La primera victoria de Samoa

Primera victoria de la peor selección del mundo

Himno samoano/vía fifa.com Himno samoano/vía fifa.com

A los aficionados al fútbol les seducen mucho las historias. Pero las historias de los ganadores, de los éxitos y, en el mejor de los casos, cómo se supera una adversidad para lograr el triunfo final. Son las que con más facilidad se pueden vender y las que mejor se pueden usar para ejemplificar las virtudes del deporte.

Pero a la sombra de los triunfadores viven los que rara es la vez que pueden ocupar un titular en un espacio informativo por algún motivo positivo o, por lo menos, ser el rival vencido.

Hasta hace unas horas la selección de Samoa Americana tenía un triste sitio en la historia. Había sido la selección nacional que, en partido oficial, había encajado la mayor derrota en la historia. Fue un once de abril de 2001, cuando Australia todavía estaba afiliada a la Confedereación de Oceanía y se jugaba por un puesto en el Mundial de 2002 en Japón y Corea.

El partido, a parte de dejar para la historia un humillante marcador y a Archie Thompson como el jugador que más goles ha metido en un partido (13), dejó una de las historias más duras ligadas a un vencido. Nicky Salapu fue el portero de Samoa aquella noche la noche de la treintena de goles. Paró algún balón con cierta habilidad pero dejó mucho que desear en otras anotaciones australianas. Y a pesar de que el seleccionador de Samoa, Tunoa Lui, le señaló como uno de los jugdores más destacados de su equipo ya no sólo por los goles que salvó, sino por su entereza para 'acabar un partido que muchos no hubieran acabado', el tercer partido internacional de Salapu fue un punto de inflexión en su carrera como portero.

Tras ese jornada de clasificación (perdieron tres días después ante Tonga por 0-5) fueron varios los periodistas especializados interesados en hacer un perfil suyo para los medios, pero cuando llamaban a algún compañero para ponerse en contacto con él la respuesta era sorpredente: Salapu estaba en paradero desconocido, incluso había quien dudaba de que siguiera en el país. Lejos de haber sido culpado por la afición local, era la vergüenza lo que empujó al joven guardameta a llevar a cabo algo más que un retiro. Estuvo casi un año, según cuentan, en una zona deshabitada del país totalmente incomunicado, con el único fin de olvidar aquel partido maldito para él. Pero volvió, meses después, con la mente clara: esa derrota debía servir para marcar un punto de partida para hacer algo más por el fútbol en Samoa, un país pequeño, formado por siete islas, donde el rugby es la única pasión deportiva.

Ayer comenzó la fase de clasificación para el Mundial de 2014 en Oceanía y Nicky Salapu, diez años después, sigue defendidiendo la portería. A pesar de no jugar de manera profesional es el jugador con más internacionalidades de un país a la que le cuesta completar una convocatoria para cada partido de los que disputa. El rival era Tonga, a la que se había enfrentado en siete ocasiones desde que comenzó a disputar fases de clasificación para la Copa del Mundo. Esos siete partidos (como todos los jugados hasta entonces) se había contado por derrota... hasta el de ayer.

En el partido disputado en el Blatter Field Samoa venció por 2-1 a Tonga logrando así su primera victoria oficial.

Salapu vio recompensado su arranque de coraje cuando decidió volver para ofrecer un fútbol mejor a sus compatriotas y, además, no fue el único protagonista de este histórico encuentro. Ramin Ott abrió el marcador poco antes del descanso afianzándose como el máximo goleador de Samoa Americana con dos tantos.

Suyo fue el primer gol oficial de Samoa cuando convirtió un penalty en la derrota por 1- 9 ante Vanuatu.

También fue un partido especial para Johnny Saelu. El defensa fue el más joven en participar en la fase de clasificación del Mundial de Alemania con quince años y nueve meses. Fue el único partido que jugó como internaciona hasta que tomó parte en tres partidos clasificatorios para el Mundial de Sudáfrica. Anoche jugó su quinto partido internacional como titular asentado.

Saelu tiene una peculiaridad que dado el poco impacto del fútbol samoano en el mundo, no ha tenido mucha repercusión pero, hasta la fecha, con su debut hace ocho años, se convirtió en el primer jugador transexual (reconocido) de la historia.

Salapu, Ott y Saelu. Tres jugadores de fútbol semiamateurs disputando una fase de clasificación para el Mundial. Tres habitantes de un país que no llega a los setenta mil habitantes han conseguido que el mundo del fútbol se fije durante unas horas en la peor selección FIFA del momento. ¿Puede otra cosa que no sea el fútbol provocar algo parecido?

Publicidad

LA APUESTA del día

El Real Madrid abre el Bernabéu por primera vez en esta Liga, recibiendo a un Betis que salvó los muebles in extremis en la jornada 1.

Artículos destacados

Lo que echamos en falta en la lista de Del Bosque

La lista de los 23 convocados por el seleccionador español para los partidos ante Macedonia y Eslovaquia no termina de convencer a todos

Así serán los próximos 1.000 años de fútbol

Un aficionado del Football Manager ha simulado su partida hasta la temporada 3014/15 para descubrir cómo será el fútbol del próximo milenio

El año en el que Maradona estuvo entre Sheffield Utd. y Las Palmas

Mucho antes de deslumbrar al mundo con Argentinos Juniors y la selección, el Pelusa pudo haber fichado por estos dos modestos clubes

Leicester: La fórmula Ranieri

Analizamos los secretos del Leicester de Claudio Rainieri, el equipo que se ha confirmado como la gran sorpresa del arranque de la Premier League

Alineaciones probables y convocatorias de la Jornada 2 de la Liga BBVA 2015-2016

Todo lo que debes saber sobre los partidos que se disputarán durante este fin de semana en la Liga BBVA del fútbol español.

Cuando el Blackburn prefirió a Sherwood antes que a Zidane

De pocas decisiones se puede arrepentir un presidente de fútbol como de la que tomó Jack Walter rechazando a uno de los talentos de la década

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter