LDU de Quito, siete finales internacionales en tres años

Buen juego y presencia en las grandes finales desde la capital ecuatoriana

Hernán Barcos celebra un tanto en Liniers anoche/vía televisionpe.com Hernán Barcos celebra un tanto en Liniers anoche/vía televisionpe.com

Anoche Liga de Quito remató a Vélez en Liniers y confirmó su pase a la final de la Copa Sudamericana de 2011 donde se las verá con la U de Chile o el Vasco de Gama, dos equipos que como los ecuatorianos, están en un buen momento de forma.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=KVF7XxJMRYU]

Y aunque los chilenos estén en un gran momento de forma, los brasileños tengan a varios jugadores a seguir y el ciclo Careca en Vélez parece que toca a su fin, hay que centrarse, indudablemente, en la buena salud deportiva que transmite Liga de Quito en el último lustro si hablamos, en concreto de las competiciones internacionales, donde, tras el billete conseguido ayer, disputará su séptima final en los últimos tres años. Algo sorprendente en el fútbol moderno, a pesar de los calendarios tan cargados.

El ciclo empezó en 2008, cuando alcanzó la final de la Copa Libertadores. Durante su camino se cargó a tres equipos argentinos: Arsenal en el Grupo 8, a Estudiantes en Octavos y a San Lorenzo en Cuartos. No fue un camino fácil, desde luego, y la ajustadísima semifinal ante América de México (se decidió por los goles como visitantes tras dos empates) presentó al equipo del argentino Bauzá en la final ante el Fluminense (quien le había superado en la fase de grupos quedando en primer lugar) de Thiago Neves, Arouca, Conca y Thiago Silva.

Aquella final, a doble partido donde los goles fuera no contaban doble, se decidió desde el punto de penalty donde Joffre Guerrón, a la postre elegido mejor jugador de aquel torneo, anotó el gol de la victoria final.

Unos meses después, aquella victoria en Libertadores, le permitió participar en el Mundial de Clubes en Japón donde volvió a alcanzar la final tras eliminar en la semifinal al Pachuca mexicano pero, donde a pesar de plantar cara al Manchester United no pudo lograr la victoria, cayendo por 1-0, pero dando una gran imagen en sus dos partidos en tierras niponas.

Casi un año después de su éxito sin precedentes en la Libertadores, jugó la Recopa Sudamericana ante el Inter de Porto Alegre (la versión CONMEBOL de la Supercopa de Europa). Si bien esta competición consta de una única ronda final entre dos campeones, a efectos prácticos, la consideraremos como una final. Y a pesar de tener en frente a un gran rival, le ganó en buen alid, tomando ventaja en Brasil y goleándolo en Quito por 3-0.

Otro título internacional para el equipo pasó de ser dirigido por Bauzá a las manos del uruguayo Jorge Fossati.

Aquella temporada la competición internacional en disputa fue la Copa Sudamericana donde tuvo un transcurrir similar al de la Libertadores de un año antes. Se encontró con dos equipos argentinos a los que dejó en el camino, Lanús en Octavos y a San Lorenzo de nuevo en Cuartos. En la semifinal se encontró a la reveleción de aquella temporada: el River uruguayo de Carrasco, que había regalado grandes partidos con su estilo ultra ofensivo. La cosa se puso complicada en la ida con la victoria de los uruguayos por 2-1, pero en la vuelta, los ecuatorianos fueron un huracán que pasó por encima de River...

[video:http://www.youtube.com/watch?v=dmExCfBd8xk]

En la final, también hubo repetición de la historia. Fue el Fluminense brasileño, lo que provocó una previa centrada en la revancha por la final de la Libertadores del año anterior, pero poco o nada tuvo que ver con aquella doble final. En la ida, guiados por el acierto goelador de Edison Méndez que logró un hattrick, sentenciaron la final aplicándole un duro correctivo al equipo de 'Cuca' venciéndolo por 5-1.

Hubo muchas esperanzas de voltear el partido en Maracaná y a punto estuvieron de lograrlo, pero el 3-0 final no alcanzó y Liga de Quito volvió a levantar una copa internacional ante el Flu.

Y ese nuevo éxito le llevó a jugar una competición casi desconocida, pero que da buena muestra de las buenas relaciones de la CONMEBOL con el fútbol japonés. La Copa Suruga Bank enfrenta antes del inicio de la temporada en Japón al campeón de la Liga de la campaña anterior contra el campeón de la Sudamericana. Un torneo comercial con la intención de fomentar el fútbol en el país del sol naciente trayendo a campeones sudamericanos, pero que goza de caracter oficial.

Aunque no fue tomado muy en serio por los campeones ecuatorianos que no fueron capaces de hacer ni un gol al FC Tokio y cayeron en los penalties, añadiendo una nueva final a su palmarés, pero perdiendo la oportunidad de levantar un nuevo título intercontinental.

Quizás el motivo de la poca dedicación en ese partido era la preparación para un nuevo asalto a la Recopa Sudamericana, donde el rival era temible, Estudiantes de La Plata capitaneado por Verón y dirigido por Sabella. Y Liga de Quito sacó lo mejor del repertorio para ser superiores en la ida (2-1) y aguantar estoicamente en su visita a Argentina arrancando un empate a cero que les valió para llevarse el título.

Ahora tiene una nueva oportunidad de prolongar su dominio del fútbol CONMEBOL con una nueva final, que tomen nota chilenos y brasileros, que la Liga está enrachada.

LA APUESTA del día

Tenerife y Real Oviedo se medirán en la jornada 40 de LaLiga 1|2|3. El duelo se jugará a las 18:00 horas en el Heliodoro Rodríguez.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter