La penitencia muscular de Robben

El holandés ha vuelto a lesionarse y no hay fecha para su regreso

Robben/lainformacion.com/Getty Images Robben/lainformacion.com/Getty Images

No hay peor cárcel que la del propio cuerpo. Arjen Robben lo sabe perfectamente. Es la realidad que vive desde hace años. El potencial del extremo holandés sufre encerrado en un físico frágil que le castiga con una perenne penitencia muscular y esta semana ha vuelto a actuar. Unas molestias en la ingle le han obligado a pasar por quirófano en una operación que no revestiría mayor importancia pero que en el caso de Robben ha provocado que salten las alarmas en el Bayern de Munich.

"Robben estará de baja varias semanas", informa el parte médico del conjunto bávaro. Una afirmación demasiado vaga que contrasta con la rígida exactitud que la sociedad germana, pero el historial médico de Robben impide marcar plazos de recuperación. "La situación es la siguiente: Robben necesita 14 días de reposo y después comenzará una nueva rehabilitación suave y entrenamiento progresivo", explican desde el club alemán.

Robben, lesionado con el Bayern de Munich

Esta nueva lesión es solo una extensión de la penitencia física que impide a Arjen Robben terminar de consumarse como uno de los mejores jugadores del mundo. Los problemas físicos han estado presentes a lo largo de toda su carrera, atacándole cuando se encuentra en su mejor momento y obligándole a perderse partidos importantes, como sucedió durante el pasado Mundial de Sudáfrica, cuando se ausentó de los primeros encuentros por culpa de una lesión que se produjo días antes del arranque del torneo.

A sus 27 años, Robben cuenta con el historial médico de un jugador veterano. En el PSV Eindhoven sufrió constantes lesiones musculares. Ya en el Chelsea se le detectó un cáncer testicular. La temporada siguiente se rompió el quinto metatarsiano, y se lesionó el menisco externo de la rodilla. En el Real Madrid tampoco logró escapar de los problemas físicos y durante sus dos temporadas en el Santiago Bernabéu promedió una lesión cada cinco partidos.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=QKEYDbStbxk]

En el Bayern de Munich es donde más continuidad ha encontrado y lo agradeció llevando al equipo a la final de la Champions League durante la temporada 2009-2010. Atravesaba un gran estado de forma, pero su cuerpo no pudo soportarlo y volvió a romperse poco antes de la celebración del Mundial de Sudáfrica. Las dos últimas temporadas ha sufrido un goteo continuo de pequeñas lesiones que le han impedido encontrar su mejor forma y eso se ha traducido en el descenso de los guarismos del conjunto muniqués.

Este viernes Robben volvió a ser víctima de su penintencia muscular. Durante las "varias semanas" que estará alejado de los terrenos de juego se perderá como mínimo dos encuentros decisivos de Champions League contra el Nápoles y varios duelos de una Bundesliga que el Bayern de Munich necesita volver a ganar. El Allianz Arena le espera. El fútbol también.

LA APUESTA del día

Chelsea y Arsenal disputarán mañana martes, a las 21:15 de la noche, uno de los encuentros de la jornada 24 de la Premier League

 

Artículos destacados

Comentarios recientes