pues eso casi textual es lo que dijo el lunes 11 de Agosto de 2003 cuando fue presentado como nuevo futbolista del FC Barcelona. “Sé que el Barça está lleno de estrellas y de entrada me voy a sentir algo raro, pero después seré uno más de ellos”. Llegó como apuesta personal de Eusebio y de Txiki Begiristain junto a Ronaldinho, Quaresma, Márquez y compañía. “Mario es lo que necesitábamos. Los demás fichajes han sido consensuados por el cuerpo técnico, pero Mario es una apuesta personal de Eusebio y mía”. Pues eso, la apuesta personal del director deportivo que no juega un partido oficial hasta 3 meses después frente al Panionios (“¡Mario juega!” titulaban los periódicos) y en Liga sólo jugó 1 partido, frente al Málaga, con resultado de 5-1 para el conjunto malacitano. A partir de ahí desapareció, aunque el Barça ejerció (incomprensiblemente) la opción de compra que tenía sobre él, cediéndolo a Valladolid y pasando más tarde a Recreativo, Getafe y Betis, donde se desempeña en la actualidad.

Christanval, BarcelonaPhilippe Christanval: Philippe Christanval, joya del futbol que nació el 31 de agosto de 1978 en París, Francia. Christanval llegó al formidable F.C. Barcelona de la temporada 2001-2002, entrenado por Rexach, junto a grandes como Petit, Dutruel, Rochemback, Geovanni y otros.

Comenzó a pegar patadas al balón en el Mónaco francés en la temporada 99/00 y permaneció hasta el año 2001 cuando al finalizar la temporada, fue fichado por el Barcelona por unos 17 millones de euros.

Pese al color de su piel, fue presentado como “el nuevo Blanc”, petición expresa de Rexach y que llegó contra viento y marea asegurando que “mi ídolo y modelo a seguir es Franz Beckembauer”. Además, su entrenador, seguramente crecido por las asombrosas medias que presentaba en los Pc Futbol de la época, decía de él: "remata bien de cabeza, tiene velocidad y conjuga elegancia con contundencia. Será bonito verlo jugar, porque se trata de un defensa que se incorpora al medio campo y es un jugador muy completo".

La primera temporada en "Can Barça", 01/02, se saldó con 23 partidos jugados y fue incluido en el equipo nacional de Francia para el Mundial de Corea y Japón 2002 donde Francia quedó eliminada en la primera ronda y Christanval disputó la nada desdeñable cifra de 0 partidos. La temporada siguiente se atrevió a decir “Este año mi prioridad es la selección francesa”, pues era considerado el sucesor de Lebouf y Blanc. Al final ni una cosa ni la otra pues sólo jugó 5 partidos con el Barça y desapareció de las convocatorias francesas. Eso sí, fue titular en la copa Catalunya y en todo amistoso que se precie.

Del Barça pasó a engañar al Olympique de Marsella, al Fulham inglés finalizando su carrera en el Blackburn Rovers, pasando más tarde a regentar una joyería, como buena joya del fútbol que era.

Bogarde, BarcelonaWinston Bogarde: Winston Bogarde (22 Octubre 1970, Rotterdam, Holanda), es uno de esos futbolistas que nunca pueden faltar en estos recopilatorios y que jugó en el recordado Barça de Van Gaal de las temporadas 98/99 y 99/00.

Pareció buen futbolista en el Ajax y ganó la Champions League 94/95 siendo más tarde vendido al Milan en 1997.

En el Milan, pese a apenas disputar encuentros en toda la temporada, fue convocado por el seleccionador holandés Guus Hiddink para el Mundial de Francia '98. En ese campeonato, jugó de manera sensacional, llegando a parecer, en ocasiones, un futbolista, lo que le permitió fichar por el Barcelona de Van Gaal en el invierno de 1997, ocupando la plaza del lesionado Amunike. En el Barça tuvo que cambiar su posición, de palo lateral izquierdo, a palo central, junto a Frank de Boer. En su primera temporada, nos siguió engañando a todos y completó una mediocre temporada, algo que estaba por encima de su nivel, sin lugar a dudas.

En la segunda, la 99/00, ya sabían todos de qué pie cojeaba. De hecho, en su última temporada en el Barcelona, fue sustituido en el minuto 20 de la primera parte de un intrascendente F.C. Barcelona-AEK de Atenas, de la Champions League. Pero si Bogarde será recordado en Can Barça fue por un encuentro contra el Racing de Santander, donde sacó una vez bien un fuera de juego, hizo un penalty y lo expulsaron en el minuto 60 de partido. Al finalizar la temporada, se fue al Chelsea inglés, no sin antes poner un anuncio de búsqueda de su cadera

Disputó 11 partidos en 4 años en Inglaterra, siendo relegado al equipo B e incluso al juvenil para humillación pública. Pero Bogarde se quedó en Londres pese a saber que no iba a jugar "porque el dinero que firmé en el contrato es mío, y hasta que no finalice, no me marcho del club". Palabras textuales. Así pues, permaneció en su casita cobrando y sin jugar. El día 14 de Mayo del 2004, Bogarde estrechó la mano de varios dirigentes del Chelsea y se largó. Había finalizado su contrato con el club londinense. "Posiblemente sea uno de los peores fichajes de la Historia de la Premier, pero me da igual"  y "si no hubiera sido futbolista, seguramente sería un criminal. Y uno de los grandes” fueron sus frases para el recuerdo. Actualmente trabaja para la Global Music Entertainment organizando concursos de rock.

Quaresma, BarcelonaRicardo Quaresma: Ricardo Quaresma es otro de esos futbolistas que se ganan a la prensa un par de años y a partir de ahí se dedica a vivir. Es lo que comúnmente se denomina “hacer un Recoba”, maestro y especialista en estas cosas. Suponemos que por algún tipo de estas cosas lo fichó el FC Barcelona en el verano de 2003, cuando apenas tenía 19 años. “El Harry Potter de Alvalade” como era conocido, llegó a Can Barça como “el otro Cristiano Ronaldo” decidido a comerse el mundo y demostrar de qué era capaz un representado de Jorge Mendes. Pues eso, llegó al Barça, anotó un golazo al Milan en pretemporada, jugó un Barça-Madrid, se cayó unas cuantas veces intentando hacer bicicletas, disparó unas cuantas veces a las nubes con todo a favor y Frank Rijkaard se olvidó de él. Todo en un par de meses.

Tal vez, de lo poco bueno que aportó fue que en su traspasó se incluyó la cesión de Rochemback al Sporting de Lisboa y un supuesto trato preferencial por Cristiano Ronaldo. Además, unas desafortunadas declaraciones en las que afirmaba que “Frank Rijkaard no habla conmigo” y desapareció completamente. Volvió a Portugal, triunfó(?) en el Oporto y jugó de nuevo en el Inter y en el Chelsea. Fracasó y ahora triunfa en el Besiktas. Le tenía miedo a los grandes… era el “Harry Potter” al que no le salieron sus trucos.

Rochemback, Barcelona

- Érase una vez un cañón-torpedero "tierra-aire", al más puro estilo Dejan Petkovic, que se hizo hombre. Cuenta la leyenda que fue creado por el ser humano en tiempos remotos como arma defensiva de la Tierra frente a posibles amenazas y, para no desatar sospechas, le dieron forma humana, le localizaron su arma en una pierna y lo soltaron libremente por el planeta. Era una máquina, "El Arma Definitiva"... Y le pusieron un nombre...

Fabio Rochemback: Fábio Rochemback, "el nuevo Neeskens" como le llamaban, nacido el 10 de Diciembre de 1981, en Soledade (hoy considerada Zona Cero tras la infancia de este hombre), Brasil. Ingresó en la fábrica de talentos del Internacional brasileño, en 1998, donde seguramente tuvo su primer encuentro espiritual-tántrico con los hombres que marcaron (y marcan) su estilo de juego, el gran Mark Lenders y el no menos grande, Adriano (Adriano versión PES 6)

A partir de esta serie de encuentros místicos, Fábio decidió que quería dejar de ser "El Arma Definitiva" y convertirse en futbolista profesional para darle una utilidad al torpedero que tenía por pierna. Lo que hacía diferente a Rochemback de Adriano o Mark Lenders, es que la potencia en el disparo sin lugar a dudas que la tenía pero debido seguramente a un error de programación, el control, la dirección, la puntería... brillaban por su ausencia.

Asi pues, en la temporada 2001-2002, mientras Rochemback seguía poniendo en peligro la integridad física y psicológica de los aficionados brasileños, y tras una dura negociación entre países, se produjo su destierro de Brasil para deportarlo a otro lugar bien lejano, concretamente Barcelona.

El Grandioso F.C. Barcelona de la 01/02 entrenado por Rexach lo fichó por 14 millones de Euros cuando contaba con apenas 19 años. A la parroquia blaugrana se le caía la baba con su nuevo jugador: Joven, fuerte, internacional absoluto con Brasil... Pero pronto comenzaron las dudas... Resultó ser un jugador animal, plano, que se movía por instintos... Cada acto sobre el terreno de juego era terrible, encarnizador, propio de una bestia, de una máquina, algo inhumano...

No pensaba, no razonaba, su nervio le podía, no veía un balón, veía un torpedo, no veía una portería, veía una diana... Sus botas eran de plomo para intentar controlarle el tiro demoledor que poseía en el cañón que tenía por pierna; sus músculos de hierro, incapaces de ser lesionados y capaces de derruir montañas; no le dejaban sacar de centro por temor a balonazos; no chutaba balones, disparaba misiles Tomahawk...

Era temido por todo guardameta, por las roturas de ligamentos que sobrevolaban las rodillas de los rivales cuando Rochemback les entraba; por los cámaras, reporteros y fotógrafos que iban a la guerra en vez de a un partido de futbol, por las vallas de publicidad...; era amado por los recoge-pelotas, por los taxistas que esperaban alguna bola caída del cielo, por los espectadores del tercer anfiteatro y odiado por Nike ya que cuando jugaba Fábio, perdían dinero debido a las pelotas que encalaba...

No había distancia de tiro lejana para él, 35 40 60 m... daba igual... Cuando le entraba la neura y se ponía nervioso reventaba la bola... Además, si levantaba la vista y no veía a nadie, nos deleitaba con un tiro poderosísimo que salía siempre desviado de la portería, lo que desesperaba al resto del equipo...

Como curiosidades, decir que fue sustituido por Van Gaal en el minuto 35 de la primera parte de un Barcelona 2 - Valencia 4, y en la rueda de prensa dijo el entrenador: "Rochemback tiene que imaginar porque un entrenador cambia a un jugador a los 35 minutos". Del Barça salió cuando se fichó a Quaresma y pasó por el Sporting de Lisboa, con el que perdió una final de UEFA, por el Middlesbrough, con el que perdió otra final de UEFA y por el Gremio brasileño, donde se desempeña en la actualidad y al parecer tiene problemas con la justicia por unas ilegales peleas de gallo. Impresionante.

Romerito, BarcelonaRomerito: Julio César Romero, “Romerito” (Paraguay, 1960) llegó a España para jugar un partido. Un no un partido cualquiera si no todo un Clásico del fútbol español: FC Barcelona – Real Madrid en el que el conjunto catalán necesitaba la victoria para acercarse a su eterno rival. Para ello, y tras la lesión de Bakero, Cruyff fichó con urgencia a este mediocampista paraguayo en 1989, el cual llegó como el revulsivo que necesitaba el Barça para poder ganarle al Madrid. “Si Dios y la Virgen de Caacupé quieren, debutaré el sábado y ganaremos al Madrid.” ¿Quién no iba a creer en él con semejante argumento? Todas las portadas de la semana fueron para él: “Romerito esto”, “Romerito, lo otro”… hasta que llegó el día del partido, el Clásico por el que Cruyff sentó a Gary Lineker para poner de titular a un paraguayo que defraudó en ese partido y en los otros 6 que jugaría. Eso si, se despidió anotando un gol en  el Camp Nou al Málaga, que fue celebrado “abrazándolo, como si de un ídolo legendario se tratara”. No era un ídolo, era el gran Romerito. Tras su paso por el Barcelona, siguió defraudando allá donde iba y se retiró en 1992, dedicándose desde entonces a la política y a un grupo de rock.

Amunike, BarcelonaEmmanuel Amunike: Imposible que no estuviera entre nuestros elegidos uno de los grandes, uno de los que le dan sentido a este once... uno de los básicos, sin dudas... Emmanuel Amunike, extraordinario hasta en el nombre.

Porque para empezar Amunike no es Amunike... era Amuneke. Además, y contrariamente a la creencia popular, Amunike no nació del semen de Zeus, ni fue concebido por el Fary y un tractor, ni es el padre de Luis Enrique... cuenta la leyenda que, tras haber sido anunciado como el nuevo Mesías Universal, nació en Belén Eze Obodo (Nigeria) un bienaventurado 25 de Diciembre de 1970, siendo su madre Virgen y su padre cornudo. A partir de ahí, comienza una Historia de Salvación. Decidió predicar por medio del balón y comenzó en el glorioso Concord FC siendo fichado en 1991 por el reconocido Julius Berger, ambos clubs nigerianos.

Evidentemente, un Mesías del Fútbol  como él necesitaba expandir fronteras, así que en 1991 fichó por el Zamalek egipcio evidentemente con la intención de que erigieran una Esfinge suya al lado de la original y crear la Dinastía Amunike. Como su capacidad futbolística no hacía sino mejorar y en Egipto hacía mucho calor y habían momias (?), fue fichado en 1994 por el Sporting de Lisboa, tras un buen Mundial '94 (en el que anotó 2), una excelente Copa de África '94 (que ganó) y ser nombrado Mejor Jugador Africano el mismo 1994

En Portugal se hizo toda una leyenda, incluso algunos aficionados lisboetas afirmaron que no fue Amunike, sino un ángel el que marcó el gol de la victoria del Sporting frente al eterno rival, el Benfica en esa Liga 94/95, pasando a ser adorado por la grada.

En esas estábamos cuando llegó el FC Barcelona de Bobby Robson (antiguo entrenador suyo en el Sporting de Lisboa) y se lo trajo para España el invierno de la temporada 96/97 (no sin antes pagar 500 millones de pesetas y blindarlo con una cláusula de 3.000 millones). Tanta insistencia estaba justificada, era un jugador capaz de sacar de banda a una distancia de 30 metros.

Tras firmar un contrato en el que se indicaba que si se lesionaba de gravedad durante los primeros 6 meses no se realizaría ningún pago al Sporting, Amunike disfrutó de la mayor continuidad que iba a tener en el club catalan, justo 6 meses y 19 partidos en los que anotó 1 gol. Además, ganó la final de Copa del 97 frente al Betis, donde dio un fenomenal pase a Luís Figo. 

A partir de aquí, 3 temporadas sin disputar un solo partido (97/98, 98/99 y 99/00) acabaron con la fulgurante carrera de "el nuevo Giggs" (Bobby Robson dixit)

La temporada 2000-2001, "la saeta negra" (como se autoapoda) descendió a los infiernos de la Segunda División para luchar contra el mal defendiendo la camiseta del Albacete, pero ya nada volvió a ser igual para Amunike. Se retiró al finalizar la temporada 03/04 defendiendo los colores del Al-Wihdat jordano, equipo al que había ido a predicar la Buena Nueva que desprendían sus botas.

A partir de entonces se dedicó a hacer anuncios con Renault bastante espectaculares…

 

Dugarry, Barcelona

Christophe Dugarry: Dugarry es de esos futbolistas fichados por expreso deseo del entrenador de turno y que a los dos meses ya está rajando de él. Calcado. Presentado como un auténtico crack junto a Dragan Ciric y Reiziger (“Ahora tocan cracks” titulaban los medios catalanes) y con un “el Barcelona es aún más grande que el Milán”, su club de procedencia, en la boca, se ganó al respetable fuera del terreno de juego. Porque en cuanto se le empezó a ver sus dotes futbolísticas desapareció del mundo barcelonista porque se llevaba mal con Van Gaal. Como quería jugar el Mundial ’98 se fue del Barça al Olympique de Marsella. de ahí al Mundial (que ganó), después al Girondins, pasó por el Birmingham y en 2004 se retiró  jugando en Catar con unas palabras que resumen su paso por este mundo balompédico: "No estoy hecho para este futbol. No le correspondo". Palabras textuales de Dugarry al retirarse mientras limpiaba tranquilamente en su casa el Mundial del 98 y la Eurocopa 2000.

Geovanni, BarcelonaGeovanni: “Centra como Figo y lanza las faltas como Rivaldo”. Palabra de Chus Pereda(dep). Con esta carta de presentación llegó Geovanni Deiberson (Brasil, 1980) a las puertas del Camp Nou en 2001, dispuesto a comerse el mundo y tras hacer las delicias de algún representante, pues como dijo el mismo Pereda, “lo podían haber fichado por 12 millones de dólares cuando han pagado 18”. Alguien se haría de oro… el caso es que entre su fichaje, el de Rochemback y el de Christanval el Barça se gastó 8.500 millones de pesetas dilapidando de esta manera la fuga de Figo al Real Madrid… y el rendimiento de los 3 no hacen uno bueno.

'Es un futbolista muy rápido en carrera, habilidoso, bastante goleador, capaz de recibir la pelota al pie o jugar con profundidad y que pude barrer el frente de ataque, aunque actúa normalmente por la banda derecha'. Añadiendo además: 'Es un jugador bonito de ver, espectacular, y que con Overmars en la otra banda, pueden hacer mucho daño a cualquier defensa'. Palabra de un Charly Rexach sobre su nuevo fichaje, al que Joan Gaspart no dudó en tildar como “futuro mejor jugador del mundo”.

Geovanni, en una buena pretemporada se ganó el respeto de la afición pero pronto lo perdió cuando sobre el terreno de juego no aportó absolutamente nada de lo que su desorbitado precio hacía parecer a la afición. Asi que en cuanto comenzó la temporada 02/03, el FC Barcelona ya se tenía aprendida la lección y apenas jugó 5 partidos. Salió del Barça por la puerta de atrás pero hay que reconocer que en otros equipos sí dio lo que se esperaba de él, sobretodo en el Hull City inglés. Actualmente se desempeña en el Vitoria brasileño.

También te puede interesar: EL PEOR ONCE DEL REAL MADRID

TODOS LOS ARTÍCULOS DEL OTRO CLÁSICO

Publicidad

Apuesta del día

Para este sábado nos fijamos en el partido de la Jornada 2 de la Premier League de Inglaterra entre el Everton y el Arsenal

Ver todas las apuestas del dia

Artículos destacados

Alineaciones probables y convocatorias de la Jornada 1 de la Liga BBVA 2014-2015

Todo lo que debes saber de los partidos que se disputarán durante esta semana en la Liga BBVA del fútbol español.

Todos los 'Ice Bucket Challenge' del fútbol

Repasamos todos aquellos que han aceptado el reto de echarse un cubo de agua congelada por encima con fines benéficos

Súper Atlético (1-0)

El Atlético de Madrid se ha proclamado campeón de la Supercopa de España tras vencer al Real Madrid en el Calderón

Menotti critica al Real Madrid por la posible venta de Di María

Menotti ha criticado al Real Madrid por la posible venta de Ángel Di María puesto que considera que priorizan vender camisetas

El Liverpool podría vestir New Balance la próxima temporada

Los equipos que visten Warrior pasarán a ser vestidos por New Balance tras la 'refundación' de la polémica marca deportiva

Buscando al nuevo nueve

El Valencia está trabajando en el fichaje de un delantero centro para coronar el ambicioso proyecto de Peter Lim en Mestalla

Comentarios recientes