El Nápoles en Europa: De Zuppardi a Cavani

Miles de anécdotas riegan la presencia napolitana en competición europea

Maradona con el Nápoles Maradona con el Nápoles

Nápoles vive en situación de alerta permanente. Situada a mitad camino entre el monte Vesubio y los campos Flégreos, sus habitantes saben que en cualquier momento puede desencadenarse una tormenta de lava que sepulte a los más de tres millones de habitantes que viven alrededor de las zonas peligrosas. La mafia napolitana es otro de los motivos que hace que los napolitanos permanezcan atentos a cualquier movimiento sospechoso. Nápoles hace bueno el dicho de "tres ojos ven mas que dos" y es que la "camorra" ha estado desde el siglo XIV muy presente en sus vidas.

Los equipos de fútbol suelen heredar detalles del entorno donde juegan. Es fácil entender por que Brasil debe apostar siempre por un estilo alegre y vistoso; sus jugadores tratan a la pelota de la misma forma que ejecutan un paso de samba, sin complejos ni rígidas ataduras. Entender el estilo de un equipo como el Inter de Milán es fácil si analizamos el frio, competitivo y trabado camino que deben recorrer los milaneses para alcanzar sus objetivos. En un mundo globalizado como el actual, estos detalles son cada vez más pequeños pero Brasil no puede ser ni afrontar el juego como el Inter de Milán, de la misma forma que un brasileño, por regla general, no utilizará las artimañas de un italiano para llegar a la victoria.

El entorno napolitano es decisivo para entender la singularidad de su club de fútbol. En ningún sitio la pasión puede llegar a límites como los que se ponen en liza a pies del Vesubio. San Paolo es el escenario de la teatralidad mas exagerada que se puede encontrar en Italia. El fervor por su patrono, San Genaro, la devoción por Diego Armando Maradona o la aclamación pública de los clanes camorristas son dignas de cualquier melodramática melodía de una "canzone napolitana". Vida de extremos, estilo impredecible y estados de ánimo y confianza inestables. Todo eso es el SSC Napoli.

El Nápoles gana la copa de Italia en 1962. Esta victoria le permite disputar la Recopa de Europa, con lo que comenzará a escribir de esa forma su historia en las competiciones europeas. Su debut se produce en el país de Gales frente al Bangor City, que le sorprende en el partido de ida y le gana por 2-0. El Nápoles debe poner todo su espíritu en el encuentro de vuelta para empatar la eliminatoria venciendo 3-1 y consigue forzar el partido de desempate, que se juega en Londres y donde los italianos consiguen clasificarse gracias a un gol del argentino Giorgio Rosa a falta de cinco minutos.

Aquella primera presencia europea también necesitó de partidos de desempate en las dos siguientes rondas, despidiéndose los napolitanos de la competición en los cuartos de final frente al OFK de Belgrado.

Para el Nápoles, viajar a la ciudad de Burnley en 1967 no era mas que un trámite para pasar sin problemas la ronda de octavos de final de la copa de ferias de esa temporada. Con lo que no contaba el técnico del conjunto napolitano Enrico Zuppardi fue con los problemas que se iba a encontrar en el estadio Turf Moor.

Tanta fue la suficiencia con la que viajaron los italianos que Zuppardi manifestó antes de jugar : "Harris, Lochhead, Irvine y Turf Moor son nombres que no me suenan, pero estoy seguro de que son grandes jugadores". La prensa local se mostraba incrédula ante las declaraciones del entrenador del Nápoles... había incluido el nombre del estadio del Burnley en la lista de futbolistas rivales.

La prepotencia napolitana tuvo castigo sobre el campo, ya que los británicos endosaron un contundente 3-0 que prácticamente les clasificaba en medio de una batalla campal entre los futbolistas de los dos equipos. La dureza empleada por los defensas napolitanos fue propia de un fútbol de otra época y el partido de vuelta en San Paolo se presentaba con garantías de ser una auténtica guerra. El Nápoles y su público intentaron que el estadio fuese una caldera humana. La intención era remontar la eliminatoria a cualquier precio. La policía y el ejército tuvieron que intervenir para que el ambiente no se calentara mas de lo debido. El equipo de Zuppardi salió a por todas pero se encontró en la mayoría de sus acometidas con un inspiradísimo portero del Burnley, que tuvo su día e hizo que el marcador de San Paolo no se moviera; la eliminación del Nápoles se produjo, pero para los ingleses no iba a ser facil abandonar la ciudad del Vesubio. La decepcionada afición napolitana descargó su ira en la salida del Burnley del estadio. Su autobús fue objeto de todo tipo de tropelías y tan solo la intermediación del ejército consiguió que pudiesen abandonar la ciudad y llegar al aeropuerto.

La fama violenta de la afición del Nápoles corrió como un reguero por toda Europa y el club iba a pagar la vehemencia de sus seguidores. Un año más tarde de los acontecimientos citados, se presentó en San Paolo el actual campeón de la competición, el equipo inglés del Leeds United. En el encuentro de ida los británicos se habían impuesto por dos goles a cero pero su entrenador Don Revie avisó del peligro de jugarse una eliminatoria en territorio napolitano. Esta vez las cosas le salieron mejor a los italianos ya que consiguieron empatar la eliminatoria a cinco minutos del final y avanzaron en la competición gracias al lanzamiento de una moneda.

La mejor actuación del Nápoles en una competición europea hasta la llegada de Maradona, tuvo lugar en la Recopa de 1976-77. Un equipo formado en su totalidad por italianos iba a clasificarse a las semifinales de la competición tras derrotar en los cuartos de final al Slask Wroclaw polaco gracias a los goles de Giuseppe Massa y Luciano Chiarlugi. En el último asalto antes de la final, el Anderlecht de Rensenbrink fue un durísimo rival al que no pudieron superar en Bruselas tras derrotarlo 1-0 en el infierno de San Paolo.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=QGMaE2RWOjg]

No cabe duda que la llegada al club de Diego Armando Maradona en 1984 representa un antes y un después en la trayectoria del Nápoles, tanto en Italia como en las competiciones europeas. El Napoli de Maradona terminará triunfando en el viejo continente años después de la llegada del astro argentino, pero no será un camino fácil para un equipo que en pocos años se acostumbró a luchar mano a mano contra los poderosos clubes de la liga italiana.

En 1986 el equipo de Maradona es eliminado de la Copa de la Uefa en la tanda de penaltis frente al Tolouse francés. Es el primer revés para un conjunto que al término de esa temporada tocará la gloria con sus manos y se proclamará campeón de Italia por primera vez en sus 61 años de historia. Aquel triunfo permitió a los napolitanos jugar la competición más importante del continente al año siguiente: la Copa de Europa.

El caprichoso destino decide que el debut del equipo de Ottavio Bianchi en la Copa de Europa se produzca frente al club con más nombre e historia en la competición; en un escenario mítico como el Santiago Bernabéu y ante el Real Madrid los napolitanos intentarán representar con honor al fútbol italiano. El detalle anecdótico del partido fue que se jugó a puerta cerrada. Los españoles arrastraban una sanción que les obligó a disputar ese primer partido sin público.

Los italianos alinearon ese día a Garella, Ferrara, Ferriaro, Renica, Bruscolotti, Romano, Bagni, De Napoli, Sola, Giordano y Maradona... un equipo de garantías que nada tenía que envidiar a su rival, entrenado por el holandés Leo Beenhakker. Los dos goles del Madrid, obra de Michel y Tendillo, decidieron el encuentro y pusieron las cosas muy complicadas a su rival napolitano. El encuentro de vuelta tuvo poca historia y el Nápoles quedó eliminado por un global de 3-1.

Ataque histórico del Nápoles

El único trofeo europeo que campea en las vitrinas del Napoli a parte de la Copa Intertoto, es la Uefa conquistada en la temporada 1988-89. Tras un torneo casi perfecto en el que eliminan a la Juventus en cuartos de final gracias a un gol de Renica en la Prórroga, el Nápoles debe enfrentarse en semifinales a otro coloso del fútbol europeo, el Bayern de Munich. En una temporada difícil para Maradona y los suyos y en la que el Inter de Milán parecía un rival inalcanzable en la lucha por el Scudetto, la copa de la uefa es territorio para la proeza del Nápoles. Con el brasileño Careca como estrella, eliminan a los alemanes y ganan después la final frente a otro conjunto de la bundesliga; el correoso Stuttgart donde jugaban futbolistas como Gaudino o el esloveno Katanec. Maradona se corona de esa forma por primera y única vez en su carrera con un título europeo. La Copa de la Uefa de 1989 hará crecer el orgullo de San Paolo y será un acicate para volver a luchar al año siguiente por la Liga.

El mundial de Italia 90 es un punto de inflexión en la carrera de Diego Maradona y por extensión de su Nápoles. El partido de semifinales entre Italia y Argentina jugado en territorio napolitano, hace mucho daño a la imagen pública del argentino en el país transalpino. Maradona llega a pedir el apoyo del público de la ciudad donde residía para la selección argentina e incluso parte de los ultra radicales del club siguen su particular iniciativa. Pero Maradona está herido de muerte y muy pronto será el ídolo caido del fútbol mundial.

El Nápoles vuelve a la Copa de Europa en su condición de campeón de Italia. Uno de tantos escándalos protagonizados por Maradona en aquella época fue una escapada nocturna liderada por él, cuando el equipo se encuentra concentrado preparando la temporada.

El técnico del Nápoles, Alberto Bigón, deja al argentino al cargo de la plantilla cuando viaja a Hungría a espiar al primer rival de la Copa de Europa 90-91. Maradona hace caso omiso a su obligación de transmitir responsabilidad a la plantilla y organiza la salida nocturna por los alrededores del lugar de concentración. En el incidente se ven inmersos varios de los futbolistas más importantes de la plantilla. Primer escándalo de la temporada y sensación de que las cosas no marchan por el buen camino.

El 7 de Noviembre de 1990, el Nápoles queda eliminado de la Copa de Europa en el estadio del Spartak de Moscú. La tanda de penaltis frena en seco la trayectoria del conjunto napolitano, pero esa derrota puede que fuera la consecuencia del comportamiento poco profesional de la estrella del club. Cuando el equipo se dispone a viajar a la capital rusa, la ausencia de Maradona en el aeropuerto se hace palpable. La indignación de los dirigentes es muy grande; Maradona se ha quedado dormido y no responde a las llamadas. Cuando finalmente consiguen contactar con él ya es muy tarde para incorporarse a la expedición. Fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de una afición que admiraba a su estrella pero que empezaba a censurar su comportamiento. Diego viajó horas después y aterrizó en el aeropuerto de Moscú cansado y en pocas condiciones de jugar desde el inicio aquel partido.

La afición del Valencia recordará muy bien la siguiente incursión del Nápoles en las competiciones europeas.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=FA0AMnuQDAo]

Sin Maradona pero con un Uruguayo que estuvo en la agenda "ché" un par de veranos antes, Fonseca. El Nápoles golea a los valencianistas por un contundente 1-5 con los cinco tantos marcados por el "charrúa". El camino recorrido por los italianos aquel año fue corto y se diluyó de la misma forma que la figura de Diego abandonaba para siempre el firmamento napolitano. El París Saint Germain eliminaba al Nápoles en los dieciseisavos de final y ponía fin al recorrido que se inició en Valencia.

Casi 20 años mas tarde, el Nápoles juega la Champions League. Encuadrado en el grupo de la muerte, Alemania y el Bayern vuelven a cruzarse en su camino. Con una situación muy favorable y una mentalidad muy distinta a la que guió su historia, este puede ser el momento perfecto para volver a escribir su nombre con letras de oro en las estadísticas europeas.

LA APUESTA del día

Suecia y España se medirán en la octava jornada de la fase de clasificación. El duelo se jugará a las 20:45 horas en el Friends Arena.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter